Cómo utilizar la solicitud de empleo para redactar un CV

tema 41

La solicitud de empleo es un formato universal muy utilizado en el medio laboral para iniciar un proceso de selección para un puesto. En algunos casos sustituye al currículum y en otros lo complementa. Es decir, habrá empresas que no te pidan CV sino esa solicitud, y otras que además de tu currículum, te pidan esta forma.

¿En qué son diferentes una de otra? La solicitud de empleo tiene una estructura definida y generalizada, es tal cual un formato que incluye tus datos personales, académicos y laborales. Generalmente el candidato la completa a mano.

Por otra parte el Currículum es un documento personalizado que puede tener diferentes formatos y extensión. Además de datos personales y laborales, incluye información clave sobre tu perfil profesional. En el CV se incluyen las actividades que has realizado en tus empleos anteriores, tus logros destacados, tus habilidades y conocimientos.

Las solicitudes de empleo genéricas las venden en cualquier papelería, aunque algunas empresas realizan su propio formato.

Si nunca he hecho un CV ¿me sirve la información de una solicitud de empleo? ¡Absolutamente! A continuación te mostramos cómo se ve una solicitud de empleo tradicional y señalamos las secciones que puedes utilizar para tu CV y las que debes omitir.

  1. Fotografía. Una buena foto puede darle personalidad a tu Currículum, sin duda puedes incluirla en tu CV, siempre y cuando sea formal.
  2. Datos Personales. En la solicitud se incluyen más datos personales de los necesarios para el CV, en este último basta con tu nombre, teléfono y correo electrónico.
  3. Documentación. Los datos de tu CURP, número de seguro social, RFC o Afore no es relevante en tu CV así que omítela. Si avanza tu proceso el reclutador te la pedirá.
  4. Estado de salud. En tu CV no es necesario, la mayoría de las empresas solicitan exámenes médicos más adelante.
  5. Datos Familiares. Definitivamente déjalos fuera de tu CV.
  6. Escolaridad. En el currículum interesa solo tu último grado de estudios, se considera un grave error de CV incluir datos académicos adicionales. Mejor deja fuera.
  7. Escolaridad. En el currículum interesa solo tu último grado de estudios, se considera un grave error de CV incluir datos académicos adicionales.
  8. Conocimientos generales. En la parte final de tu currículum es buena idea poner una sección llamada Conocimientos y Habilidades, incluye idiomas y programas de cómputo que manejas. Sí, pero…
  9. Referencias personales. Generalmente las referencias se solicitan cuando el proceso de selección avanza a tu favor, en el currículum no se recomienda ponerlas.
  10. Datos generales y económicos. El currículum es para hablar de tu perfil profesional, estos datos podrá preguntarlos el reclutador en la entrevista, pero no los incluyas en el CV.

Share Button

Confirmación de Referencias Laborales

tema 40

Al momento de iniciar un proceso de selección es muy importante contar con referencias laborales, ya que éstas son la única forma que tiene el empleador de verificar que la experiencia, las aptitudes y los logros relatados sean reales. Sin embargo, expertos señalan que 6 de cada 10 empleadores han rechazado a un candidato por una mala referencia laboral.

Para verificar los antecedentes laborales se deben realizar las siguientes tareas:

  1. En primer lugar se debe tener el consentimiento por escrito del candidato a ocupar un puesto ya que de otra manera se podría considerar acoso.
  2. La mayor parte de las empresas hacen la revisión vía telefónica y unos cuantos los hacen por escrito. Al parecer lo empleadores dan mayor credibilidad a las obtenidas vía telefónica.
  3. Para verificar las referencias hay que ponerse en contacto con un supervisor y realizar las preguntas necesarias para cotejar que el candidato cumple con el perfil estipulado en el análisis de puesto y en la tabla de decisión.
  4. Recabar los datos de la persona entrevistada es importante.
  5. Es recomendable tener una guía que le sirva de apoyo para verificar las referencias y asegurarse que quien realice la entrevista vía telefónica sea alguien capacitado para poder recabar información por este medio.
  6. La regla en estos casos es que no obtenga información que no utilizará.
  7. Explique con claridad los motivos de la investigación y asegure a su interlocutor que la información será manejada en forma confidencial y que tiene la autorización de la persona para realizar dicha búsqueda.
  8. Evite realizar preguntas tramposas o hipotéticas y cuestione únicamente sobre lo estipulado en el perfil del puesto.

