7 preguntas que determinan inteligencia emocional

tema 30

Determinar a quién debes contratar para un empleo es una parte muy importante de la formación de la cultura de una compañía y es clave para su éxito futuro.  De la misma manera, hacer las preguntas adecuadas en una entrevista de trabajo es un factor determinante para elegir al candidato correcto para un puesto.

Diferentes compañías encarnan diversos valores y culturas, pero el éxito en el lugar de trabajo está fuertemente influenciado por la inteligencia emocional de las personas que la conforman, una cualidad que hay que tener en los candidatos para un empleo.

He aquí 7 preguntas que puedes hacer en una entrevista de trabajo para encontrar empleados con una gran inteligencia emocional.

  1. ¿Quién te inspira y por qué?

La respuesta del candidato debe dar una muestra sobre cuáles son sus modelos a seguir y también debe mostrar ciertos patrones de su conducta.

  1. Si empezaras una compañía mañana, ¿Cuáles serían los tres valores más importantes?

Toda buena relación inicia con confianza y valores alineados. La respuesta a esta pregunta puede darte una muestra de las prioridades de una persona –así como su honestidad e integridad..

  1. Describe cómo ayudarías a tu equipo a entender los cambios si las prioridades del negocio se transforman.

El cambio de prioridades puede pasar en cualquier compañía, cualquier negocio, así que debes buscar candidatos que sean flexibles y posean habilidades que les ayuden a manejar el cambio. Contrata empleados que se conozcan a sí mismos, sean motivados y que tengan gran capacidad de empatía. Estas habilidades mejoran el trabajo en equipo.

  1. ¿Construiste amistades duraderas en tu trabajo anterior?

A las personas generalmente les lleva tiempo construir relaciones interpersonales y tener una amistad duradera en el trabajo “es una señal de inteligencia emocional”. Además, demuestra que las conexiones humanas y las personas son importantes para el candidato.

  1. ¿Cuál habilidad crees que aún te hacen falta?

La curiosidad y el deseo de aprender son señales vitales para detectar a un empleado que quiere ser mejor. “Las personas que batallan al responder esta pregunta son aquellas que creen que ya lo saben todo”. “Estos son los candidatos de los que te tienes que alejar”.

  1. ¿Puedes enseñarme algo como si nunca antes lo hubiera escuchado? (Puede ser una habilidad, lección o rompecabezas)

La respuesta de un candidato a esta cuestión puede revelar varias cosas:

-Si la persona es capaz de pensar antes de hablar.

-Si el candidato tiene la habilidad técnica de explicar algo a una persona que sepa menos de un tema.

-Si el postulante es capaz de hacer preguntas empáticas a la persona a la que le explica las cosas.

  1. ¿Cuáles son los 3 factores a los que atribuyes tu éxito?

La respuesta a esta interrogante determina si la persona es egoísta o no. “Cuando las personas hablan de su propio éxito, hay que escuchar si solo hablan de sí mismos o si saben hablar del trabajo en equipo”.

Hay que buscar una persona que sepa trabajar en equipo y traiga cosas positivas a la compañía. “Puede que una personase la más lista del lugar, pero si no es fácil trabajar con ella – porque están más preocupados por el éxito propio, que el de la compañía – no es el elemento indicado para contratar”.

Share Button

Razones por las que no te llaman después de una entrevista

tema 23

A veces, una persona sale con la sensación de haber hecho las cosas bien, de ser el mejor candidato para un puesto, y sin embargo no lo seleccionan. Es posible que haya un candidato mejor, que cumpla todavía más con los requerimientos de la empresa y el puesto, pero también puede ser que se haya cometido un error inconsciente. El problema de estos errores es que se vuelven a cometer una y otra vez hasta que llega el momento en que, por un casual, a la empresa no le importa y considera que se cumplen los requerimientos para trabajar en ese puesto.

