Cómo hablar de tus defectos en una entrevista laboral

tema 24

La entrevista de trabajo suele tener características específicas: un tiempo de duración no mayor a diez minutos, preguntas clave para identificar las cualidades y fortalezas de la persona, tiempo para determinar la responsabilidad y puntualidad del aspirante, y preguntas que determinarán si es el candidato indicado para el puesto o definitivamente no. Y nuestros defectos no pueden escapar de este interrogatorio.

No se trata de preguntas capciosas o trampas establecidas, cuando se trata de una entrevista de trabajo el entrevistador debe analizar tu capacidad de reacción y la percepción que tienes de tu persona, cuando llega este momento es hora de hablar de nuestras áreas de oportunidad y… de nuestros defectos.

Quienes se hayan presentado a una entrevista de trabajo seguramente reconocerán esta pregunta: “¿Cuáles son los defectos que consideras tener?”.

Aquí es donde todo inicia: el malestar estomacal, el sudor en las manos y la desaparición de cualquier idea pertinente que podías decir.

Los expertos aseguran que este estado incómodo es muy natural, pues a todos nos gusta hablar de nuestras virtudes, pero pocos sabemos enfrentar y hablar de nuestros defectos.

“No se busca intimidar o incomodar al entrevistado, es importante analizar su reacción y el control de la situación. En este momento, la mayoría de las personas, suelen ponerse nerviosas bajo la presión en la que se encuentran y aquí es donde el reclutador ve cómo se maneja la persona bajo estas circunstancias.

El experto en temas de RRHH asegura que si bien esta práctica se realiza en la mayoría de las entrevistas.

Ante esto, te damos las siguientes recomendaciones para que tu entrevista deje de ser una mala experiencia y se convierta en una buena oportunidad para externar tu profesionalismo y tus capacidades.

Recomendación #1. Prepárate

Ninguno de los expertos se cansará de decirlo: es importante que tengas conocimiento de la empresa a la que vas, de los objetivos y la cultura que la distinguen y, por supuesto, que te prepares para la realización de una entrevista de trabajo.

El momento va a llegar, así que analiza estas recomendaciones y practica antes de llegar a tu entrevista.

Recomendación #2. No actúes

Los reclutadores se darán cuenta, evita ser falso a la hora de hablar sobre ti mismo. Si bien es cierto que debes demostrar seguridad y un alta autoestima, también es cierto que no debes mentir y exagerar tus cualidades, por muy buenas que sean tus intensiones.

“El mejor consejo es que seas sincero contigo y con la persona que te entrevista. Somos expertos en el área y nos damos cuenta cuando tratan de forzar alguna información. Antes de entrar a una entrevista laboral, te recomendamos tranquilizarte y pensar que platicas con un amigo”.

Recomendación #3. Sé inteligente al contestar

Estas preguntas suelen ser comprometedoras… si no sabes cómo contestar, ya que pueden perjudicar de manera significativa la decisión de contratarte o no. Estas interrogantes suelen aplicarse para ver tu capacidad de reacción y tu inteligencia para resolver los problemas bajo circunstancias de gran presión. Por ello, respira profundo y sé inteligente a la hora de contestar.

Se recomienda hablar sobre nuestras áreas de oportunidad y hablar de manera estratégica, por ejemplo:

– “Tengo muchas áreas de oportunidad, como cualquier persona. Sin embargo, creo que debo mejorar en algunos aspectos. Uno de mis mayores retos es mejorar en la disciplina con mi persona, creo que debo de poner más atención en mi salud física y uno de mis propósitos es ir más seguido al gym”.

– “Como cualquier persona, creo que hay aspectos en los que debo mejorar. Uno de mis grandes propósitos es poner más atención en mi vida personal y en mi preparación. Espero terminar mi meta de leer, mínimo, un libro al mes”.

– “Estoy seguro que uno de los puntos que debo reforzar es cuidar mi alimentación. Necesito poner más atención en mis horarios de comida y en qué cosas ingiero”.

– “Una de mis debilidades es mi disciplina al levantarme. Creo que necesito mejorar mi rutina al dormir para poder levantarme e ir al gimnasio”.

Se trata de decir las cosas, pero no de manera tajante.

