Usa inteligencia emocional y disfruta tu trabajo

tema 28

 

¿Cuántas veces te has decidido a vivir plenamente tu vida en la oficina? y ¿Cuántas de ellas no has podido? Tener conocimiento de lo que es la inteligencia emocional no quiere decir que seamos ávidos a la hora de implementarla, para ello, especialistas han creado técnicas que podrían ayudarte a controlar tu situación en la empresa.

“Hoy, más que nunca, existe la necesidad de tener control sobre lo que hacemos, y esto no excluye el ambiente laboral. Hablar de inteligencia emocional es resumirlo a tener el control de las situaciones (…) ya sean complejas, incómoda, de crisis, exitosas o beneficiosas, es tener clara una estrategia que nos ayude a comenzar y finalizar una exitosa jornada laboral”.

Aquellas personas que obtienen un puesto de alta responsabilidad y rendimiento, llegan a tener control de sus emociones, alcanzan altos grados de motivación y son personas que contagian de entusiasmo a las demás; logrando trabajar en equipo, incentivando responsabilidad e iniciativa y creando respeto por su persona y su trabajo.

Algunas ventajas de implementar la inteligencia emocional en las oficinas son las siguientes:

  • Genera confianza en los colaboradores: crea un ambiente de comodidad y es generadora de una buena comunicación.
  • Crea sentido de pertenencia entre la marca y el trabajador. Esto genera un ganar-ganar que impulsa, no sólo el desarrollo organizacional, sino a nivel personal.
  • Aumenta la productividad a través de la motivación.
  • Mejora el ambiente laboral.
  • Aumenta la responsabilidad entre los colaboradores.
  • Es buen aliciente para promover la creatividad y participación en las empresas. 

Sin embargo, el “deber ser” se convierte en todo un reto. Algunas recomendaciones, que bien podrías servir como guía, para que implementes la inteligencia emocional.

1.- Comienza con una buena actitud

Recuerda que eres un guía para todos los colaboradores de la empresa, tener un puesto directivo no sólo simboliza responsabilidad y dirección, también es sinónimo de  crear influencia. Para ello, es importante comenzar tu día con actitud y ser positivo, esto no sólo te ayudará a enfrentar tu jornada, sino que creará en tu equipo de trabajo una actitud similar. Pero ten paciencia, esto no pasa de la noche a la mañana, tiene que hacerse una rutina de ambas partes.

“La inteligencia emocional comienza con un buen saludo en la mañana, es como una enfermedad, se contagia entre las personas. Si existe una buena actitud por parte del directivo, seguramente lo habrá por parte de su equipo”.

2.- Define expectativas claras

Uno de los mayores problemas de las empresas es la falta de organización y la carencia de objetivos claros. Cuando esto sucede, no sólo se crea tensión e incertidumbre, sino también es generadora de un mal ambiente laboral, pues al sentirse perdidos los colaboradores, la relación entre ellos y sus superiores suele ser mala y escasa.

Por ello, es importante generar metas y expectativas a corto y mediano plazo, y lo más importante es que tu equipo esté enterado de ello. De esta forma, no sólo lograrás complicidad, sino generarás un sentido de pertenencia y responsabilidad. Revisa que cada mes tu gente y tú estén sobre el mismo canal.

3.- Disponibilidad y Apoyo

En muchas ocasiones, los jefes fungen como figuras de autoridad que sólo puede vérseles en juntas, eventos importantes y cuando existe algún problema. Si eres de estas personas, olvídate de estar actuando bien. La inteligencia emocional se genera a través de un círculo de confianza con tus equipos de trabajo.

Por ello, expertos recomiendan tener disponibilidad con tus colaboradores, deja que se acerquen para dudas importantes, que haya recomendaciones y confianza, esto ayudará a acrecentar los beneficios para ambas partes.

¡Apóyalos! Si se sienten protegidos, también protegerán tus intereses, recuerda que es un ganar-ganar. Si no existe una comunicación asertiva y una retroalimentación, lo más seguro es que fracases en el intento.

4.- Delegar, esa es la cuestión

¿Cuántas veces lo hemos tratado el tema? La respuesta es muchas, sin embargo, es uno de los pasos de la independencia emocional más difíciles de aplicar. Es complicado delegar responsabilidades, pues la mayoría de las veces se piensa que nadie puede hacer el trabajo como nosotros lo hacemos. Y la conjetura real es que sí, nadie puede.

Muchos lograrán rebasar nuestras expectativas y lo harán mejor, otros necesitan impulso y ayuda para lograrlo y algunos no tendrán idea de qué o cómo hacerlo, sin embargo de esto se trata, de conocer las capacidades y habilidades que tu equipo de trabajo ofrece. ¡Arriésgate y comienza a delegar!

5.- Comunicación, la clave para cualquier reto

Es la mejor arma para generar inteligencia emocional en nuestros equipos de trabajo, si existe una retroalimentación continua, no sólo habrá confianza y sentido de pertenencia, también se alcanzará niveles de creatividad e innovación que nunca habías imaginado.

Abrir canales de comunicación efectivos, ya sea en equipo o de manera personal, puede mejorar procesos, acortar tiempos, delimitar metas y crear nuevas formas para lograrlo. Es importante que te des una oportunidad y lo logres.

 

Share Button

Importancia de la inducción de personal en las empresas

tema 27

La inducción es un proceso de vital importancia dentro de una organización a pesar de que muchos directivos no la toman en cuenta, a través de ella se pueden implementar uno de los programas que normalmente se ignoran en la mayoría; que es familiarizar al nuevo trabajador con la empresa y con los compañeros de trabajo, su cultura, sus principales directivos, su historia, sus políticas, manuales que existe dentro de la empresa, etc.

Este proceso se efectúa antes de iniciar el trabajo para el cual ha sido contratado, evitando así los tiempos y costos que se pierden tratando de averiguar por sí mismos, en qué empresa ha entrado a trabajar, qué objetivos tiene, quién es quien, a quién recurrir para solucionar un problema, cuáles son las actitudes no toleradas, funciones y entre otros.

Inducción

Es la integración entre un sistema social y los nuevos miembros que ingresan a él y constituye el conjunto de procesos mediante los cuales aprenden el sistema de valores, las normas, y los patrones de comportamiento requeridos por la empresa en la que ingresan. Asimismo el nuevo empleado debe aprender los objetivos básicos de la organización, los medios elegidos para lograr los objetivos, las responsabilidades inherentes al cargo que desempeñará en la empresa; los patrones de comportamiento requeridos para el desempeño eficaz de la función y el conjunto de reglas o principios que mantienen la identidad e integridad de la empresa.