Te vamos a comentar algunas razones por las que te podrían haber descartado de un puesto de empleo:

  • Por llegar a la entrevista fumando o mascando chicle, o comiendo un caramelo, o comiendo o bebiendo cualquier cosa. ¿De verdad, no podrías haberlo hecho antes? ¿No puedes esperar?
  • Por contestar con monosílabos. ¿No tienes más que decir, que aclarar, que añadir? Utilizar monosílabos denota poco interés.
  • Responder una llamada de tu celular o que este sonando durante la entrevista. Apágalo para que no interrumpa, debes demostrar interés y respeto.
  • Ir mal vestido, sin asear, con harapos o con una apariencia poco agradable.
  • Por enfadarte con alguna pregunta o mostrar rechazo, incluso por negarte a responder. ¿Has caído en la provocación? Quizá sólo era una trampa para conocer tus reacciones.
  • Por decir que no tienes defectos. ¿No los tienes? Intenta mostrar al menos los “defectos buenos”, pero poca confianza denotas si piensas que eres la persona perfecta.
  • Por criticar a alguien, hablar mal de alguien o ser irónico. Aunque hables mal de la competencia de la empresa ¡eso está mal visto! ¿Quién les dice que no les criticarás también?
  • Por mostrar excesivo nerviosismo. A veces lo hacemos sin querer, jugando con algo, con el lenguaje corporal. Hay que saber controlarlo. En ocasiones a los entrevistadores no les importa demasiado, pero en otras lo tienen en cuenta.
  • Por mentir. ¿Realmente piensas que no se han dado cuenta de tu mentira?
  • Por dar muchos rodeos a la hora de responder.
  • Por no dejar que tu entrevistador termine de hacer las preguntas, o interrumpirle cuando quiere hablar.
  • Por ser pesimista. ¡Debes mostrar optimismo!
  • Por ir a la entrevista con tu madre, una amistad o algún otro familiar. Ve a la entrevista sin compañía. ¡Tú puedes! Si alguien va contigo, que se quede cerca de la empresa pero sin entrar.
  • Has hecho una entrevista impecable, pero ¡media hora después de la cita! Ser impuntual es un gran error cuando se trata de algo serio como una entrevista de trabajo.
  • No llevar lo que te han solicitado. Currículum vitae, certificados de los títulos, fotocopia de documentos o lo que se requiera.
  • Quizá tu currículum o perfil no eran tan buenos como pensabas…

 Pon en  balance lo que el candidato puede aportar a la empresa y los errores que ha cometido en la entrevista. ¿Qué es más importante? Compáralo con otros candidatos y saca tus propias conclusiones. A veces, algunos errores no son tan graves como pueden parecer.

Share Button

5 razones para contratar a alguien que fue despedido

tema 17

Con el fin de optimizar tiempo, los gerentes de recursos humanos, encargados de contratar el talento en una compañía, sólo se fijan en algunos aspectos como el título universitario y el empleo actual. Muchos, incluso, rechazan a cualquier persona que no tiene empleo, porque —según su lógica— si fueran buenos no estarían desempleados.

Sin embargo, Suzanne Lucas, especialista con 10 años de experiencia en recursos humanos, piensa que, de hecho, muchas de las personas desempleadas son buenos candidatos.

Y es que las razones por las que alguien está desempleado pueden ser muchísimas. Una de las más comunes es el despido, pero, de igual manera, esto no indica que se trate de un mal empleado. Muchas veces no depende de él o de sus habilidades mantener un puesto; son decisiones de negocio.

Por esta razón Lucas recomienda algunos puntos clave que debes considerar al buscar talento en gente que fue despedida:

1. La gente renuncia a su jefe

No todo empleado que fue despedido hizo un mal trabajo. A veces, las circunstancias con sus jefes no eran la ideales. Por lo que no deberías rechazar a alguien sólo porque su antiguo jefe era de los malos.

2. A veces el trabajo no era el adecuado

“Si contratas a Stephen King para planificar fiestas de niños, probablemente no sería una buena opción, ya que los pequeños nunca dormirían de nuevo”, dice Lucas. Y esto no quiere decir que Stephen King sea malo en el trabajo, sólo que es mejor para otras cosas. Sólo porque alguien falló en un trabajo no significa que va a fracasar en otro.