Puede ser que tengas algunos problemas de disciplina, como todos, pero es importante contestar de manera inteligente.

“Finalmente, el objetivo es evidenciar qué tan honesto, constante y disciplinado es el candidato, el dar un giro a la pregunta, no sólo puede verse original, sino puede llegar a impresionar al entrevistador”.

Recomendación #4. Nunca digas… 

Recuerda que se trata de estrategia, nunca vayas a comprometerte con respuestas erróneas. El experto recomienda no decir lo siguiente:

  • Una de mis mayores debilidades es la puntualidad, tengo que aprender a llegar más temprano a mis citas.
  • Tengo problemas con la entrega de los proyectos.
  • No soy un buen líder.
  • Creo que necesito trabajar en mis tiempos de entrega.
  • No soy disciplinado con mi gente.
  • Tengo problemas para enfrentar a la autoridad.

Recomendación #5. Convierte tu debilidad en algo positivo

Se trata de estrategia. Puedes hablar sobre tu obsesión a la perfección, pero asegurándote que sea beneficioso para la empresa. Por ejemplo:

– “Creo que debo trabajar en mi obsesión en la perfección. Sin embargo, creo que también es una virtud, pues me ha ayudado a conseguir grandes objetivos”.

Busca algunas características que puedas transformar.

Recomendación #6. Toma el control

No te apresures a responder, algunos expertos aseguran que es recomendable hacer una pequeña pausa, esto le hará saber al entrevistador que tienes todo bajo control. Asegúrate de pensar, de manera estratégica, tus respuestas.

Evita utilizar muletillas, tartamudear o frases muy hechas. Esto sólo dejará ver que lo tienes preparado y que no es una respuesta sincera y espontánea.

Recomendación #7. Habla de tu compromiso y dedicación

Sí, tienes que hablar de tus defectos, pero también llegará el momento de hablar de tus virtudes. Así que no pierdas la oportunidad de hablar sobre ello y asegúrate de destacarlas.

Expertos aseguran que las capacidades más valoradas por los reclutadores son:

  • El compromiso.
  • La capacidad de adaptación al cambio.
  • La comunicación.
  • El liderazgo.
Share Button

Lo que tu letra dice de tu personalidad

tema 16

La grafología es el estudio de la letra de una persona: y es que, a partir de lo que escribes, es posible inferir ciertos rasgos de personalidad. Los analistas sugieren prestar especial atención a las letras “i”, “t”, “o” y “s”.

¿Tus puntos sobre las íes son un círculo abierto? De acuerdo con los expertos, podrías tener la personalidad de un visionario… y la de un niño también. Por otro lado, las “t’s” con cruces cortas pueden indicar pereza o falta de determinación; las “o’s” muy cerradas pueden indicar una personalidad introvertida, y las o’s abiertas, una personalidad que no sigue sus instintos.

Aunque los principios de la grafología pueden parecer obvios –y la disciplina con frecuencia es tachada de “pseudociencia”–, algunas personas creen que el estudio de la letra puede incluso ofrecer un vistazo al estado de salud de una persona. Por ejemplo: una letra con presión variada puede indicar presión arterial alta, mientras que letras erráticamente inclinadas podrían ser un síntoma de esquizofrenia.

Algunas empresas utilizan la grafología en los procesos de contratación; y los métodos también se han utilizado en casos judiciales.

Dime cómo escribes y te diré quién eres…

La forma en que escribes puede evidenciar más de 10 mil rasgos de personalidad. ¿Cuáles son las características más comunes de las letras y sus significados? Tamaño de la letra

-Grande. Eres sociable, te gusta rodearte por personas y adoras la atención. También puede significar que aparentes ser valiente y tener mucha seguridad.

-Mediana. Te adaptas fácilmente a las circunstancias.

-Pequeña. Eres tímido e introvertido, estudioso, concentrado y meticuloso.

ESPACIO

Espacio entre las letras

-Amplio. Aprecias tu libertad y no te gusta sentirte abrumado o rodeado por mucha gente. -Angosto. Detestas estar solo. Tiendes a rodearte por gente y a veces puedes ser intrusivo. Inclinación de las letras

-Sin inclinación. No dejas que tus emociones te dominen. Sueles ser lógico y práctico. -Inclinación a la derecha. Estás abierto a vivir nuevas experiencias y disfrutas conocer gente. -Inclinación a la izquierda. Tiendes a ser un poco cerrado con la gente, y prefieres trabajar tras bambalinas. Si eres diestro y tu letra se inclina hacia la izquierda, podría significar que eres rebelde.