En este sentido podemos definir, es un tipo de adiestramiento para que se adecua al individuo al puesto, al jefe, al grupo y a la organización en general, mediante información sobre la propia organización, sus políticas, reglamentos y beneficios que adquieren como trabajador”.

Consta de 3 partes principales:

  1. Información Introductoria proporcionada en funciones individuales o de grupo, a través de una persona de la gerencia de personal.
  2. Información proporcionada por el Supervisor.
  3. Entrevista de ajuste varias semanas después de que el trabajador haya estado en el puesto.

En el mismo orden de ideas, es propicio destacar el propósito de la inducción, la cual se presenta por la disminución del desconocimiento que tiene el personal de nuevo ingreso de la Organización, por medio de un programa, cuyos aspectos sobresalientes se exponen en instructivos y manuales. El nuevo trabajador va a encontrarse de pronto inmerso en un medio con normas, políticas, procedimientos y costumbres extraños para él;  la finalidad de la inducción es establecer un sistema técnico que permita una información general y especifica de la institución y del puesto a ocupar.

Etapas de la Inducción

Así mismo es necesario conocer las etapas de la inducción en la siguiente forma:

  1. Primera Etapa: Se proporciona información general acerca de la organización. El departamento de Recursos Humanos suele presentar temas que se relacionan con los empleados, como una visión panorámica de la empresa, hacen un repaso de las políticas, procedimientos y sueldos de la organización. Se presenta una lista donde se verifican si se le ha proporcionado toda la información sobre el trabajo al empleado.
  2. Segunda Etapa: En esta etapa el responsable es el supervisor inmediato del empleado. En algunos casos, el supervisor puede delegar esta tarea a algún empleado de antigüedad en el departamento. Las actividades que se cubren en esta etapa son los requerimientos del puesto, la seguridad, una visita por el departamento para que el empleado lo conozca, una sesión de preguntas y respuestas y la presentación a los otros empleados para que  conozcan.
  3. Tercera Etapa: Implica la evolución y el seguimiento, que están a cargo del departamento de recursos humanos junto con el supervisor inmediato. Durante la primera y segunda semana el supervisor trabaja con el nuevo empleado para aclarar algunas dudas que se le puedan presentar. Los profesionales de recursos humanos le ayudan a los supervisores a cerciorarse de que se efectué esta tercera etapa tan importante.

La estructura de una inducción se determina, en forma general, de la siguiente manera:

  • Bienvenida (Carta Firmada por el Director, Gerente, el dueño  si es posible).
  • Nuestra historia.
  • Nuestros productos o servicios.
  • Código de conducta de los integrantes de la organización.
  • Carta de la organización general o por departamento.
  • Mapa de las oficinas y de la organización.
  • Puestos de los directivos, departamentales y jefes que los ocupen.
  • Políticas del personal.
  • Reglas principales o normas (Darles un carácter más bien de información que de ordenes).
  • El trabajo, observaciones generales acerca del departamento, su organización, personal, tipo de trabajo a realizar, horarios, salarios y oportunidades para la promoción.

Es evidente entonces que la inducción es la información programada en forma sistemática. Pero resulta conveniente aclarar que la inducción es un proceso el cual se detalla a continuación:

Introducción en el departamento de personal, en la que suelen darse al nuevo trabajador informes de la siguiente naturaleza:

  • Idea de la empresa en que va a trabajar, su historia, su organización, entre otros.
  • Políticas generales.
  • Reglas generales.
  • Beneficios de los que puede disfrutar.
  • Realizar visitas a las instalaciones organización.

Introducción en el puesto: Es conveniente que el nuevo empleados sea personalmente llevado y presentado con el que habrá de ser su jefe inmediato y además con sus compañeros. Así mismo indicarle y explicarle en qué consistirá el trabajo, igualmente los sitios que requiere conocer tales como el lugar de cobro, sanitarios, entre otros.

Ayudas Técnicas: Constituyen ayudas técnicas para la buena introducción, los llamados folletos de bienvenida o de empleados, en ellos se consignan los tópicos mencionados al hablar de la introducción en la unidad o departamento.

Sobre la base de las consideraciones anteriores se puede decir que existen varios tipos de inducción, dentro de las cuales podemos mencionar:

  • La Inducción Informal: Es la que se realiza por medio de la indagación empírica o fortuita del individuo o por los nuevos compañeros de trabajo, sin ningún tipo de organización.
  • La Inducción Formal: Es aquella que se dicta por medio de los medios de comunicaciones oficiales de la organización y su personal asignado para tal fin. Cabe agregar que la inducción también tiene otros tipos dentro de la formal como:
  • Escrita: Como folletos, instructivos, manuales, trípticos, volantes, entre otros.
  • Audiovisual: Proyecciones y videos de bienvenida.
  • Directa: Por el personal calificado para la inducción.
  • Normas, Políticas y Procedimiento
  • Normas: Se refiere a las reglas o restricciones.
  • Políticas: Son los criterios o lineamientos generales de acción que se determinan en forma explícita para facilitar la cobertura de los procedimientos.

En conclusión, el proceso de inducción es muy importante ya que de él depende que el nuevo personal se integre y conozca a quienes ya pertenecen a la empresa, ojalá todos los directivos lo tomen en cuenta porque, a veces, cuando entra un nuevo compañero ni sabemos cómo se llama, cuál es el puesto que va a desempeñar, ni recibe instrucciones adecuadas por parte de su nuevo jefe.

Share Button

8 ideas para tener un ingreso extra – Corporativo Serca S.C.

descarga

Te compartimos algunas ideas para que ganes dinero extra que te ayude a aliviar algo del estrés financiero que te provoca tu negocio.

Por Darrah Brustein

Ser un emprendedor es sinónimo de no estar financieramente estable a veces. Mientras levantas tu empresa, es importante estar enfocado. Pero, ¿qué pasaría si pudieras hacer algo que te diera dinero extra para aliviar ese estrés financiero?