3. La gente no aprende sin cometer errores

Una idea con la que concuerdan grandes CEOs (como Mark Zuckerberg), si no estás cometiendo errores, no estás tomando ningún riesgo. Los fracasos te acercarán al éxito, pues son portadores de grandes lecciones.

4. No encajó en la cultura

Encajar en la cultura de la empresa es indispensable para todo empleado. Pues de eso depende su desempeño. Y es normal que quien encaja en un lado no encaje en otro. No le quites la oportunidad a alguien sólo porque no congenió en el esquema de otra organización.

5. Las segundas oportunidades generan resultados

Lucas admite que este punto se refiere un poco a la suerte. Pues contratar a alguien que ha tenido mala racha puede atraer entusiasmo y alegría a la empresa. Pero no sólo eso, alguien que fue despedido, valorará más el trabajo, pues no querrá atravesar esa situación de nuevo.

Por último, Lucas argumenta que no tienes por qué contratar a alguien sólo porque fue despedido. Necesitas investigar y asegurarte de que es una buena opción para tu negocio. Pero invita a los líderes a no descartar candidatos por la misma razón.

Share Button

Alertas de que es momento de renunciar

tema 10

Si apenas suena el despertador y tu primer pensamiento es “otra vez tengo que ir a trabajar” y el malestar se mantiene durante un tiempo prolongado, quizá sea momento de considerar un cambio de empleo.

A veces porque un ciclo se termina y queremos darle un nuevo perfil a nuestra profesión. Otras veces porque hemos tenido una mejor propuesta laboral y lamentablemente muchas otras veces porque las condiciones no son las óptimas y esto nos termina afectando, tomamos la decisión de renunciar a nuestro trabajo.

En México 5.4% de las separaciones laborales son renuncias de empleados, dos puntos más que el promedio en América Latina de 3.5%, de acuerdo con el ‘Reporte de efectividad de Efectividad del Capital Humano 2014’.

Un 43% de los mexicanos tiene la intención o deseo de cambiar de empleo, y cinco de cada 10 está buscando nuevas oportunidades laborales, según datos de 2014 de la Encuesta Global de Empleo.

Renunciar a un empleo sin tener otro en espera no es lo recomendable, a decir de los expertos en recursos humanos. Para no dar un paso en falso, revisa si existen suficientes razones para que renuncies de tu actual trabajo más allá de la sensación de no querer ir a trabajar.

1- Usted está aburrido y no siente pasión por lo que hace

Usted trata, honestamente, de hacer lo que tiene que hacer y completar su trabajo… pero, de alguna manera, se distrae y no lo logra. Quizás termina haciéndolo en el último minuto o de repente termina haciendo un esfuerzo a medias. Lo primero que hace en la mañana es contar las horas que hacen falta para salir de la oficina… y los días son eteeeeernos. Aunque la procrastrinación y la mediocridad pueden ser señales de debilidad de carácter, también pueden ser síntomas de que usted no es feliz en lo que hace. Si ya se extinguió ese sentimiento que lo ponía a pensar en todas las contribuciones que podía hacerle a la empresa y las posibilidades de crecer que tenía por delante, imagínese en otro lugar.

2-Usted es miserable en las noches, en las mañanas y los domingos

Simplemente, usted odia ir al trabajo en las mañanas. Sucede todos los días… repetidamente. No duerme bien y los domingos en la noche no descansa, pensando en que empieza una nueva semana al día siguiente. Su infelicidad con el trabajo le arruina su tiempo libre y le dificulta su capacidad de divertirse, relajarse o desconectarse.

3-Su estrés del trabajo afecta su salud

Es obvio que habrá días en que querrá quedarse en cama y no ir a la oficina…. pero cuando el trabajo, la cultura de la empresa o la gente con la que trabaja no es saludable, puede tener un gran impacto físico y mental en usted. El estrés lo consume y su familia y amigos se ven afectados también. Cuando el trabajo empieza a afectar su salud física, mental o ambas, hágase un favor y salga de ahí.