Forma de las letras

-Letras redondas. Eres creativo y artístico.

-Letras puntiagudas. Eres más agresivo, intenso, muy inteligente y curioso. -Letras conectadas entre sí. Te guías por la lógica, eres sistemático y tomas decisiones con mucho cuidado.1

Curvas de las letras

-Curva estrecha de la “L”. Podrías estarte restringiendo a ti mismo, lo que podría derivar en sentimientos de tensión.

-Curva amplia de la “L”. Eres relajado y espontáneo, se te facilita expresar tus emociones. -Curva estrecha de la “e”. Sueles ser escéptico, no sueles dejarte llevar por las emociones de los demás.

-Curva amplia de la “e”. Eres de mente abierta y disfrutas vivir nuevas experiencias. Los puntos sobre las íes

-Punto alto. Tienes una gran imaginación.

-Punto a la izquierda. Tiendes a procrastinar.

-Rayas sobre la “i”. Puedes ser demasiado duro contigo mismo. Tienes poca paciencia para las personas inadecuadas o que no aprenden de sus errores.

-Círculos abiertos. Eres visionario, pero tienes personalidad un poco infantil.

-Punto justo encima de la “I”. Estás orientado a los detalles, eres organizado y empático en todo lo que dices y haces.

La cruz de la “T”

-Muy arriba. Eres ambicioso, optimista y tienes autoestima alta.

-Justo en medio. Eres seguro, te sientes bien contigo mismo.

-Cruz larga. Eres determinado y entusiasta. Sin embargo, tiendes a ser terco y te cuesta trabajo soltar las cosas.

-Cruz corta. Tiendes a ser perezoso y a mostrar falta de determinación.

T

“O’s” abiertas y cerradas

-Abierta. Eres comunicativo, sociable y no te cuesta expresar tus sentimientos; te cuesta mantener secretos.

-Cerrada. Eres celoso de tu privacidad, compartes poco sobre tu vida personal. Eres introvertido. Presión -Fuerte. Si presionas mucho la pluma al escribir, podrías ser comprometido y tomarte las cosas muy en serio. Si aplicas demasiada presión, podrías vivir en constante tensión y reaccionar rápidamente a las críticas.

-Ligera. Si la presión es ligera, podrías ser sensible y empático con las personas, pero también podrías ser un poco apático.

Velocidad -Rápida. Eres impaciente, odias los retrasos y las pérdidas de tiempo. Sueles ser muy eficiente. -Lenta. Eres más organizado, metódico y autosuficiente.

Firma -Ilegible. Eres celoso de tu privacidad, difícil de leer o entender.

-Legible. Eres seguro de ti mismo y te sientes cómodo con quien eres. No necesitas fingir ser alguien que no eres.

Estas y muchas otras conclusiones pueden deducirse de la forma de escribir de una persona.

Share Button

23 preguntas que Apple hace en sus entrevistas

tema 15

Apple es reconocida por ser una de las empresas más desafiantes y emocionantes para las cuales trabajar, así que no debe sorprender que el proceso de selección sea muy complejo.  Como Google y otras grandes empresas tecnológicas, Apple pregunta una combinación complicada en sus entrevistas de trabajo basadas en la experiencia laboral del postulante.

Revisé algunas de las publicaciones en Glassdoor,  un sitio de reseñas laborales, para descubrir algunas de las preguntas más complejas que se les han hecho a los candidatos a puestos en la compañía de Steve Jobs.

 Algunas requieren resolver acertijos matemáticos complicados, mientras que otras parecen simples pero son lo suficientemente vagas para engañar.

1. “Dime algo que hayas hecho en la vida de lo que te sientas particularmente orgulloso”.

2. “¿Cuáles han sido tus fracasos y cómo has aprendido de ellos?”.

3. “Describe un problema interesante y cómo lo resolverías”.

4. “Explícale a un niño de ocho años cuáles son las funciones de un modem/router”.