 

Las buenas noticias son que hay muchas empresas que crean oportunidades para los emprendedores que no requieren de un trabajo de tiempo completo y que pueden complementar el que están haciendo. Aquí hay nueve ejemplos de oportunidades que podrían ser perfectas para que tu empresa siga creciendo:

  1. Invierte en bienes raíces.Hay muchos métodos para ganar dinero en bienes raíces, muchas de ellas no requieren de todo tu esfuerzo. Encuentra a personas en tu área que tengan habilidades y experiencia que complementen las tuyas y hazlas parte de tu negocio para asegurar tu inversión.
  2. Conduce un taxi.La mayoría de nosotros estamos familiarizados conUber Lyft, las empresas que hicieron que la limusina y los automóviles de personas comunes y corrientes se convirtieran en medios de transporte para todo el que lo necesitara. ¿Has considerado ser uno de ellos? Nunca olvidaré uno de mis viajes en UberX, en donde el conductor me dijo que usa su tiempo libre para ganar dinero y hacer networking con los pasajeros para hacer crecer su negocio, ¡es un genio!

Una de las grandes cosas de la plataforma de Uber, es que ofrece una oportunidad económica para una variedad de conductores, tiempo completo, medio tiempo, maestros en verano, estudiantes de tiempo completo, entre otros, en más de 260 ciudades alrededor del mundo. Si estás en una de esas 260 ciudades, podrías convertir tu automóvil en una experiencia que te genere dinero y sea una oportunidad de networking.

  1. Ofrece tus servicios de outsourcing.¿Tienes habilidades de diseño gráfico, diseño web, edición de video, desarrollo de software o servicio al cliente? Entonces puedes usarlas para trabajar en cientos de lugares y que te paguen por proyecto o por horas.
  2. Trabaja en tu tiempo libre.Ha quedado atrás la búsqueda de trabajos de medio tiempo. Hay empresas comoWonolo en Estados Unidos en donde la gente puede trabajar algunas horas en empresas más grandes. La gente puede ayudar a estos negocios haciendo tareas que los demás no pueden terminar o ayudar en alguna conferencia. Esta es una oportunidad para tener más experiencia laboral y aprovechar la flexibilidad de horario.
  3. Renta tu departamento.¿Estás viajando por negocios o vas a dejar tu casa vacía? ¿Tienes una habitación vacía en tu casa? Es tiempo de sacarles provecho y ganar dinero con tu propiedad cuando no la uses.
  4. Renta tu automóvil.Si has pensado en rentar tu casa, tal vez te guste la opción de seguir modelos como el deRelayRides FlightCar, los cuales te permiten rentar el vehículo personal de la gente. Es otra forma de ganar dinero y de hacer networking con las personas que te lo rentan.
  5. No sólo compres en eBay, vende ahí.Puedes simplemente vender tus artículos o puedes hacerlo un negocio. “Yo tengo una franquicia eneBay en la que enseño a la gente cómo llevar a cabo una reventa en esta página”, dice Garret Brustein. “Entreno a cada persona para enseñarle cómo hacer su inventario, enlistar y mandar los objetos de la misma forma que yo lo haría para que puedan emular el proceso y tomar todas las conjeturas de la empresa”. Puedes hacer esto en tu tiempo libre o como un trabajo de medio tiempo. Puedes vender las cosas que no necesitas y revenderlas para obtener algo de dinero extra.
  6. Obtén dinero para hacer networking.Esto lo conozco por experiencia propia. Después de fundar mi primera empresa, comencé a organizar eventos de networking en mi ciudad para ayudar a profesionales jóvenes para que interactuaran en un ambiente en donde no tuvieran miedo de dar a conocer su idea. Rápidamente me di cuenta que los eventos no sólo estaban ayudando a los demás para tener contactos, sino que también se podían generar ganancias.

Si buscas ganar algo de dinero a parte de tu negocio y encuentras canales en los que puedes unir el empleo actual con el extra, es tiempo de tomar en cuenta estas opciones.

 

Share Button

Alertas de que es momento de renunciar

tema 10

Si apenas suena el despertador y tu primer pensamiento es “otra vez tengo que ir a trabajar” y el malestar se mantiene durante un tiempo prolongado, quizá sea momento de considerar un cambio de empleo.

A veces porque un ciclo se termina y queremos darle un nuevo perfil a nuestra profesión. Otras veces porque hemos tenido una mejor propuesta laboral y lamentablemente muchas otras veces porque las condiciones no son las óptimas y esto nos termina afectando, tomamos la decisión de renunciar a nuestro trabajo.

En México 5.4% de las separaciones laborales son renuncias de empleados, dos puntos más que el promedio en América Latina de 3.5%, de acuerdo con el ‘Reporte de efectividad de Efectividad del Capital Humano 2014’.

Un 43% de los mexicanos tiene la intención o deseo de cambiar de empleo, y cinco de cada 10 está buscando nuevas oportunidades laborales, según datos de 2014 de la Encuesta Global de Empleo.

Renunciar a un empleo sin tener otro en espera no es lo recomendable, a decir de los expertos en recursos humanos. Para no dar un paso en falso, revisa si existen suficientes razones para que renuncies de tu actual trabajo más allá de la sensación de no querer ir a trabajar.

1- Usted está aburrido y no siente pasión por lo que hace

Usted trata, honestamente, de hacer lo que tiene que hacer y completar su trabajo… pero, de alguna manera, se distrae y no lo logra. Quizás termina haciéndolo en el último minuto o de repente termina haciendo un esfuerzo a medias. Lo primero que hace en la mañana es contar las horas que hacen falta para salir de la oficina… y los días son eteeeeernos. Aunque la procrastrinación y la mediocridad pueden ser señales de debilidad de carácter, también pueden ser síntomas de que usted no es feliz en lo que hace. Si ya se extinguió ese sentimiento que lo ponía a pensar en todas las contribuciones que podía hacerle a la empresa y las posibilidades de crecer que tenía por delante, imagínese en otro lugar.

2-Usted es miserable en las noches, en las mañanas y los domingos

Simplemente, usted odia ir al trabajo en las mañanas. Sucede todos los días… repetidamente. No duerme bien y los domingos en la noche no descansa, pensando en que empieza una nueva semana al día siguiente. Su infelicidad con el trabajo le arruina su tiempo libre y le dificulta su capacidad de divertirse, relajarse o desconectarse.

3-Su estrés del trabajo afecta su salud

Es obvio que habrá días en que querrá quedarse en cama y no ir a la oficina…. pero cuando el trabajo, la cultura de la empresa o la gente con la que trabaja no es saludable, puede tener un gran impacto físico y mental en usted. El estrés lo consume y su familia y amigos se ven afectados también. Cuando el trabajo empieza a afectar su salud física, mental o ambas, hágase un favor y salga de ahí.