4- Te alejaste de tu plan de carrera

Lo más importante antes de tomar la difícil decisión de cambiar de empleo es echarle un vistazo el plan de carrera o bien, si no tienes uno, elaborarlo para tener claro qué quieres.

Es importante revisar si el plan elaborado compagina con los intereses de la compañía pero también con tus propios objetivos profesionales. Renunciar sin conocer qué pretendes alcanzar es como cambiarse a un camión que no se sabe a dónde va.

5- Más contras que pros

Elaborar una lista con todos los pros y contras puede ser muy esclarecedora sobre continuar o no en un empleo.

En dicha lista se habrá de considerar desde planes de crecimiento al interior de la empresa, flexibilidad para el balance vida-trabajo y hasta tiempos de trayecto, pues pueden llegar a afectar en la calidad de vida del empleado.

“Si esta lista tiene ‘contras’ más de peso que ‘pros’, quizá es tiempo de considerar en dónde se estaría mejor”.

6- Ya no contribuyes a la organización

Pocos sentimientos son tan molestos como el de no sentirse útil. Si consideras que estás instalado en una zona de confort y no sientes ninguna motivación en innovar los procesos y los productos en tu empresa puede ser indicio de que necesitas un cambio.

7- Mira el calendario

Las empresas suelen hacer sus planes de crecimiento y estructura cada cinco años. Este es buen periodo de tiempo para evaluar tu posición en la organización, considera Pérez Sámano. Es decir, si pasados cinco años, percibes que tu desarrollo sigue siendo el mismo, quizá sea hora de hacer tus maletas. Las promociones son una buena forma de medir este desarrollo, pero no la única.

Es fundamental que estas mediciones traten de ser lo más cuantificables posible. Revisar el aumento en el número de responsabilidades o de gente a tu cargo, las veces que tus propuestas fueron tomadas en cuenta para fijar las estrategias o los objetivos de la empresa, son algunos ejemplos.

8- Te sientes desaprovechado.

Eso en lo que usted es sumamente bueno, tiene poco o nada que ver con lo que usted está haciendo en el trabajo. Inclínese hacia sus fortalezas, pues así será más feliz y tendrá más éxito. ¿Lleva mucho tiempo ahí y aún no se dan cuenta de todo lo que usted tiene para ofrecer? En lugar de desperdiciar sus aptitudes y potencial en un lugar donde su trabajo no es útil, reconocido o respetado, encuentre algún otro sitio o cargo donde pueda crecer y brillar.

Las aptitudes son importantes, pero explotarlas y desarrollarlas lo es aún más. En muchas ocasiones, las aptitudes y el talento quedan relegados ante las urgencias diarias y la mecanización de los procesos.

El lugar de trabajo no es solo un lugar donde se realiza una operación mercantil: trabajo-salario. “Ahí pasamos la tercera parte de nuestras vidas, si no lo aprovechamos para crecer y ser mejores personas y empleados, ¿cuándo?”.

tema 10-1

9- No eres tú, es tu jefe

Su jefe directo tiene un gran impacto en su carrera; de él o ella dependen muchas decisiones que afectarán su crecimiento profesional. Si usted es constantemente ignorado en actividades o en promociones, quizás su jefe no sea su mayor fanático. En otros casos, el problema es más estructural y su jefe puede ser, sencillamente, un líder incompetente. Si ese jefe no está por irse pronto, el que debe irse es usted.

Seis de cada 10 mexicanos renuncia a sus empleos por una mala relación su jefe inmediato. Ante un cambio de jefe, “si después de seis meses no has conectado, será difícil que lo hagas”.

Aunque antes de la terminación de la relación, es importante explorar otras alternativas dentro de la misma empresa, como el cambiar de puesto o de área.

Las causas de llevar una mala relación con el superior inmediato van desde haber tenido la expectativa de ocupar ese puesto, un choque de personalidades o, incluso, acoso laboral. Cuando se trata de un jefe hostigador, la balanza parece inclinarse más rápidamente hacia separarse de la empresa.