Por otra parte en el caso de que a una empresa le soliciten información sobre su personal debería tomar en cuenta algunas recomendaciones:

  1. Antes de dar referencias de algún trabajador comuníquese con la empresa solicitante para verificar la validez de la solicitud.
  2. Solo conteste las preguntas que se le formulan, no dé información que no haya sido pedida.
  3. Advierta a su interlocutor que la información que proporcionará es confidencial, que solo proporcionará la información requerida y que el uso que debe dar a ella debe limitarse al motivo que fue expuesto en la solicitud y que dicho motivo debe ser de tipo profesional.
  4. Antes de que el empleado se retire de la empresa obtenga el consentimiento por escrito para dar referencias de él.
  5. Solo proporcione datos que se refieran al desempeño del trabajador.
  6. Evite frases vagas como “su desempeño era mediano”, “le faltaba motivación”, en lugar de ello refiérase a las evaluaciones objetivas que se le realizaron y que tenga un soporte documental.
  7. Cuando diga una opinión subjetiva haga explícito que se trata de una opinión “En mi opinión ….” “Desde mi punto de vista…”
  8. Cuando dé una opinión negativa explique los antecedentes que le llevaron a tener esa opinión.
  9. No conteste preguntas tramposas como “¿volvería a contratar a esa persona?” o que se le plateen como “extraoficiales”.
Share Button

Investigación Laboral

tema 39

La investigación laboral es un servicio con el fin de proporcionar a las empresas datos precisos acerca de la trayectoria laboral de los candidatos a ser considerados para formar parte de la empresa.

La investigación laboral sigue un estricto procedimiento para visualizar el panorama completo de la trayectoria laboral del candidato.

Se investiga del candidato sus últimos empleos laborales, se solicitan referencias directamente en las empresas donde ha laborado, y nos determina la conducta del candidato para conocer el motivo de su salida, de esto podemos determinar un precedente de conducta, y analizar si el candidato es viable para laborar o no.

A través de una minuciosa y profesional investigación, nuestros ejecutivos se encargan de dictaminar si el candidato es recomendable o no al corroborar la información.

  • Verificación de domicilio particular
  • Investigación de Referencias Vecinales
  • Investigación de Trabajos ocultos
  • Investigación de Referencia Personales
  • Investigación de Referencias Laborales a) Verificación de datos de trabajos anteriores b) Referencias en trabajos anteriores (Jefe Directo) c) Referencias del departamento de Recursos Humanos

Se garantiza que la información sea accesible sólo a aquellas personas autorizadas a tener acceso a la misma.

Contamos con personal calificado para realizar las investigaciones laborales y brindar el servicio que usted necesita.

De esta manera usted contara con información confiable y oportuna, que le permite una mejor toma de decisión y reduce el riesgo al integrar a su plantilla laboral un nuevo empleado.

Share Button

Cómo tratar a los empleados según su personalidad

tema 38

En la mayoría de las compañías, los empleados pueden ser clasificados por dos tipos de personalidad: los extrovertidos, a quienes se les facilitan las interacciones sociales, y los introvertidos, quienes disfrutan pasar tiempo en solitario.

¿Cómo saber qué empleado tiene qué personalidad? Podrás deducirlo al observarlos en acción. La persona que constantemente está buscando a los demás para hablar y puede sacar conversación hasta en la máquina de café o que sugiere hacer sesiones de lluvias de ideas para resolver un problema probablemente sea un extrovertido. Mientras tanto, la que se mantiene en un rincón tomando notas suele ser introvertida.

Aunque los empleados varíen de acuerdo a sus fortalezas y preferencias, te decimos cómo puedes manejar a las dos personalidades para conseguir su mejor rendimiento.

Empleados introvertidos

  1. Dales tiempo para pensar

Los empleados introvertidos suelen trabajar mejor cuando tienen tiempo suficiente para pensar en ideas o temas por adelantado, por lo que crear una agenda es una buena forma de incentivar su participación.

  1. Dales espacio

Tener demasiado estímulo externo puede ser sofocante para ellos. Si no es posible que trabajen en una oficina cerrada, al menos asígnales un espacio tranquilo donde puedan refugiarse de vez en vez. 3. Planea reuniones tempranas

Debido a que los introvertidos suelen tener más energía en la mañana, intenta que las reuniones importantes sean a las primeras horas. En esos momentos aún no están cansados de tratar con gente. Si no puedes hacerlo, dales tiempo de planear y pensar antes de la junta.

  1. Siéntete cómodo con el silencio

Cuando converses con los introvertidos, dales tiempo para responder y hazles preguntas. No le temas al silencio y no intentes cubrir todo momento con conversación. Evita que tú y el resto del equipo los interrumpan.

  1. Busca su retroalimentación

Obtén respuestas e información de los introvertidos en formas que los hagan sentir cómodos. En lugar de esperar que tengan discusiones espontáneas sobre proyectos, búscalos de uno en uno. En las reuniones pide específicamente su opinión y dales la oportunidad de expresarse.

Empleados extrovertidos

  1. Asigna trabajo en equipo

Los extrovertidos suelen desempeñarse bien en acciones de creatividad grupal. Sesiones de lluvia de ideas y otros métodos parecidos donde se reúne gente para pensar y resolver problemas son buenos ambientes para gente con esta personalidad. Ojo: evita que dominen las discusiones. 2. Déjalos expresarse

Los extrovertidos deben hablar para desarrollar su pensamiento. Para conseguir las mejores ideas de ellos, crea oportunidades donde puedan expresarse y discutir soluciones e ideas, dar retroalimentación y evaluar información.

  1. Dales pistas corporales

Los extrovertidos también responden bien a las pistas no verbales y son buenos leyendo el lenguaje corporal. Cuando sostengas conversaciones con ellos, toma en cuenta tus expresiones faciales, tono de voz y otras formas de lenguaje corporal para dar a entender el mensaje que quieres. 4. Entiende su energía

Los extrovertidos típicamente necesitan más energía si han estado solos por un tiempo. Así que agendar las reuniones después de que la persona estuvo trabajando en un reporte o cuando ha pasado todo el día sentado es un buen momento para conseguir que se re energicen y compartan buenas ideas.