5. “¿Qué te trae por aquí?”.

6. “Tienes 100 monedas acostadas sobre la mesa, cada una con un lado de cara y otro de cruz. Diez de ellas están sobre su cara y las otras 90 están sobre el lado opuesto. No puedes ver, sentir ni nada que te permita distinguir sobre qué lado están las monedas. Divídelas en dos pilas de manera que quede el mismo número de caras en cada montón”.

7. “¿Qué crees que querrás hacer dentro de cinco años?”.

  1. “¿Por qué te quieres unir a Apple y qué extrañarías de tu trabajo actual si la compañía te contratara?”.
  2. “Descríbete. ¿Qué te emociona?”.
  3. “¿Cómo probarías una tostadora?”.
  4. “Si te contratamos, ¿en qué  te gustaría trabajar?”.
  5. “Hay tres cajas. Una tiene sólo manzanas, la otra tiene naranjas y la última tiene ambas frutas. Las cajas fueron etiquetadas incorrectamente de manera que ningún letrero indica de manera correcta qué tiene cada contenedor. Abriendo sólo una caja, y sin ver qué tiene en su interior, sacas una fruta. ¿Cómo puedes etiquetar las cajas inmediatamente y de manera correcta con sólo mirar a la fruta?”.
  6. “¿Alguna vez has discutido la decisión de un manager y cómo lo manejaste? Da un ejemplo específico  y explica cómo solucionaste el desacuerdo, cuál fue el resultado final y cómo ese individuo te describiría actualmente”.
  7. “¿Por qué deberíamos contratarte?”.
  8. “¿Eres creativo? Dinos algo creativo en lo que estés pensando.
  9. “Describe una experiencia que te haya hecho más humilde”.
  10. “¿Qué es más importante, solucionar el problema de un cliente o crear una buena experiencia de servicio”.
  11. “Pareces ser una persona positiva, ¿qué tipo de cosas pueden deprimirte?”.
  12. “Muéstrame cómo le mostrarías a un cliente que estás dispuesto a ayudarlo  usando sólo tu voz”.
  13. “Imagina que tienes una aplicación de iTunes que baja imágenes que pierden validez con el tiempo. ¿Qué estrategia usarías para descartar las imágenes que se han acumulado?”.
  14. “En los últimos cuatro años, ¿cuál ha sido tu peor día y cuál el mejor?”.
  15. “¿Cuántos niños nacen cada día?”.
Share Button

¡Cuidado! 13 empleados tóxicos que NO debes contratar

¡Cuidado! 13 empleados tóxicos que NO debes contratar

El proceso de reclutamiento y selección de personal suelen ser uno de los más complicados dentro de las organizaciones, no sólo involucran una inversión significativa de tiempo, sino grandes procesos de análisis y estrategias indispensables para poder descifrar el comportamiento, personalidad y aptitudes de nuestros posibles candidatos. Sin embargo, no importa qué tan preparado esté nuestro personal de RRHH, estas estrategias no siempre funcionan para prevenir la llegada de estos personajes indeseables y tóxicos para la organización.

¿Pero quiénes son estos personajes y cómo podemos identificarlos antes de reclutarlos? Estos personajes sí existen y se pueden identificar 13 diferentes tipos:

Tipos de candidatos tóxicos

1. El millennial dependiente

La entrevista de trabajo es la mayor oportunidad para que el reclutador conozca la personalidad y grandes capacidades de los candidatos, pero parece que el millennial dependiente está dispuesto a arruinar este espacio de reconocimiento. Estos personajes son aquellos que llevan a mamá o papá a las entrevistas, pasan con el reclutador mientras lo esperan pacientemente en la recepción y salen de la entrevista para irse con ellos de regreso a casa. No necesitas gente dependiente e inmadura que no sepa enfrentar sus problemas y darles soluciones. Evítalos a toda costa.

11-1

2. El empleado puente

Estas personas parecen estar más interesadas en los periodos vacacionales, días de asueto de la empresa, puentes obligados, enfermedades para inventar y cualquier otro pretexto que le evite realizar sus deberes. ¿Son dañinos? Claro que sí, su productividad es mínima, su capacidad para enfocarse a resultados deja mucho qué desear y pueden ser como un virus que infecte a sus compañeros de trabajo.