4- Te alejaste de tu plan de carrera

Lo más importante antes de tomar la difícil decisión de cambiar de empleo es echarle un vistazo el plan de carrera o bien, si no tienes uno, elaborarlo para tener claro qué quieres.

Es importante revisar si el plan elaborado compagina con los intereses de la compañía pero también con tus propios objetivos profesionales. Renunciar sin conocer qué pretendes alcanzar es como cambiarse a un camión que no se sabe a dónde va.

5- Más contras que pros

Elaborar una lista con todos los pros y contras puede ser muy esclarecedora sobre continuar o no en un empleo.

En dicha lista se habrá de considerar desde planes de crecimiento al interior de la empresa, flexibilidad para el balance vida-trabajo y hasta tiempos de trayecto, pues pueden llegar a afectar en la calidad de vida del empleado.

“Si esta lista tiene ‘contras’ más de peso que ‘pros’, quizá es tiempo de considerar en dónde se estaría mejor”.

6- Ya no contribuyes a la organización

Pocos sentimientos son tan molestos como el de no sentirse útil. Si consideras que estás instalado en una zona de confort y no sientes ninguna motivación en innovar los procesos y los productos en tu empresa puede ser indicio de que necesitas un cambio.

7- Mira el calendario

Las empresas suelen hacer sus planes de crecimiento y estructura cada cinco años. Este es buen periodo de tiempo para evaluar tu posición en la organización, considera Pérez Sámano. Es decir, si pasados cinco años, percibes que tu desarrollo sigue siendo el mismo, quizá sea hora de hacer tus maletas. Las promociones son una buena forma de medir este desarrollo, pero no la única.

Es fundamental que estas mediciones traten de ser lo más cuantificables posible. Revisar el aumento en el número de responsabilidades o de gente a tu cargo, las veces que tus propuestas fueron tomadas en cuenta para fijar las estrategias o los objetivos de la empresa, son algunos ejemplos.

8- Te sientes desaprovechado.

Eso en lo que usted es sumamente bueno, tiene poco o nada que ver con lo que usted está haciendo en el trabajo. Inclínese hacia sus fortalezas, pues así será más feliz y tendrá más éxito. ¿Lleva mucho tiempo ahí y aún no se dan cuenta de todo lo que usted tiene para ofrecer? En lugar de desperdiciar sus aptitudes y potencial en un lugar donde su trabajo no es útil, reconocido o respetado, encuentre algún otro sitio o cargo donde pueda crecer y brillar.

Las aptitudes son importantes, pero explotarlas y desarrollarlas lo es aún más. En muchas ocasiones, las aptitudes y el talento quedan relegados ante las urgencias diarias y la mecanización de los procesos.

El lugar de trabajo no es solo un lugar donde se realiza una operación mercantil: trabajo-salario. “Ahí pasamos la tercera parte de nuestras vidas, si no lo aprovechamos para crecer y ser mejores personas y empleados, ¿cuándo?”.

tema 10-1

9- No eres tú, es tu jefe

Su jefe directo tiene un gran impacto en su carrera; de él o ella dependen muchas decisiones que afectarán su crecimiento profesional. Si usted es constantemente ignorado en actividades o en promociones, quizás su jefe no sea su mayor fanático. En otros casos, el problema es más estructural y su jefe puede ser, sencillamente, un líder incompetente. Si ese jefe no está por irse pronto, el que debe irse es usted.

Seis de cada 10 mexicanos renuncia a sus empleos por una mala relación su jefe inmediato. Ante un cambio de jefe, “si después de seis meses no has conectado, será difícil que lo hagas”.

Aunque antes de la terminación de la relación, es importante explorar otras alternativas dentro de la misma empresa, como el cambiar de puesto o de área.

Las causas de llevar una mala relación con el superior inmediato van desde haber tenido la expectativa de ocupar ese puesto, un choque de personalidades o, incluso, acoso laboral. Cuando se trata de un jefe hostigador, la balanza parece inclinarse más rápidamente hacia separarse de la empresa.

“En México, el tipo de acoso laboral más extendido es el congelamiento: ignorar y ‘hacerle el vacío’ a la víctima”, según el estudio “El hostigamiento laboral como forma de discriminación”, de Gustavo Fondevila, del Centro de Investigaciones y Desarrollo Económico.

10-No le agrada la gente con la que trabaja

“¿Amigos en la oficina? Todos son insoportables”. Según estudios, uno de los factores más importantes para predecir la felicidad en el trabajo es tener al menos un amigo cercano en la oficina. Es normal tener ‘rifirafes’ ocasionales con colegas, subordinados o superiores, pero otros problemas o diferencias no tienen solución. Hay que reconocer la diferencia.

11-Usted ya no cree en el producto o servicio que la compañía ofrece

Olvide el sueldo, el cargo y sus grandes compañeros. Si usted no puede involucrarse con la razón de ser de la empresa, ¿cómo podrá tener éxito trabajando para la compañía, promocionando esos productos o servicios? Recuerde que las compañías tienen éxito cuando sus empleados son embajadores de la marca. No es justo para la empresa o para usted si no cree en lo que vende o hace.

12-Vive prometiéndose que buscará un nuevo trabajo

Mucha gente experimenta uno o dos días sintiéndose ‘hasta la coronilla” con el trabajo y de repente hasta maldice lo que hace… pero después de una buena noche de sueño cae en cuenta de que solo fue un mal día. Otros pueden pasarse meses diciéndose a sí mismos “voy a renunciar”. Si este es su caso, entonces deje de quejarse y póngase en acción; busque la forma de ganar visibilidad para aquella empresa con la que sueña trabajar o empiece a transformarse en aquello que usted quiere ser.

Independientemente de cuál sea el motivo por el que decidimos alejarnos de nuestro lugar de trabajo, es importante que tengamos en cuenta un punto fundamental: la vida, y sobre todo en los ámbitos laborales, gira de tal forma que nunca se sabe en qué momento podemos volver a encontrarnos con jefes, compañeros de trabajo o espacios comunes.

Es importante que todos nos recuerden de manera satisfactoria. Por ese motivo, si ya ha considerado seriamente esta opción, demuestre ser un profesional.

Busque el momento de comunicarlo: sobre todo a su jefe. Intente que no sea en un momento de discusión, debido a que puede tomarlo como una reacción. Converse de manera tranquila y explique sus motivos.