  1. Permíteles interactuar con otras personas

Los extrovertidos suelen ser más hábiles en trabajos donde interactúen en persona con los clientes, asistan a conferencias o estén en ambientes donde hay mucha gente. Propicia este tipo de actividades.

Share Button

Descubra a un mentiroso antes de contratarlo

tema 37

Algunos  mienten en el currículo y otros llegan aún más lejos y lo hacen en la entrevista laboral. Sin embargo, no siempre son tan hábiles y los encargados de RRHH se dan cuenta. Pero hacerlo no es sencillo, por lo mismos te compartimos 5 señales que indican que se está ante un mentiroso.

  1. Verificar habilidades. Cerca de un 58% de los candidatos ha sido descubierto mintiendo sobre sus habilidades. Por eso es recomendable que los postulantes prueben sus capacidades antes o en la entrevista, lo que muchas veces se realiza a través de simulaciones de trabajo.
  2. Comprobar las referencias laborales. Este dato es relevante porque los candidatos mientas en su currículo sobre la permanencia en un trabajo, su título profesional, y las empresas para las que trabajaban. El consejo es ponerse en contacto con los jefes anteriores lo más pronto posible y preguntas sobre fechas de empleo, responsabilidades y rendimiento en general. Si es posible, llame por teléfono. De esta forma usted puede notar pistas verbales como duda o inquietud, que puede indicar que la referencia no está segura de qué decir o miedo de hablar sobre el candidato.
  3. Investigar online. Buscar en redes sociales al candidato puede revelar mucho, desde lo que son hasta lo que valoran y creen. Igualmente es importante mirar la historia laboral, experiencia en voluntariado y que los amigos tienen que decir de esta persona.
  4. Verificar antecedentes. Realizar verificaciones de antecedentes no sólo ayudará a impulsar la marca de empleador y demostrar la seguridad, mostrará a los empleados que a la empresa le importa saber a quiénes incluye en la organización.
  5. Confiar en el instinto. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Berkeley, las mentiras se pueden detectar con precisión cuando se utilizan procesos mentales menos conscientes, es decir, cuando la gente sobrepiensa sobre una situación. Por ende, no ignore esa sensación que dice “algo no está bien”, en la primera reunión con un candidato. Aunque es un misterio, la mente es algo muy poderoso.
Share Button

Así operan las vacantes falsas: cómo identificarlas

tema 36

Muchas personas durante su búsqueda de empleo han caído en ofertas falsas de empleo que operan prometiendo sueldos atractivos y flexibilidad laboral. OCC nos ofrece un caso real y algunos consejos para identificar una vacante falsa y así ahorrar tiempo y dinero.

De entrada estas vacantes prometen trabajar poco y ganar más que miles de empleados de este país.

Crónica de un fraude

Revisas vacantes en el periódico o Internet y puedes ver un anuncio pequeño:

“Se solicitan damas y caballeros… Requisitos: Hombres y mujeres de 18 a 60 años, con o sin experiencia y con disponibilidad para laborar cuatro horas diarias de lunes a viernes. Sueldo: $2, 000 semanales (o más). ¿Te interesa? Llama al licenciado tal o a la licenciada tal. Sólo verás el nombre de pila (Ana, Juan, Brenda, Pedro), ningún apellido.”

Hablas para pedir informes…

– ¿Bueno? (Empezamos mal: ¿qué empresa atiende sus teléfonos diciendo “bueno”?)

– Hola. Quisiera informes del trabajo…

– Sí, ¿en dónde te enteraste del empleo?

– En…

– Muy bien. Necesito que vengas a una entrevista hoy a las 5 de la tarde.

– Híjole, hoy no puedo. ¿Mañana?

– Uy, es que ya nada más tengo cinco puestos disponibles. Si en serio te interesa, tienes que venir ya.

– Le juro que mañana estoy ahí.

– Ok. ¿Tienes en dónde anotar?

Oficinas

Llegué temprano. Es un edificio viejo y descuidado. En la entrada del piso hay tres o cuatro personas, muy sonrientes, muy amables, recibiendo a los candidatos. Me registro y paso a una sala de espera.

Entonces observo a los interesados en este trabajo: jóvenes entre dieciocho y veintitantos años. También hay gente más grande, pero menos.

¿Es en serio? Miles o millones de celulares con internet en el país, ¿y hay quienes aún no saben de esto?

¿Dispones de otras 2 o 3 horas para una plática?

Me llaman a la primera entrevista. Es rápida. Investigan una vez más cómo y en dónde me enteré del empleo, el nombre del licenciado que venía en la publicidad, mi último grado de estudios y si tengo algún tipo de experiencia laboral. Digo que no.

A veces explican qué hace la empresa, a veces no. Al concluir, me preguntan si dispongo de 2 a 3 horas más para una plática. Digo que sí.