11-2

3. Frases hechas

Es importante evitar aquellos personajes que han estudiado todo tipo de frases motivadoras y que han decidido expresarlas como entusiastas oradores. Se trata de buscar gente con actitud y aptitud, no personas que puedan manipular sin las capacidades que su puesto lo exige. Aquí debes de tener cuidado, estos personajes son realmente escurridizos.

11-3

4. Los urgidos

Sabemos que la situación laboral es un grave problema dentro del país. Sin embargo, contratar a aquellos que te dicen “puedo trabajar de lo que sea, sólo dame trabajo y verás” puede ser un gran riesgo. Como en todo, no se trata de generalizar; cómo puedes contratar a un gran profesionista que necesita una oportunidad para demostrarte sus grandes capacidades, como puedes contratar a alguien que seguro se desmotivará pronto y te dejará con el puesto disponible… de nuevo. Piénsalo dos veces.

11-4

5. Mente en blanco

Ya sea por nervios o porque no tiene la capacidad de reacción, estos personajes son aquellos que se quedan en blanco ante una importante pregunta dentro de las entrevistas, ya sean estratégicas u operativas. ¿Por qué no contratarlos? Las empresas necesitan gente con “piel dura” ante las adversidades, si con una simple pregunta no pueden, seguramente con un gran problema menos.

 11-5

6. Los parlanchines 

Hablan, hablan y hablan. Creen tener el dominio de la conversación durante la entrevista pero no hay tema que compagine con lo preguntado, son personas que les gusta adornar lo que han hecho y al final de todo suelen preguntar “¿Cuál era la pregunta?”. Evalúa a estos personajes y el puesto en el que desearías estuvieran.

11-6

7. El minimalista

Son monosilábicos: “Sí” y “No” son las respuestas que más escucharás en toda la conversación con ellos. Un buen consejo para los postulantes: cuando se trata de una entrevista de trabajo necesitas expresarte y saber hacerlo, evita estas monosílabas. Para los reclutadores es obvio que se necesita gente con experiencia y que sepa dar respuestas a situaciones complejas.

11-7

8. “Hyperbolist”

Son aquellos que engrandecen su CV y a la hora de entrevistarlos suelen ser mucho menos de lo que decían. Evítalos de cualquier forma, seguramente no podrán con el puesto.

11-8

9. El camaleón

Se vende como un gran y perfecto multitasking: puede hacer todo y de todo. Sin embargo, para la empresa no es nada conveniente, si te preguntas por qué la respuesta es que no sabe lo que quiere y, de alguna manera u otra, llegará el momento en que no se halle dentro de la empresa, provocando grandes problemas de identidad y un mal ambiente laboral.

11-9

10. Dramáticos

Suelen sacar sus problemas personales en las entrevistas, son personajes que mezclan todo tipo de dolencias para impresionar al entrevistador o dar lástima. Si creen que manipulando pueden entrar, están muy equivocados. Estos personajes podrían ocasionarte serios problemas y grandes círculos viciosos.

11-10

11. El inseguro

Son aquellos que colocan en su CV muchas características, aptitudes, competencias y experiencia laboral; pero cuando llega el momento de hablar de ellas te responden “no estoy seguro por qué lo puse en mi CV” o “No intenté decir eso, más bien digo que…” Eres o no eres, ésa es la cuestión.

11-11

12. Habladurías

¿Aún te llegan personas que hablan mal de sus ex jefes o ex empresas? Si tu respuesta es sí, lo mejor es descartarlos desde un inicio, es más, deberías aconsejarles que no lo hicieran. Estas personas son grandes traicioneros de la cultura y filosofía empresarial, nunca puedes predecir si estarán o no en favor de su lugar de trabajo ni si puedes contar con ellos. Necesitas en quién confiar.

11-12

13. Adictos a la tecnología

Llegan a la entrevista de trabajo y lo primero que hacen es colocar su smartphone enfrente suyo, lo checan cada dos minutos y se va contestando mensajes por WhatsApp. Es cierto que necesitas gente actualizada y apta para enfrentar los retos de la tecnología y el mercado, pero de nada te sirve contratar a alguien que pondrá más atención a su teléfono que a una urgencia laboral.