“En México, el tipo de acoso laboral más extendido es el congelamiento: ignorar y ‘hacerle el vacío’ a la víctima”, según el estudio “El hostigamiento laboral como forma de discriminación”, de Gustavo Fondevila, del Centro de Investigaciones y Desarrollo Económico.

10-No le agrada la gente con la que trabaja

“¿Amigos en la oficina? Todos son insoportables”. Según estudios, uno de los factores más importantes para predecir la felicidad en el trabajo es tener al menos un amigo cercano en la oficina. Es normal tener ‘rifirafes’ ocasionales con colegas, subordinados o superiores, pero otros problemas o diferencias no tienen solución. Hay que reconocer la diferencia.

11-Usted ya no cree en el producto o servicio que la compañía ofrece

Olvide el sueldo, el cargo y sus grandes compañeros. Si usted no puede involucrarse con la razón de ser de la empresa, ¿cómo podrá tener éxito trabajando para la compañía, promocionando esos productos o servicios? Recuerde que las compañías tienen éxito cuando sus empleados son embajadores de la marca. No es justo para la empresa o para usted si no cree en lo que vende o hace.

12-Vive prometiéndose que buscará un nuevo trabajo

Mucha gente experimenta uno o dos días sintiéndose ‘hasta la coronilla” con el trabajo y de repente hasta maldice lo que hace… pero después de una buena noche de sueño cae en cuenta de que solo fue un mal día. Otros pueden pasarse meses diciéndose a sí mismos “voy a renunciar”. Si este es su caso, entonces deje de quejarse y póngase en acción; busque la forma de ganar visibilidad para aquella empresa con la que sueña trabajar o empiece a transformarse en aquello que usted quiere ser.

Independientemente de cuál sea el motivo por el que decidimos alejarnos de nuestro lugar de trabajo, es importante que tengamos en cuenta un punto fundamental: la vida, y sobre todo en los ámbitos laborales, gira de tal forma que nunca se sabe en qué momento podemos volver a encontrarnos con jefes, compañeros de trabajo o espacios comunes.

Es importante que todos nos recuerden de manera satisfactoria. Por ese motivo, si ya ha considerado seriamente esta opción, demuestre ser un profesional.

Busque el momento de comunicarlo: sobre todo a su jefe. Intente que no sea en un momento de discusión, debido a que puede tomarlo como una reacción. Converse de manera tranquila y explique sus motivos.

Avise con el tiempo suficiente para encontrar su reemplazo: y ofrezca sus conocimientos para capacitarlo y prepararlo sobre lo que deberá hacer.

Es importante que antes de tomar la decisión, pueda hacer una evaluación de su situación actual. Si al momento de renunciar no tiene otras perspectivas es importante que piense:

  1. A qué se dedicará mientras esté desempleado.
  2. Cómo buscar nuevos trabajos. (Contactos, envíos de CV, entrevistas, etc.).
  3. Sobrevivirá sin un ingreso fijo mensual: cuánto tiempo podrá mantenerse de sus ahorros.
Share Button

7 Aspectos que se deben investigar de un candidato laboral

tema 3

Es posible que muchos entrevistadores se equivoquen escogiendo al candidato que ocupará el empleo porque no saben indagar sobre el pasado y el contexto laboral del elegido.

En qué deben fijarse y qué deben preguntar los entrevistadores para no equivocarse. De paso, esto puede ser una guía para quienes buscan empleo:

  1. Entender el organigrama de la empresa en la que trabaja o trabajaba el candidato permite ver mejor cuáles son las responsabilidades exclusivas del entrevistado y qué tan responsable es tanto por los logros como por las omisiones.
  2. Averiguar cómo llegó y por qué dejó cada uno de los empleos que tuvo. Permite corroborar su motivación por el puesto, da un patrón de su ética y deja ver la madurez del candidato, así como su estabilidad a lo largo del tiempo.
  3. También hay que entender qué llevó al candidato a la entrevista y lo que busca lograr con el cambio. Al preguntar sobre ese asunto se puede dar cuenta que el candidato tiene expectativas equívocas de la oferta.
  4. Además, se debe averiguar por qué el puesto que se le ofrece es mejor que el que ya tiene u otros puestos que podría conseguir con facilidad. Esto permite ver, junto con el punto anterior, qué tan riesgosa es la contratación en términos de estabilidad en el puesto.
  5. Hay que indagar, si ¿Desea hacer una especialización?, ¿Busca un ascenso o un cambio de área? ¿Desea empezar un negocio propio? Al hacer esas preguntas se conocen las expectativas a corto plazo o en el largo plazo del potencial trabajador.
  6. Aunque muchos piden las referencias es bueno exigir que sean las de sus antiguos empleadores o de personas de cargos medios en las empresas, porque son ellos quienes generalmente tienen una opinión más real del candidato.
  7. En el momento de la entrevista pregúntele al candidato si está en otros procesos, en cuáles, por qué y cuál es su primera opción.

Los consejos para encontrar empleo generalmente se los dan a quienes están buscándolo, pero las siguientes recomendaciones son para los que necesitan nuevos trabajadores.

Share Button

¿Por qué no te dan el empleo?

tema 74

Para todo candidato, la entrevista laboral, es una de las etapas más angustiantes. Por eso, es fundamental preparar todos los aspectos y no dejar nada al azar. Pero aunque estés muy preparado, siempre existirá la incertidumbre acerca de las preguntas que hará el reclutador, en qué aspecto se fijará, cómo poder agradar y causar una buena impresión.

Una de las formas de obtener información enriquecedora de los candidatos, es a través de las preguntas que formulan los reclutadores. Las entrevistas son instancias que sirven para conocer personalmente a los candidatos, sus gestos, postura corporal y su actitud ante las preguntas.

Durante las entrevistas de trabajo, los reclutadores están alertas a muchos detalles más allá de las respuestas.

Si bien la formación académica y experiencia es importante, en la entrevista laboral, existen otros aspectos que serán valorados.

Los 5 principales aspectos evaluados y analizados por los reclutadores.

1. La imagen

Más que la vestimenta formal, son todos los elementos que constituyen la imagen. Los colores usados, el maquillaje, peinado, pero también los olores, limpieza de las manos y cabello, y hasta si los zapatos están perfectamente lustrados. Además de tener una buena presencia, peinado y llevar un estilo acorde al cargo.

2. Claridad en las respuestas

Debes ser capaz de explicar todos los puntos que señalas en tu CV, tales como experiencia, habilidades, competencias y logros. Recuerda repasar aquellas respuestas a preguntas frecuentes de la entrevista laboral: ¿Cuáles son tus mayores defectos? ¿Por qué quieres trabajar en la empresa? ¿Qué te atrae de este cargo?, entre otras. Pero, además, el reclutador te puede sorprender con preguntas poco habituales o que no sean respecto a tu currículum, por eso es necesario que te prepares y no te pongas nervioso.

3. Conocer a la empresa

Es necesario tener conocimiento sobre la historia, cultura, giro, servicios, competencia y prestigio de la empresa. Asegúrate de que tus argumentos se sustenten en esos puntos. Investiga sobre la empresa, ya que en este aspecto será evaluada tu seriedad y responsabilidad profesional, así como tu interés por pertenecer a la compañía.

4. La seguridad

A ningún reclutador le gustará una persona que tambalea en sus respuestas y que demuestra inseguridad en sus capacidades. Mientras más seguro te demuestres y tengas claros tus objetivos, más probabilidades tendrás de quedarte con el empleo. Pero también es importante que esa seguridad se refleje en tu postura, en un buen apretón de manos y en tus gestos.

5. Mostrar entusiasmo e interés

La entrevista no puede terminar sin que aclares todas tus dudas, esto demostrará interés por el puesto de trabajo. No tengas miedo a preguntar. Pero cuidado con las preguntas que haces, no vaya a ser que esto te juegue en tu contra. Por ejemplo, no vayas a preguntar en la primera entrevista cuánto pagan, cuál es el horario, cuánto tiempo dan para comer, etcétera. Esas preguntas se formulan una vez que hayas sido el candidato elegido.