El discurso

Somos doce los que ingresamos a un salón. Nos sentamos. Enfrente de nosotros, con el rostro serio, una “ejecutiva” comienza su discurso sobre la situación del país, el salario mínimo, la falta de oportunidades, miles de licenciados manejando taxis, para después irse por lo emocional: tus ganas de salir adelante, agallas para empezar una empresa y de cómo vender algo por una vez no te hace vendedor.

Después continúa con que ganarás $2000 a la semana. Que podrían convertirse en $4000. Que podrían ser hasta $5000.

Que si no sabes hacer nada, no importa. Que haber llegado hasta la primaria o hasta la universidad, ahí da igual. Que tu postura ha sido evaluada todo ese tiempo. Que aún no te han aceptado. Que deberás pasar un examen. Que vender algo por una vez no te hace vendedor…

Después del examen viene la capacitación

Toda una semana de pláticas motivacionales. Varios “líderes” hablan de superación, de persuasión, de administración del dinero. Y, entre uno y otro tema, te dicen que deberás estar listo para el penúltimo o último día de la capacitación; deberás llegar al 200% a la prueba.

La prueba

La famosa prueba consiste en invertir en perfumes para después venderlos. Dependiendo el número de fragancias que consumas será el puesto que obtengas. Si colocas o no esos productos –de procedencia desconocida–, qué más da.

¿Firmas algún contrato? Sí, de compra-venta de perfumes, no laboral. En realidad, no existe ninguna relación de trabajo.

Y si haces eso, ¿qué empleo obtienes? Te conviertes en ejecutivo de reclutamiento y selección. Tendrás que volantear o pegar cartulinas o hacer promoción para que otras personas, así como tú, se enteren de la “oportunidad” y se acerquen a la empresa.

tema 361

Recomendaciones

Al parecer, muchas empresas fantasmas ya han sido denunciadas. Sin mucho éxito. ¿Qué nos queda? Saber identificarlas y no caer en ellas.

Ante esta situación las bolsas de trabajo han generado políticas para prevenir esta clase de ofertas. Sitios como OCCMundial.com, en Términos y Condiciones, apartado ‘Reglas de Publicación’ considera  los materiales que no pueden publicarse: “Trabajos que requieran que el candidato, o empleado, haga una inversión de capital”, y “Trabajos que requieran que el candidato, o empleado, vaya a un entrenamiento no pagado para ser contratado”.

Los primero es investiga a las compañías antes de acudir a sus oficinas. Si no sabes cuál es su nombre o razón social, puedes escribe en Google la dirección a la que te citaron. Es posible que encuentres algo.

Si ya acudiste a una entrevista, es muy importante que debes saber con precisión más allá de la promesa de un sueldo, qué actividades debes desempeñar con precisión.

Además ninguna empresa te pedirá un pago por la promesa de un trabajo.

Share Button

¿Cómo detectar mentiras en los CV?

tema 35

¿Recuerdas el revuelo que causaron las imprecisiones en el currículum del ex CEO de Yahoo!, Scott Thompson? Este caso, que tuvo lugar en 2011, arrojó los reflectores sobre la necesidad de realizar una investigación exhaustiva de los antecedentes de los empleados. Thompson dijo tener, junto con su título real en contabilidad, un título en ciencias de la computación; pero al verificar este dato se descubrió la mentira.

Si a Yahoo!, una de las compañías de tecnología más grandes del mundo se le puede engañar, ¿qué podemos esperar de las compañías más pequeñas?

¿Cómo evitar que tus candidatos mientan en su CV? Si tu negocio no tiene un departamento específico que se encargue de realizar las contrataciones, de todas maneras puedes investigar a los aspirantes a empleados.

Resulta imprescindible hacer un alto y estudiar a fondo la selección de candidatos. En ocasiones, cuando se tiene prisa por tomar una decisión no se lleva a cabo todo el proceso como es debido.

Por eso, aquí hay algunos consejos para detectar de manera práctica mentiras o incongruencias en el currículum:

  1. Realiza varias entrevistas. El primer consejo es entrevistar a varios aspirantes para un solo puesto y llamar a los más prometedores para una segunda cita e incluso, una tercera. Aunque esto les quite tiempo a ambos, es una buena manera de averiguar cosas sobre la persona que piensas contratar.

Cuando entrevistes a alguien, procura que estén presentes otros gerentes. ¿La razón? Es importante tener retroalimentación de los colegas acerca de las posibles contrataciones. Las corazonadas de otro directivo te pueden salvar de incurrir en un error que podría resultar costoso. 2. Verifica los antecedentes. Las herramientas digitales de búsqueda y las redes sociales son buenas fuentes para confirmar ciertos datos de los solicitantes. Al fin y al cabo, la infracción de Thompson se descubrió por medio de una búsqueda en Google. Por tanto, una medida inteligente es hacer una comprobación de los antecedentes de cada nueva contratación.

Si bien existen compañías especializadas que ofrecen servicios de investigación de antecedentes de empleados para pequeñas y medianas empresas (Pymes), muchos expertos recomiendan como medida mínima verificar los antecedentes penales y la situación migratoria (en caso de ser extranjero) de los candidatos. Asimismo, puedes revisar su historial crediticio (previa autorización) para tener un parámetro que te confirme si el individuo es cumplido con sus obligaciones, al menos en el aspecto financiero.