Avise con el tiempo suficiente para encontrar su reemplazo: y ofrezca sus conocimientos para capacitarlo y prepararlo sobre lo que deberá hacer.

Es importante que antes de tomar la decisión, pueda hacer una evaluación de su situación actual. Si al momento de renunciar no tiene otras perspectivas es importante que piense:

  1. A qué se dedicará mientras esté desempleado.
  2. Cómo buscar nuevos trabajos. (Contactos, envíos de CV, entrevistas, etc.).
  3. Sobrevivirá sin un ingreso fijo mensual: cuánto tiempo podrá mantenerse de sus ahorros.
Share Button

¿Cuáles son las mentiras más comunes en los CV? – Cosporativo SERCA

tema 8

¿Inglés al 100%? ¿Maestría o Doctorado en… alguna escuela patito? De acuerdo con un estudio reciente, los empleadores aseguran que el 70% de los postulados miente cuando de hacer su Curriculum Vitae, se trata.

“Es normal que la gente trate de adornar su CV, ante la presión de conseguir el empleo. Los reclutadores sabemos que hay omisiones o falsedades que no impactan en la contratación, sin embargo, hay elementos que no se pueden pasar por algo como asegurar que se tiene una maestría, cuando ni estás titulado”, comenta Arturo Martín Garza Garza, docente de Alta Dirección y Ética Profesional, en Campus Cumbres de la Universidad del Valle de México.

De acuerdo con el experto, las mentiras más comunes en los CV van desde direcciones y correos electrónicos, hasta porcentaje en idiomas y doctorados inexistentes:

• Estudios no realizados o mentiras sobre carreras finalizadas.

• Maestrías y Doctorados inexistentes.

• Porcentaje en idiomas.

• Referencia en empresas que no han trabajado.

• Conocimientos informáticos.

• Omisión de datos cuando pertenecieron a un sindicato u otra organización.

De acuerdo con el experto en reclutamiento de personal, las mentiras más comunes dentro de los CV se basan en el grado de estudio de los aspirantes y el porcentaje del idioma extranjero.

Otra de las mentiras más sorprendentes son las cédulas profesionales, cuando investigamos la cédula que nos dio el aspirante, resulta que sí existe, pero que no es la persona que fue a buscar el trabajo. “Inclusive llevan títulos que son falsos”.

Así, el experto aconseja a los profesionistas realizar un CV de acuerdo con los perfiles de la empresa, cortos, claros y concisos.

Consejos para armar tu propio CV:

• Evita poner portadas, la extensión máxima de un CV debe de ser de dos páginas.

• En el encabezado debe de tener el nombre del aspirante y el grado de estudios.

• Debe ser organizado, ya sea que se realice de forma cronológica o de funciones.

• Si se lleva de manera física, debe ser en original.

• Impreso en papel blanco y de calidad.

• Revisar la ortografía y redacción. De acuerdo con el experto, un CV con mala redacción y ortografía se descarta de manera inmediata.

“Es muy sencillo darse cuenta de cuándo un candidato está mintiendo. Como reclutador sabes perfectamente el perfil de la persona que vas a contratar y la investigación que se debe hacer para que el elegido sea el correcto.

“Si dice que habla el 100% de inglés, la mitad de la entrevista se hace en el idioma extranjero; si dice que trabajó en “tal” empresa, se habla a esa empresa e inclusive, en este mundo conocemos a la gente de RRHH de la empresa que menciona el aspirante. La responsabilidad como reclutador está en corroborar los datos importantes del aspirante”, comenta el jefe de personal de la CFE.

Así que si estás pensando en mentir, piénsalo dos veces porque al final, una de las características que las empresas buscan es la honestidad y la lealtad.

Share Button

El empleado multitarea ¿Solución o error de las empresas?

tema 7

Las empresas mexicanas actualmente están enfrentando un panorama económico que representa un gran reto y al mismo tiempo una gran oportunidad para crecer en un mercado con altos niveles de competencia. Sobre todo en un país como el nuestro, donde según informes del INEGI en la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2010, más de 90% de las empresas tienen menos de 50 empleados, situación a la que se añade el hecho de que cada día hay más profesionales de todas las áreas de conocimiento buscando la posibilidad de integrarse al mundo de los negocios.

Este hecho podría significar una gran oportunidad para que las empresas pudieran reclutar a profesionales preparados con mayor facilidad, sin embargo, muchas compañías optan por mantener la estabilidad de sus fuerzas productivas y dar a ciertos miembros efectivos más tareas y responsabilidades, de forma que muchos profesionales terminan desempeñando labores y roles múltiples en una tendencia de la última década que cada día es más fuerte: el empleado multitask o multitarea.

Una de las conclusiones a las que llegan las compañías tras hacer un análisis de sus procesos operativos dentro de la estructura de su cadena de suministro es que hay muchos puestos innecesarios o tareas y roles que una sola persona puede llevar a cabo contando con la capacitación y adiestramiento adecuados, sobre todo en áreas creativas y administrativas donde los profesionales pueden desempeñar varias funciones de una misma área.

Sin embargo, esto puede tornarse en contra de la propia organización si el colaborador se convierte en el único que conoce dichas funciones y si su productividad comienza a disminuir pues al tener a su cargo cada vez más roles y tareas, comienza a incrementar el número de horas que debe permanecer en su puesto y el desgaste empieza a repercutir en la calidad de su trabajo.

Estos fenómenos son muy comunes en empresas pequeñas y medianas donde la estructura requiere de pocos empleados con altos niveles de eficiencia y productividad para obtener grandes resultados. De manera contraria, en los grandes corporativos el exceso de especialización en una o dos tareas y responsabilidades mantienen al colaborador con pocas esperanzas de movimiento al interior de la organización y con dificultades para escalar en la cadena de mando.

Ambas situaciones pueden resultar en perjuicio para compañías y empresas de todos los niveles, por lo cual es indispensable que los directivos tengan cuidado en la manera en que se administran los recursos de la organización pues este tipo de escenarios pueden evitarse si la estrategia de negocios está bien diseñada y permite contar con el número adecuado de colaboradores y los procesos operativos adecuados para que todos en la compañía hagan lo que mejor saben hacer siempre y de la manera más eficiente.

Para diseñar una estrategia adecuada de administración de recursos, es fundamental conocer las necesidades de cada área dentro de la empresa y establecer los procesos y flujos de trabajo más eficientes y productivos, que permitan a los colaboradores contar con las herramientas adecuadas para desarrollar sus tareas y en el menor tiempo posible.