En resumen, las pruebas de selección pueden ser muy variadas, entrevistas personales, test cognitivos, técnicas de simulación, etcétera. La clave es que los candidatos trabajen su imagen, que sus respuestas sean claras, tenga conocimientos de la empresa, demuestre seguridad e interés por el cargo, excelente actitud y disposición y que la empresa detecte no solo lo que hayas estudiado, sino que puedes ser un muy buen aporte que hará ganar en muchos aspectos a la organización.

Los candidatos deben cuidar no caer en errores como llegan con actitud exigente a la entrevista o hablar mal de sus exjefes o empresas anteriores. Esto provoca un auto sabotaje.

Share Button

6 causas por las que tus empleados pueden irse

tema 69Ver partir a un colaborador valioso puede salirte muy caro. Podemos estar dejando ir conocimientos, experiencia, relaciones e incluso clientes.

Primordialmente estamos perdiendo tiempo y cierta capacidad para concretar los planes presentes arriesgando a su vez las futuras estrategias.

No necesariamente tiene que ser un alto ejecutivo o un vendedor; en cualquier nivel de las organizaciones existen personas que pueden provocar dolor al irse. La situación se agrava en función del tiempo que se tarden en cubrir el puesto satisfactoriamente.

Con base en encuestas de clima laboral y entrevistas de salida podemos hallar las causas de rotación de la gente. Aunque varían de acuerdo al tipo de organización, te presentamos las más frecuentes:

1. El estilo de liderazgo del jefe inmediato

Un liderazgo constructivo y orientado a la gente busca evitar la pérdida de gente talentosa. Si los líderes de la empresa los motivan, les dan confianza, claridad, apoyo y una sana relación con los colaboradores, será difícil que alguien lo piense dos veces antes de irse de la empresa. Un jefe que se preocupa por el desarrollo de la gente, está logrando el paso más importante para retener a su equipo de trabajo.

Por el contrario, se incrementa el riesgo de rotación cuando está presente un liderazgo golpeador, poco atento a las necesidades e intereses individuales, que no concilia las necesidades de la organización con las de las personas y que tampoco muestra interés por hacer crecer a sus colaboradores. El principal responsable de la permanencia o salida de algún engrane del negocio es el jefe.

2. Remuneración

Aunque soy partidario de que este tema no es una causa para provocar la rotación (normalmente es el pretexto o la gota que derrama el vaso), no deja de ser uno de los temas más importantes a considerar. No solamente es hablar de un sueldo (con todo y prestaciones y beneficios), lo más interesante y agudo es cuando entra a escena un actor determinante: La cultura de la empresa en torno a la remuneración.

De alguna forma, esto hace que la gente desconfíe respecto a futuros aumentos, la ausencia de claridad y objetividad en las evaluaciones para lograr bonos, entre otros.

3. Relaciones interpersonales

Tal vez la parte más desgastante en un empleo, además del esfuerzo intelectual y físico que conlleva, es ver cómo son afectadas las emociones al interactuar con otras personas. Es común que la energía se pierda en conductas como discutir, conciliar, resolver malos entendidos, protegerse y en general relacionándose con otras personas.

En muchas ocasiones, es un tema que las organizaciones no saben detectar y traducir en una cultura colaborativa, pero que sin duda provoca malestar y un alto nivel de estrés. Nadie quiere estar eternamente en un ambiente repleto de conflictos.

4. Reconocimiento

La mayoría de las personas están a la espera de algún tipo de incentivo que signifique que alguien está valorando su esfuerzo y resultados. Como en toda relación (puede pensarse en cualquiera), la salud de la misma depende del balance entre lo que se da y se recibe. Son añejas las creencias de que un sueldo es suficiente. En este caso, la gente buscará otro lugar en el que se le premie no sólo económica, sino social y emocionalmente.

5. Desarrollo

Ya que hemos tocado el tema del reconocimiento, la más importante de estas formas es ver materializados los logros de tu crecimiento personal y profesional. Hablamos de mayor experiencia, conocimientos, currículum, jerarquía, ingreso y también facultades para realizar proyectos de iniciativa propia. Claro que para ello se requieren sistemas perfectamente trazados, claros y estructurados que permitan el flujo de la movilidad interna en los puestos.