  1. Busca referencias laborales y de carácter. Entrevista a los candidatos recomendados por personas a las que les tengas confianza. Pero aun así debes realizar tu propia verificación de los antecedentes del aspirante. En el caso de alguien que no cuente con una recomendación personal, necesitas buscar referencias.

No te conformes con las que están enlistadas en su currículum: busca ex compañeros de trabajo o colegas que puedan corroborar la historia laboral del solicitante y te den una idea de su carácter.

Aunque es necesario tomar precauciones cuando incorporas a alguien a tu empresa, mentir en los CVs no es común, especialmente en plena era de la transparencia de la información. Debido al alto índice de desempleo actual, algunas personas sienten que la única manera de hallar un trabajo –cuando han estado desempleadas por un tiempo– es hacer algo que saben que está mal. No obstante, ya sea por su integridad o por temor a ser descubierta, la mayoría de la gente no corre ese riesgo.

Share Button

Antigüedad o preparación, ¿Qué busca un reclutador?

tema 34

Hasta hace unos años, los colaboradores que cambiaban constantemente de trabajo eran vistos como empleados inestables e irresponsables, o en algunos casos hasta como “mercenarios” que solo utilizaban a las organizaciones como trampolín para lograr sus propios objetivos. Sin embargo, los tiempos han cambiado, al igual que los modelos de hacer negocios y de trabajar.

Anteriormente, permanecer cinco o más años en una empresa era una situación normal y hasta cómoda tanto para el empleado como para la empresa, pero hoy las exigencias tecnológicas y operacionales no permiten que las cosas sigan igual que hace 20 o 30 años, y trabajadores y empleadores deben acoplarse a las necesidades del otro.

En este sentido, ¿es la permanencia en una compañía un factor relevante para los reclutadores al momento de contratar a un colaborador? De inicio debe entenderse que se trata de un aspecto generacional.

Más allá de encasillar a estas personas como inestables o irresponsables, es necesario comprender que esto no aplica igual para un Baby Boomer o un millennial, pues mientras que el primero ya piensa más en el tiempo restante para su jubilación, razón por la que busca un empleo estable; el segundo está comenzando su carrera profesional y sus principales motivadores son el aprendizaje y escalar en el organigrama, por lo que buscan empresas dónde conseguirlo y si no lo encuentran, buscan en otra o las que sean necesarias.

Antes la gente no estaba tan preparada para la adaptabilidad y esa decisión de ir de empresa en empresa no se daba porque no había tanta oferta laboral, ahora hay muchas más compañías con mejores paquetes de compensaciones y eso hace que la gente no tenga miedo ahora de hacer estos cambios..

Antes y después

Ahora el talento no ve a las compañías como antes, como una base de largo plazo. Hoy buscan ir de una a otra organización creciendo, buscando mejores compensaciones o un ambiente laboral que, incluso, les ofrezca un intercambio de experiencias y habilidades con colegas de otras partes del mundo para aprender sus mejores prácticas.

No es cambiar por cambiar, buscan nuevos retos y una posición superior, eso si quieres retener o atraer talento joven.

Los jóvenes tienen ansiedad por crecer mucho más rápido, viven en un entorno altamente cambiante y es una generación que está acostumbrada a tener acceso a mucha información, se desespera rápidamente si en el corto plazo no obtiene cierto desarrollo, crecimiento o aprendizaje.

De acuerdo con ManPower, uno de los elementos que más busca el talento para permanecer en una organización es el tema de aprendizaje, de tener retos constantemente y, por ejemplo, para permanecer cinco años en una misma empresa lo que desea es aprendizaje continuo, enfrentar retos y tener posibilidades de crecimiento.

Regresando a la pregunta: ¿Es la antigüedad en una compañía un factor relevante para los reclutadores al momento de contratar a un colaborador? No… necesariamente.

Al observar un CV, el reclutador evaluará, independientemente de que el candidato haya estado en una o varias empresas, si ha tenido crecimiento, generado nuevos aprendizajes, enfrentado nuevos retos y tomado nuevas responsabilidades, para determinar si busca cambiar para seguir creciendo o si sólo está buscando el siguiente trampolín.

Por otro lado, los especialistas consultados coinciden en que lo ideal es que el candidato no haya estado en menos de un año en cada empresa, ya que en promedio toma de 18 a 24 meses “aprender” y dominar un puesto; aunque la entrevista de trabajo servirá para despejar dudas sobre los motivos que llevan al talento a cambiar constantemente.

La antiguedad en una empresa no es determinante para contratar, pero las empresas si suelen establecer varias características que si no se cumplen no se contrata.

¿En qué sí se fijan?

Si bien lo anterior no es un determinante para ser o no contratado, sí hay habilidades y capacidades en las que los reclutadores y headhunters están prestando atención, ya que estás son las que buscan las empresas con miras a competir en un ambiente cada vez más global.