Contar con una estructura adecuada de administración de recursos permitirá a la empresa invertir tanto en los colaboradores que necesita como en proporcionarles la infraestructura necesaria para que entreguen productos y servicios de calidad permanentemente, asegurando así el éxito del negocio.

Share Button

¿Por qué no te dan el empleo?

tema 74

Para todo candidato, la entrevista laboral, es una de las etapas más angustiantes. Por eso, es fundamental preparar todos los aspectos y no dejar nada al azar. Pero aunque estés muy preparado, siempre existirá la incertidumbre acerca de las preguntas que hará el reclutador, en qué aspecto se fijará, cómo poder agradar y causar una buena impresión.

Una de las formas de obtener información enriquecedora de los candidatos, es a través de las preguntas que formulan los reclutadores. Las entrevistas son instancias que sirven para conocer personalmente a los candidatos, sus gestos, postura corporal y su actitud ante las preguntas.

Durante las entrevistas de trabajo, los reclutadores están alertas a muchos detalles más allá de las respuestas.

Si bien la formación académica y experiencia es importante, en la entrevista laboral, existen otros aspectos que serán valorados.

Los 5 principales aspectos evaluados y analizados por los reclutadores.

1. La imagen

Más que la vestimenta formal, son todos los elementos que constituyen la imagen. Los colores usados, el maquillaje, peinado, pero también los olores, limpieza de las manos y cabello, y hasta si los zapatos están perfectamente lustrados. Además de tener una buena presencia, peinado y llevar un estilo acorde al cargo.

2. Claridad en las respuestas

Debes ser capaz de explicar todos los puntos que señalas en tu CV, tales como experiencia, habilidades, competencias y logros. Recuerda repasar aquellas respuestas a preguntas frecuentes de la entrevista laboral: ¿Cuáles son tus mayores defectos? ¿Por qué quieres trabajar en la empresa? ¿Qué te atrae de este cargo?, entre otras. Pero, además, el reclutador te puede sorprender con preguntas poco habituales o que no sean respecto a tu currículum, por eso es necesario que te prepares y no te pongas nervioso.

3. Conocer a la empresa

Es necesario tener conocimiento sobre la historia, cultura, giro, servicios, competencia y prestigio de la empresa. Asegúrate de que tus argumentos se sustenten en esos puntos. Investiga sobre la empresa, ya que en este aspecto será evaluada tu seriedad y responsabilidad profesional, así como tu interés por pertenecer a la compañía.

4. La seguridad

A ningún reclutador le gustará una persona que tambalea en sus respuestas y que demuestra inseguridad en sus capacidades. Mientras más seguro te demuestres y tengas claros tus objetivos, más probabilidades tendrás de quedarte con el empleo. Pero también es importante que esa seguridad se refleje en tu postura, en un buen apretón de manos y en tus gestos.

5. Mostrar entusiasmo e interés

La entrevista no puede terminar sin que aclares todas tus dudas, esto demostrará interés por el puesto de trabajo. No tengas miedo a preguntar. Pero cuidado con las preguntas que haces, no vaya a ser que esto te juegue en tu contra. Por ejemplo, no vayas a preguntar en la primera entrevista cuánto pagan, cuál es el horario, cuánto tiempo dan para comer, etcétera. Esas preguntas se formulan una vez que hayas sido el candidato elegido.

En resumen, las pruebas de selección pueden ser muy variadas, entrevistas personales, test cognitivos, técnicas de simulación, etcétera. La clave es que los candidatos trabajen su imagen, que sus respuestas sean claras, tenga conocimientos de la empresa, demuestre seguridad e interés por el cargo, excelente actitud y disposición y que la empresa detecte no solo lo que hayas estudiado, sino que puedes ser un muy buen aporte que hará ganar en muchos aspectos a la organización.

Los candidatos deben cuidar no caer en errores como llegan con actitud exigente a la entrevista o hablar mal de sus exjefes o empresas anteriores. Esto provoca un auto sabotaje.

Share Button

14 Frases que no debes decir a tus empleados

68Malos jefes los hay en todos lados y de todas las clases; managers poco motivadores, regañones, insensibles, flojos e irrealistas. Incluso hay quienes disfrutan hacer llorar a sus empleados y que éstos sientan temor con sólo escuchar su nombre. Una noticia para ellos: lo único que provocarán es baja productividad en su empresa, (costosa) rotación de personal y un clima laboral deficiente que no atrae ni retiene talento.

Como emprendedor, es probable que te encuentres por primera vez en esta posición, pero la inexperiencia no es excusa para convertirte en un jefe que no sabe liderar a su equipo y que afecta negativamente su moral. De hecho, hacerlo podría significar la muerte de tu startup, ya que el éxito de toda empresa -sea grande o pequeña- depende de su capital humano.

Aunque la forma de comportarte es el mejor referente para tus empleados, tus palabras también lo son. Y existen ciertas frases que nunca debes usar al comunicarte con tu equipo, independientemente de cuál sea tu humor o la situación:

1. ¿Acaso no haces nada bien? Aunque un empleado cometa uno o varios errores, esta frase es muy ofensiva y puede dañar gravemente su motivación. Cuando haya una situación de este estilo, relájate, cuenta hasta 10 (o a 100) y pídele a la persona que explique lo ocurrido. Haz que él mismo reconozca su equivocación y proponga soluciones.

2. Que sea la última vez que… Ésta es la frase favorita del jefe amenazador. Normalmente la amenaza hace referencia a la liquidación del trabajador, pero lo único que genera es que trabaje por miedo y no por alcanzar objetivos.

3. Tienes suerte de trabajar aquí. En otros lados… En primer lugar probablemente no conozcas las políticas laborales de otras empresas y en segundo, si el empleado realmente tuviera suerte de trabajar contigo, no tendrías que decírselo de esa manera. Nunca te compares con otras compañías; crea tu cultura empresarial y asegúrate que sea atractiva para el capital humano.

4. No es mi problema. Cuando un miembro de tu equipo te explica que llegó tarde por ‘x’, no terminó el trabajo por ‘y’ o no alcanzó las metas por ‘z’, nunca digas esta expresión. No se trata de que “cobijes” a los empleados que sólo presentan excusas, sino de que seas empático y trates de entender la situación. Además, debes asegurarte que efectivamente no sea tu problema, lo que significa que una de tus responsabilidades es proveer todas las herramientas, recursos e incentivos que permitan que el trabajo se realice.