Lamentablemente en muchos ambientes existe la falta de planes de desarrollo, proyectos de plan de carrera y sus derivados. Por ejemplo, cuando una persona deja su puesto y de pronto nota que la nueva contratación ha ocupado la vacante que tanto quería.

6. Calidad de vida

Factores como las jornadas prolongadas, las distancias y exceso de viajes o traslados, aunque estén acompañados de una mejor remuneración, provocan un permanente anhelo por recuperar tiempo y energía para dedicarse a los temas de interés personal, mismos que tarde o temprano pueden encontrar solución con la simple acción de buscar un empleo que sí lo ofrezca (aunque muchas veces eso signifique sacrificar el factor económico).

La cultura engloba todo

Cualquiera de los temas citados convergen en la filosofía y actuar de la empresa. No es un tema primordialmente económico, sino de actitud y enfoque al personal. Siempre es valioso realizar encuestas de clima y conocer el origen de los problemas, no obstante, mi recomendación es realmente traducir esos resultados en un conjunto de acciones inmediatas, comunicadas a toda la gente y que reproduzcan una cultura preventiva en torno al problema. Los beneficios serán altos en tiempo y costo.

Share Button

4 básicos para ser un mejor lugar para trabajar

4 básicos para ser un mejor lugar para trabajar

Existen empresas -especialmente las grandes- que han empezado a revolucionar la forma de gestionar su capital humano. El resultado: “los mejores lugares para trabajar, el paraíso de todo trabajador”. ¿Cómo lo han logrado?

En teoría, muchos profesionistas conocemos el término “el mejor lugar para trabajar”, pero para la mayoría es algo inalcanzable, una utopía que jamás conocerá en su vida. La buena noticia es que en la realidad existen muchas empresas que a nivel internacional se están preocupando por estructurar programas de gestión de capital humano y lo llevan como estandarte en sus organizaciones.

Pero… ¿realmente existe un programa ‘integral’ que nos permita obtener beneficios mutuos? ¿Cuáles deberían ser sus características? Al respecto, Alejandra Apiquián Guitart, coordinadora de Psicología Integral de la Facultad de Psicología de la Universidad Anáhuac, asegura que estas empresas ajustan sus necesidades y realizan programas que satisfacen desde la demanda más básica hasta las grandes realidades de las empresas.

Sigue leyendo

Share Button

15 preguntas que un Gerente de Recursos Humanos debería responder

15 preguntas que un Gerente de Recursos Humanos debería responder

Los líderes de Recursos Humanos y ejecutivos corporativos de manera intuitiva reconocen la importancia del capital humano para el crecimiento y el éxito de la empresa; Sin embargo, las organizaciones se esfuerzan por entender las métricas clave necesarias para tomar decisiones estratégicas.

Por esta razón planteamos 15 preguntas para saber que tan actualizada se encuentra su empresa a nivel de Recursos Humanos:

1. ¿Qué porcentaje de su fuerza de trabajo se jubilará en los próximos cinco años, o en el próximo año? Cual es el plan para reemplazarlos?

2. ¿Cuál es la edad promedio en su organización? ¿En los últimos cinco años ha aumentado, disminuido o permanecido igual? cual es su plan para asegurar la continuidad de negocio

Sigue leyendo

Share Button

Eleva la productividad de tus empleados con este escritorio

Moderno Escritorio Productivo

Comodidad y soporte son las cualidades que Andrés Palma, director de Poliedro, empresa dedicada a la post producción de cine, encuentra en el escritorio para trabajar parado que la productora le compró en febrero de 2013.

Empleados del hospital Médica Sur, la aerolínea Volaris, las televisoras Televisa y TV Azteca y el banco HSBC, también utilizan este tipo de escritorios.

“Cada día más directivos lo piden”, dice Adrián Rodríguez-Granada, director comercial de Rom Consultoría, a la revista Expansión.

Sigue leyendo

Share Button