  • Idioma: El inglés es una base y dan preferencia a los que cuentan con este idioma fluido y avanzado; aunque una tercera lengua sería ideal. Antes no era un determinante pero ahora sí lo es.
  • Estudios: De inicio que tenga la licenciatura o ingeniería que la empresa está buscando –no trunca–; y los estudios de posgrado, ya sea un diplomado o maestría, son un plus bien valorado debido a que refleja interés por el aprendizaje y mantenerse actualizado.
  • Años de experiencia: Es decir, el tiempo que el candidato tenga desenvolviéndose en su área; es un diferenciador adicional tener experiencia en otro país, pues refleja una visión global del mercado.
  • Personalidad: Habilidades de comunicación, liderazgo, negociación, proactividad, etcétera. Que tenga la capacidad para interactuar con todas las áreas de la compañía y proponer cambios y nuevas ideas sin importar en cual sea el departamento en el que labora.
  • Conocimientos técnicos y tecnológicos: No basta con solo tener conocimientos sobre su sector y mercado, sino que también debe contar con la noción digital para emplear las herramientas tecnológicas que le permitan competir, por ejemplo, el uso de CRMs en la parte comercial o los RPs en la operativa.
  • Factores motivacionales por los que busca un nuevo trabajo: Cuáles son sus aspiraciones y cómo desean alcanzarlas, si con la empresa o por sobre ella.

Entre los beneficios de la antigüedad laboral, muchos responden a principios de la cultura organizacional que reconocen el talento y la fidelidad de sus trabajadores.

El reto para los reclutadores y las empresas

Esta forma de pensar del talento respecto a no anclarse a una organización representa nuevos desafíos para ésta y sus áreas de reclutamiento, ya retener o atraer talento no se basa solo en sueldos elevados, sino en la necesidad de ofrecerles una visión sobre su futuro en el proyecto.

Así, que cuando un talento con potencial y buen desempeño empieza a sondear internamente lo que sigue para él dentro de la organización es necesario mostrárselo claramente, de lo contrario se irá en busca de crecimiento.

Para retenerlos se necesita formalmente un plan de desarrollo, y en el caso de los jóvenes lo que sigue es tomar nuevas responsabilidades y tomar parte en otros proyectos; o bien plantearle metas y recompensas como una promoción/asignación internacional u a otra sede para que aplique lo que hizo bien pero ahora en otro entorno y otra cultura.

Ahora, los candidatos preguntan más sobre el plan de carrera que la organización puede ofrecerle, incluso más que el sueldo –algo que las generaciones previas hacían a la inversa–. Estos son algunos de los puntos que puedes ofrecerle:

– Un sueldo competitivo, arriba del 20-25% del sueldo actual o del último recibido

– Compensación anual

– Plan de carrera muy definido, en el que cada año o dos años la gente sepa que es lo que les espera

– Un clima laboral favorable

– Work Life Balance

Share Button

Frases que debes evitar en una entrevista de trabajo

tema 32

Prepararse para una entrevista de trabajo va más allá de cuidar el aspecto y ensayar las respuestas que darás al reclutador, ya que la parte técnica y tus habilidades son sólo una parte de lo que los reclutadores observarán y sí, lo que digas o cómo lo digas puede ser la diferencia entre obtener o no el empleo.

¿Correcto o incorrecto? Son dos conceptos que no tienen cabida en las respuestas de los candidatos, debido a que gran parte del objetivo de la entrevista de trabajo se enfoca en encontrar el talento que se ajuste a la cultura organizacional, haciendo coincidir la persona, sus funciones y el ambiente laboral.

Por ello, lo que contestes, si bien debes hacerlo pensando en ser tú mismo, se recomienda evitar algunas frases y/o respuestas que en vez de mostrar tu potencial revelan desinterés o falta de preparación.

Los candidatos buscan por instinto mostrarse lo más “atractivos” posible ante el reclutador, sin embargo, en ocasiones lo que dice o cómo lo dice muestra poco interés, falta de preparación, poco entusiasmo o incluso desacuerdos con la empresa y su cultura.

Lo que no debes decir en una entrevista de trabajo:

1.- ¿A qué se dedica esta empresa?

Esta pregunta revela que el candidato no investigó realmente a la organización y que sólo busca un trabajo, no un empleo en el que se vea con un futuro.

Un candidato no puede tener una entrevista de trabajo sin tener ni idea del negocio de la empresa empleadora.

Si realmente te interesa el trabajo, investiga acerca de la compañía pero también sobre sus productos, servicios y que están ofreciendo al mercado.

2.- Trabajo muy duro

Resulta contraproducente decirlo aunque sea verdad. Al final del día lo que más se valora es ser productivo para la compañía y que al mismo tiempo puedas equilibrarlo con tu vida personal.

3.- No tengo debilidades

Si dice esto el reclutador sentirá que le mientes automáticamente, ya que todos tenemos debilidades y para los cazadores de talento incluso es mucho más valorado que un candidato sepa cuáles son sus debilidades incluso más que conocer sus puntos fuertes.

Ser sincero al reconocer tus áreas de oportunidad habla de tu autoconciencia, que es clave para llegar al puesto de trabajo deseado.

Sé objetivo, analiza tus verdaderas áreas de oportunidad, las que tú sepas o las que te hayan dicho en una evaluación de desempeño..