5. Para eso te pago. Una frase muy utilizada por los jefes con sentimiento de superioridad. Con estas palabras le estás diciendo a la persona que es de tu propiedad y que debe hacer lo que tú digas simplemente porque recibe una paga por ello. Si quieres que tu equipo te respete, nunca saques a colación los temas relacionados con los sueldos y tu posición como jefe.

6. Tenemos que recortar gastos. A menos de que tu empresa esté pasando por un momento muy difícil, que ya has comunicado y compartido con tu equipo no digas esta frase. Pero, sobre todo, no recortes sueldos o personal y al día siguiente te aparezcas en la oficina usando un traje nuevo o estrenando un auto último modelo.

7. Así se han hecho siempre las cosas. Es el ‘mantra’ del jefe obsoleto y nada innovador. En una empresa, al reclutar talento se tiene como principal objetivo justamente eso: cambiar las rutinas y el estatus quo para innovar y crecer. Si un empleado te presenta una idea o una forma distinta de operar, escúchalo y pruébalo. Nunca sabes de dónde vendrá la idea que te genere millones de pesos.

8. No te pago por pensar, te pago por hacer. Nuevamente el jefe que se siente superior y habla sobre salarios para recordarlo. Y lo peor: es el jefe que desmotiva la innovación y el crecimiento de la empresa. Por el contrario, haz que buena parte de las descripciones de puestos incluyan un componente creativo e innovador.

9. No lo entregues hasta que lo hagas bien. Esta desagradable frase muchas veces va acompañada de papeles aventados o tirados a la basura. Este jefe tirano disfruta rebajar a sus empleados y hacerlos sufrir. En lugar, observa bien lo que entregó y da una retroalimentación efectiva que impulse a que la próxima vez la entrega sea correcta, pero no por temor, sino por tu buen liderazgo y conducción.

10. Lo siento, no hay nada que pueda hacer. Es la típica del jefe “Poncio Pilato”. Ante un posible despido, rechazo de aumento de sueldo u otorgar un permiso, muchos managers usan esta frase para lavarse las manos. Pero como emprendedor, probablemente no sea siquiera cierta. Tú eres quien decide en tu empresa y en tus manos está la satisfacción de tu equipo.

11. Los problemas personales no los traigas a la oficina. Otro recordatorio: un empleado no es una máquina, y por tanto tiene sentimientos, emociones, ambiciones y deseos. Y cuando alguien trabaja, ejecuta con su cuerpo, pero lo logra gracias a la mente y al corazón. Sé un jefe abierto: escucha a la persona y procura ofrecerle tu respaldo.

12. Llegaste 10 minutos tarde. Una cosa es impulsar la puntualidad de tu empresa y otra muy distinta es convertirte en un reloj humano con el fin de regañar a tus empleados. Para que tu empresa sea productiva no debes fijarte en el tiempo que pasa un trabajador sentado en un escritorio, sino en sus resultados.

13. Aquí el que manda soy yo. Los esquemas de trabajo vertical y unidireccional ya no funcionan. ¿Por qué? Porque los líderes sabios han descubierto que empoderando a sus empleados se consiguen mejores resultados. Si eres un líder, ellos lo sabrán, pero por tu ejemplo, no porque se los digas con altanería.

14. El proyecto/empresa no es tuyo. Craso error decirle a un empleado que aquello que en lo que trabaja no es de su propiedad. Una cosa es que no pueda adueñarse completamente de él y hacer lo que quiera, y otra muy distinta es que no sea parte de su vida. Finalmente, una persona le dedica más de un tercio de su día a un proyecto y hacer que se sientan parte de él es lo único que genera lealtad a la empresa.

Share Button

¿Cómo mejorar tu comunicación en el trabajo?

tema 63

La comunicación efectiva es vital para las empresas y los equipos de trabajo. Sin ella la productividad puede verse afectada seriamente.

Ser muy directo es una de las mejores formas de comunicación efectiva en el trabajo.  Los jefes suelen decir: “me podrías entregar el reporte que te pedí, ya lo necesito”. Pero lo que deberían decir es “el reporte que te pedí debe estar en mi correo a las 5 de esta tarde”.

Y no sólo es importante la estructura que le das a tus palabras, también la actitud es de absoluta relevancia. Si cuando hablas metes tus manos a los bolsillos, haces movimientos con los pies, o evitas el contacto visual, estarás dando una imagen negativa y los compañeros creerán que no quieres comunicarte con ello.

También debes aprender que el mundo no gira a tu alrededor; si te abres a las opiniones y perspectivas de tus compañeros y equipo, te será mucho más fácil que los demás entiendan tu mensaje.

Sé muy abierto y directo al momento de hacer preguntas, con el fin de evitar malos entendidos. Si no te queda claro lo que alguien está tratando de comunicarte, puedes decir “no estoy seguro de entender tu punto, ¿me podrías dar un ejemplo?”.

Otra regla de oro para la comunicación en el trabajo es dar personalmente las malas noticias. Parece más fácil comunicar este tipo de información a través de medios indirectos como e-mail, pero no es así. Imagínate cómo te sentirías si te enteraras que tu compañero de trabajo que más aprecias fue despedido, gracias a un correo de la empresa y no a través de él mismo.

Aquí tienes algunos Tips que te ayudarán a tener una comunicación más efectiva en tu lugar de trabajo.

1. Comunícate de manera clara y directa

Estos días en los que todo el mundo tiene poco tiempo, es importante que seas muy puntual con el mensaje que deseas comunicar.

La clave para una comunicación efectiva es la claridad. Expón de la manera más clara posible las ideas y pensamientos que deseas comunicar. Trata de entender el modo en que tus interlocutores piensan y se lo más directo posible.

2. Aprende a escuchar y usa una forma inteligente de pedir ayuda

La comunicación es un acto de dos vías. Escucha con atención a tus compañeros y jefe, así te será más fácil entender sus puntos de vista y llegar a acuerdos que beneficien el flujo de trabajo.