11-13

Es importante que sepas qué tipo de persona no quieres en tu equipo de trabajo. Puedes detectar estas características indeseables a través de pruebas psicométricas que las mismas bolsas de trabajo ofrecen o durante las entrevistas.

Share Button

20 reglas de etiqueta en la oficina

tema 6

No importa qué tan flexible o relajado seas, una oficina es un espacio social, y por lo tanto existen ciertas reglas de etiqueta que rigen el buen comportamiento dentro de ella. Esto se debe a que algunas actividades pueden resultar molestas para el resto del equipo, e incluso, afectar su productividad.

Te compartimos algunas de las principales que ayudarán a impulsar un buen clima laboral.

1. No comas en la oficina, en especial alimentos muy condimentados o de olor fuerte (como el atún o cebolla) ya que pueden ser muy molestos.

2. No hables por teléfono sobre temas personales. Así de simple. A nadie le interesan tus conversaciones, por lo que haz el sencillo esfuerzo de salir al pasillo o a una sala de juntas libre. Nunca uses el modo altavoz, a menos de que estés completamente solo.

3. No digas palabras altisonantes, aunque estés muy molesto. Si se te dificulta controlarte, recuerda que este tipo de actitudes sólo demuestran tu falta de respeto hacia los demás.

4. Si quieres escuchar música, usa audífonos. No a todo el mundo le gusta el mismo tipo de música, por lo que no debes “forzarlos” a compartir contigo.

5. No platiques con otros colegas sobre temas irrelevantes y menos de un lado a otro de la sala en voz alta. Esto genera distracciones poco productivas para el resto del equipo.

6. Si vas a prender o apagar el aire acondicionado (o abrir la puerta) pregunta al resto de los compañeros. Sin embargo, toma en cuenta que trabajar con calor puede disminuir la concentración de las personas.

7. Pon tu celular en vibrador. Si tu smartphone suena constantemente (y con la misma melodía) puedes molestar a los demás.

8. No rocíes perfumes o lociones, a menos de que sea necesario o que los demás estén de acuerdo. Lo mismo ocurre con tu propia loción; evita ponerte demasiada o que sea un aroma muy dulce. 9. Intenta mantener tu lugar (y a ti mismo) lo más limpios posible. Trabajar en un lugar sucio y lleno de papeles puede afectar el desempeño de las personas y darte una muy mala imagen. 10. No te rías como loco frente al monitor. Esto, además de ser molesto, es una prueba de que no estás trabajando en algo importante, sino que estás chateando con algún amigo o viendo sitios humorísticos, como videos en YouTube.

11. Apréndete el nombre de todos tus colegas. Aunque tengas pésima memoria, intenta recordar el nombre y cargo de todas las personas presentes en la oficina. No hay nada más incómodo que se refieran a ti como “hey tú” u “oye tú”.

12. Evita los ataques de ira o de llanto. Todos somos humanos, pero como líder o empleado no puedes demostrar abiertamente tus emociones, ya que esto genera desconfianza entre el equipo. Si sientes que no puedes controlarte, retírate y busca otro espacio.

13. No regañes a alguien frente a los demás. Además de ser una situación humillante para la persona que recibe la llamada de atención, es incómodo (o peor, divertido) para quienes lo escuchan. 14. Ten cuidado con tu vestimenta. Aunque la ropa dice mucho de nuestra personalidad, debes evitar usar ciertas prendas. Recuerda: no estás en la playa, en el parque o en una fiesta con tus amigos. 15. No chismees sobre tus colegas, empleados o jefes. Nada afecta más un clima laboral que este tipo de actitudes dañinas. Si hay algún tema que clarificar, hazlo pronto antes de que se corran rumores por toda la oficina.

16. Sé puntual. Si la hora de entrada es a las 8, a esa hora debes estar en la oficina. Llegar tarde puede considerarse falta de respeto y afectar los procesos y trabajos de todos los demás.

17. Pide las cosas prestadas. Sin importar qué tanta confianza tengas con una persona, no es correcto tomar sus cosas mientras está ocupado o no se encuentra en la oficina. Y obviamente mucho más incorrecto es no regresarlas o darle las gracias a esa persona.