4.- Sé jugar en equipo

El trabajo en equipo no es una habilidad más, es algo que se da por hecho y en realidad no es un punto interesante para destacar de ti mismo o que represente un diferenciador ante los demás candidatos. Sé más profundo, más creativo. Dirige la conversación hacia las cosas que te distinguen.

5.- Soy muy perfeccionista

Seguramente piensas que esta respuesta te ganará puntos extra con los reclutadores, sin embargo, aunque no lo creas esto es algo que los headhunters y gerentes de contratación escuchan mucho… incluso más de lo que quisieran.

Se puede ser un perfeccionista, pero la búsqueda de la perfección es un objetivo que nunca se alcanza ya que nada es perfecto, y los reclutadores no verán con buenos ojos que vayas tras metas imposibles de alcanzar.

Se recomienda que en su lugar hables sobre cómo actúas para sobresalir de la mediocridad. El mismo mensaje, pero diferente resultado.

6.- Dejé mi trabajo anterior porque mi jefe era el peor

No conviertas la entrevista en una justificación. Primero porque el dramatismo no te llevará a ninguna parte y segundo, es dudoso y negativo calificar a tu ex jefe como la peor persona.

Así que antes de caer en dramas o justificaciones sobre lo que no pudiste lograr por culpa de tu jefe, lo mejor es hablar sobre lo mucho que puedes conseguir con otras personas.

7.- ¿Cuándo se hará la segunda fase?

Estar preocupado por el futuro es, por supuesto, aceptable. Pero es bueno mantener la concentración en cada una de las etapas del proceso, especialmente en las primeras. Además, las próximas fases de un proceso de selección dependen de muchos factores a veces que están fuera del control del entrevistador.

8.- Tengo otras propuestas encima de la mesa

Incluso si estás en otros procesos de contratación, el entrevistador quiere creer que es el único. Ni siquiera menciones otras organizaciones –por lo menos no en las primeras etapas del proceso–, porque más que verte como un candidato “atractivo” revelas que estás a disposición del mejor postor y recuerda que las empresas no solo buscan empleados, sino también personas que deseen estar dentro de la organización por más que un sueldo.

¿Qué otros aspectos debes cuidar de tu comunicación verbal?

    • Habla de tus resultados anteriores. No repitas lo que ya pusiste en tu CV y que el reclutador ya sabe.
    • Enfócate en lo positivo. Destaca lo bueno de tus trabajos anteriores y las enseñanzas que te dejaron.
    • Análisis previo y muy puntual. Puedes creer que el reclutador conoce todo tu historial, pero no siempre es así, por lo que debes ser conciso pero breve: por qué decidiste salir de tu anterior trabajo, cuáles fueron tus resultados, qué impacto tuviste en el negocio, etcétera…
    • Haz una lista de lo que quieres saber de la empresa o del puesto. Pregunta cuál es el reto al corto plazo, qué resultados espera la empresa, etcétera… pero no preguntes mucho sobre el salario, eso vendrá después.
    • No seas demasiado formal. Si bien tienes que cuidar tu vestimenta y presentarte lo mejor posible, a la hora de la conversación trata de no caer en rígidos protocolos o demasiada formalidad, y ten en cuenta que puedes ser un tanto informal si tu reclutador también marca esa pausa.
  • Sé claro al hablar de resultados. Evita decir frases como “No se pudo”, “No se logró”, “Hubo muchos obstáculos”… no te justifiques y mejor enfócate en lo que sí se pudo hacer. También habla siempre en primera persona, sino corres el riesgo de generar dudas sobre si fuiste tú o alguien más quien logró esos resultados.

¿Estás listo para tu siguiente entrevista laboral?

Share Button

Básicos pero infalibles para buscar empleo en tus redes

tema 31

La tercera actividad más realizada por los internautas mexicanos es: entrar en sus redes sociales, una actividad que no sólo se ha afianzado en los internautas, también en los reclutadores. Hoy en día no basta con enviar un CV, hoy las redes sociales son el lugar perfecto para conocer a los candidatos y conocerlos mejor que en una entrevista de trabajo. Ni modo, aquella barrera entre lo público y lo privado a partir de tus redes, se ha borrado.

Éstas son una gran herramienta para conocer a nuestros prospectos como reclutadores: es rápido y muy eficiente (…) todo está en nuestros perfiles, desde la experiencia laboral, nuestra imagen y cómo es nuestra personalidad profesional, en las redes sociales encontramos lo que necesitamos saber de un prospecto.

Esto por el lado de los buscadores de talento, pero ¿qué hay de quienes están buscando un empleo?

Te presentamos los puntos infalibles para conseguir trabajo a través de tus redes sociales:

1. Mantén tu perfil “impecable”

Si eres de los que utilizan las redes sociales para quejarte del mundo, hablar mal de tu jefe y de tus compañeros de trabajo o para subir las fotos de la última fiesta, haz un alto porque ya empezamos mal. Es cierto, seguro que Mark Zuckerberg lo inventó para hacer amigos y saber de ellos sin tener que encontrarse, pero los tiempos cambian y evolucionan, ahora no sólo sirven para fraternizar, hoy son tu tarjeta de presentación, el ejemplo de tu branding personal.