Acercarte a los compañeros para pedir ayuda siempre hablará bien de ti. Pero debes ser cuidadoso de la forma en que lo haces. Si te dan una tarea que no sabes cómo desarrollar considera lo siguiente:

  • Se proactivo y muestra entusiasmo por el proyecto. Puedes decir cosas como “me encanta formar parte de esta iniciativa”.
  • Si se trata de una tarea que nunca has realizado, no dudes en pedir fuentes y ejemplos. Puedes acercarte a tus compañeros con frases como esta: “¿Qué ideas tienes en mente para este proyecto?”, “Nunca he desarrollado un reporte como el que me estás pidiendo, ¿me puedes mostrar un ejemplo?”.
  • Has todo lo posible por tener una reunión con tu jefe o compañeros antes de la fecha de entrega, con el objetivo de revisar avances del proyecto y saber si es el tipo de información y desempeño que estás realizando es el que  se busca para el proyecto.

Saber si el trabajo que estás desarrollando es lo que el proyecto necesita, te ayudará a no desperdiciar el tiempo y a asegurarte de que tú y tu equipo o jefe están en el mismo canal.

3. Comunica tus expectativas y piensa antes de hablar

Asegúrate de especificar el tipo de información que requieres y la fecha en que debe ser entregada.

Tus compañeros y equipo del que estés al mando no podrán llegar a los objetivos que planteas si no eres claro al comunicar el tipo de acciones que deben llevar a cabo para conseguir los objetivos del proyecto.

Si eres el jefe, debes ser muy claro respecto al tipo de resultados que necesitas. Si no lo haces hay altas probabilidades de que no lo obtengas.

Una vez que has escuchado lo que la otra parte tiene que decir, procesa bien lo que están comunicándote y reflexiona sobre tu respuesta.

4. Usa un lenguaje no verbal apropiado y se positivo siempre

Una actitud positiva es clave para ser efectivo al comunicarte, tanto con palabras como con acciones y gestos.

Como bien sabes, la comunicación NO se remite únicamente a las palabras. Está científicamente comprobado que el 93% de la comunicación humana está basada en comportamientos y acciones, contra únicamente el 3% para el lenguaje hablado y escrito.

Por ello, debes tener y proyectar confianza en ti mismo; así tu equipo se sentirá también en confianza de acercarse y hablar al respecto de cualquier situación o contratiempo. Y también es muy importante que al hablar seas amable y tengas una sonrisa discreta.

5. Mantén el interés y se honesto

Otra clave de la comunicación en las empresas y equipos de trabajo es mantener el interés de la contraparte en el camino hacia nuestro objetivo. Puedes lograr esto generando constantemente retroalimentación y discusiones respecto al proyecto.

En lo que concierne a la honestidad, ten claro que es la mejor herramienta que puedes usar al momento de comunicarte. Ser honesto te merecerá el respecto de tus compañeros y jefe y viceversa.

Estos consejos aplican para todas las áreas y niveles.

Share Button

Las herramientas de la estrategia del océano azul (Parte 2)

Imagen de 4 piezas rompecabezas

 

Otras de las herramientas propuestas por W. Chan Kim y Renée Mauborgne son  el esquema de las cuatro acciones y la matriz de las cuatro acciones, las cuales se trataran en este artículo.

 Esquema de 4 acciones

Para iniciar, es importante mencionar que el esquema de las cuatro acciones nos permite construir una nueva curva de valor tomando en cuenta los aspectos que el cliente considera más importantes y valiosos.

Los autores nos proponen cuatro preguntas por medio de las cuales se desafía la lógica estratégica de una industria y su modelo de negocio.

Eliminar: ¿Qué factores presentes en la industria se deben eliminar?

Esta pregunta nos permite revisar aquellos factores que han perdido vigencia o que ya no representan valor para el cliente en la actualidad.

Reducir: ¿Cuáles variables que la industria da por sentadas se deben reducir muy por debajo de la norma de la industria?

Esta pregunta nos permite conocer aquellos factores que se han incrementado en la industria debido a la competencia generada dentro de ella, los cuales se deben reducir al no representar valor significativo para el cliente.

Incrementar: ¿Cuáles variables deben ser incrementadas por encima del estándar de la industria?

Esta pregunta nos lleva a atenuar los condicionamientos a los que el cliente está sometido por parte de la industria.

Crear: ¿Cuáles variables nunca antes consideradas en la industria se deben crear?

Esta pregunta nos lleva a crear nuevo valor para los clientes, y nos permite generar nueva demanda y una nueva dinámica en el precio.

 Las primeras dos preguntas nos ayudan en la labor de pensar y generar maneras para  cambiar la estructura de costos a una con valores más reducidos en comparación con la competencia.

Las dos preguntas restantes, nos ayudan en la tarea de incrementar el valor para el cliente, y las cuatro preguntas en conjunto nos ayudan en la generación de la nueva curva de valor.

Las preguntas cuyo fin es eliminar y crear, ayudan a generar nuevas reglas donde la competencia puede importancia.

 La matriz de las cuatro acciones.

 La matriz de las cuatro acciones

Esta matriz es un complemento del esquema de las cuatro acciones, se denomina matriz eliminar-reducir-incrementar-crear. La finalidad de esta matriz es de encaminar a la empresa a actuar para generar la nueva curva de valor buscando el bajo costo y la diferenciación simultáneamente.

Los autores nos presentan cuatro beneficios que obtienen quienes utilizan la matriz:

  1. “Se obligan a buscar simultáneamente la diferenciación y el bajo costo para poner fin al dilema entre el valor y el costo.
  2. Pueden identificar inmediatamente si están orientadas sólo a incrementar y crear, elevando su estructura de costos y exagerando en la ingeniería de sus productos y servicios, problema que suele afligir a muchas.
  3. Sus gerentes de cualquier nivel pueden comprenderla fácilmente, lo cual facilita su compromiso a la hora de aplicarla.
  4. Como la tarea de llenar la matriz es exigente, las obliga a examinar a fondo cada una de las variables alrededor de las cuales compite la industria y así descubrir la gama de suposiciones implícitas que se hacen a la hora de competir.” (W. Chan Kim, Renée Mauborgne, 2012).

En próximos artículos se presentarán otras herramientas propuestas por los autores de la estrategia del océano azul, las cuales ayudarán en la creación de la estrategia para crear nuevas curvas de valor y volver a la competencia intrascendente. Esta estrategia nos ayuda en el planteamiento de proyectos productivos nuevos o en empresas existentes que desean reorientarse para innovar en valor y captar a más clientes. El diseño de una buena estrategia también puede ser aplicado cuando solicitamos apoyos de gobierno o financiamiento. Si deseas asesoría puedes acercarte a nosotros.

Share Button