  1. Cuida tu fotografía

Es muy importante, pues recuerda que es tu carta de presentación con los reclutadores o con aquellos con quien quieres trabajar. Los reclutadores necesitan ver tu foto de perfil, para ellos es importante conocer de quién se trata el candidato. Si no la pones, la mayoría de las veces se piensa que el personaje es inseguro de sí mismo y esto no ayuda cuando hablamos de reclutar personal.

La recomendación es poner una foto a color, la foto debe ser de tu persona – nada de salir con amigos o en la fiesta- y la experta recomienda que sea de tu cara y no de cuerpo completo.

  1. Usa las redes de manera responsable

Facebook y Twitter son las más delicadas, asegúrate que tu perfil no sólo tenga fotos y comentarios del día a día, pon enlaces de interés profesional, realiza comentarios sobre sucesos importantes en tu carrera o empresa.

En el caso de Twitter, no envíes tuits cada cinco minutos, esto no es bien visto por los reclutadores, pues piensan que no pones atención a tu trabajo actual y denota irresponsabilidad. LinkedIn, la red social del empleo

No pierdas de vista la parte de la experiencia

Es bueno llenar todos los campos – en todas las redes sociales-, pero cuando hablamos de LinkedIn es muy importante cuidar tu encabezado y la experiencia.

  • Utiliza un nombre profesional, evita sobrenombres o apodos. Tu nombre y apellidos es lo que necesitas. • Describe el cargo que tienes y las actividades que haces.
  • No se te olvide tu carrera, especialidades, maestrías y doctorados. “Los reclutadores buscan por categoría, es por ello que necesitas colocar estos factores, así será mucho más fácil que te encuentren”. • Estas opciones también vienen en redes sociales como Facebook y Twitter, así que no olvides corregirlas o verificar que sean profesionales.
  • Cuida que tus logros y metas realizados en tus trabajos anteriores estén especificados en esta parte de tu perfil en LinkedIn. Es lo que más llama la atención en un CV, si colocas tus logros y esto lo fortaleces con números, seguro tendrás una mejor oportunidad.

Referencias y recomendaciones

Esta opción es muy importante para un reclutador o para cualquiera que vea tu perfil profesional, si no cuentas con ella, lo mejor es que la solicites. Cuidado de no poner como referencia a familiares o amigos que no has visto en años, es importante que tus referencias dejen testimonios o comentarios de cómo ha sido tu desempeño en otros lugares donde has trabajado. Te recomendamos incluir a personas con las que has trabajado y a ex jefes.

Validación de conocimiento

Cuida de resumir todas las aptitudes que tienes, es importante que te describas, el reclutador no sólo verá cómo te percibes, sino la seguridad que existe en ti mismo.

Pertenece  a grupos

Hasta ahora hemos descrito cómo llenar o tener tu perfil en esta red social, sin embargo, el cómo conseguir empleo a través de ella está en este consejo. Los grupos en LinkedIn son muy importantes, no sólo sirven como medio de entretenimiento y aprendizaje, sino son el pizarrón donde puedes darte a conocer y a notar. ¿Cómo? La experiencia o conocimientos no sólo se evalúan con test o resultados, cuando buscas trabajo tu experiencia se ve reflejada en los consejos que brindas, las opiniones que expresas y en los intereses que externas.

Házlo de la manera más profesional, tu interacción es lo primero que sobresale de tu perfil. ¡Ojo! En este tipo de interacciones puedes aprovechar para dar a conocer tu interés de trabajar en otra empresa o con alguien en específico. Existen opciones en las que puedes interactuar con la persona de manera privada, si ya la conseguiste puedes enviar tu CV o preguntar si existe la posibilidad de trabajar con ellos. ¡Si no lo intentas, no vale!

Facebook y Twitter

Seguro que después de encontrarte en LinkedIn pasarán a ver tus perfiles de Facebook y Twitter, pon atención a estas recomendaciones:

  1. Agrega a empresas y a profesionistas de tu interés

No sólo se trata de tener a tu mejor amigo como contacto, asegúrate que tu historial de amigos cuente con empresas y personajes de tu interés, esto te ayudará a estar actualizado sobre sus vacantes o simplemente te harás notar de mejor manera.

En el caso de Twitter es muy importante, pues de esta forma podrías interactuar en sus conversaciones u opiniones, esto te ayudará a que te noten y ten por seguro que será de forma positiva. Asegúrate que las empresas con las que quieres trabajar estén en tu lista.

  1. Puedes buscar empleo a través de Twitter

Para ello están hechos los hashtags, puedes utilizarlos para postularte a una plaza o para dar a conocer que buscas un empleo. No tienen nada de malo, muchas veces los profesionistas creen que estará mal visto si lo hacen, sin embargo, como reclutadores podemos decir que no es así. Refleja interés, habilidades y seguridad.

Puedes utilizar los hashtags siguientes: #empleo, #CV, #contrátame, #atraccióndetalento, #empleo, #buscoempleo, #meinteresatrabajarconustedes #NOMBREDELACOMPAÑÍA, #puestoalquebuscas, entre otros.

Share Button