18. Ten cuidado con los apodos. Aunque usar motes puede ser un aspecto divertido que impulse la relación, también puede generar sentimientos negativos en las personas. Evita usar sobrenombres ofensivos.

19. Si estás enfermo, evita el contacto. Si tú o alguien de tu equipo contraen una enfermedad contagiosa, de ser necesario no debes asistir a la oficina para evitar que se propague. En caso de que lo hagas, no saludes de beso ni de mano.

20. No interrumpas a tus colegas ni invadas espacios. Si tienes un cubículo definido, procura que todos tus accesorios estén en él, evita tener comida, adornos innecesarios, chocar tus pies con el de enfrente y (obvio) nunca te quites los zapatos.

Share Button

7 Pecados Capitales al Contratar

letras3d

Cualquier gerente está familiarizado con la tentación de contratar demasiado rápido. Todos sabemos que debemos tomarnos cierto tiempo para encontrar a la persona indicada para el puesto, pero también necesitamos llenar ese puesto y obtener ayuda inmediatamente. No te rindas. Contratar es algo que puede reforzar o debilitar al equipo. Para asegurarte de que estás eligiendo al mejor talento evita estos siete pecados capitales al contratar:

1. Contratas a cualquiera. Esto está en la raíz de los males de contratar. Reclutar a la persona correcta puede tomar meses y mientras te debes enfrentar con las fechas de entrega y el vacío que tratas de llenar. Así que por desesperación terminas contratando a alguien que está “bien”. Si quieres construir un buen equipo necesitas tener un rol activo en el proceso de contratación.

2. No ves las referencias del empleado. Lo mejor que puedes hacer es tener una gran referencia escrita por alguien en quien confías y que haya tenido experiencia con el candidato. Tratar una referencia como si fuera un currículum te pone en riesgo de alienar a empleados talentosos.

3. Ignoras que la persona no encaja. Entre más te agrade el candidato (y éste a ti) es más seguro que no te des cuenta que no va a encajar en el rol. ¿Se emocionará con tus productos? ¿Está listo para viajar cuando lo necesites? ¿Tiene la mentalidad de una empresa grande versus una pequeña? Tanto la empresa como el candidato pierden si no encajan. Comunícale la cultura de la empresa y lo que se espera de él en ese puesto.

4. Valoras la experiencia sobre la inteligencia. Los entrevistadores muchas veces se enfocan en si el candidato tiene determinada experiencia para el puesto. La inteligencia y el empuje son factores mucho más importantes para determinar la habilidad de alguien al hacer el trabajo. Descubre si el candidato puede contribuir a la visión de la empresa. Evalúa su potencial en tres meses o hasta tres años, no con una semana en el trabajo.

5. Lo contratas porque te cae bien. Si has llegado a contratar a alguien entonces seguro conoces a esas personas que te conquistaron con su carisma y encanto. Te ganaron inmediatamente y después descubres que no eran buenos para el trabajo. Sigue buscado sus registros de logros y ten cuidado de que te estén dando evidencia convincente versus “algo que suena bien”.

6. Contratas a gente que siempre cambia de trabajo.  Es difícil identificar a estas personas. ¿Tres empresas en tres años? ¿Seis trabajos en 10 años? A veces tienen buenas razones para esos periodos cortos, pero si encuentras a alguien que se está moviendo constantemente de una empresa a otra, deja que otra compañía lo contrate. No puedes avanzar si tienes a personas que no están comprometidas. Busca a individuos que hayan demostrado lealtad y que hayan crecido en esas empresas a través de los años.

7. No tomas las referencias en serio. Muchas empresas revisan este documento una vez que ya está contratada la persona. Las referencias de un candidato pueden darnos información importante y es vital tomarse el tiempo para revisarlas a profundidad. Si lo haces bien, éstas pueden ser la última línea de defensa contra hacer una mala contratación.

Conduce puras “entrevistas de referencia” con el antiguo gerente del candidato y usa tus redes para contactar a otros que hayan trabajado con éste en el pasado. Haz la pregunta más importante ¿contratarías a esta persona otra vez? y escucha atentamente la respuesta.

Todo empleado es importante para el éxito de tu empresa. Si puedes evitar estas caídas puedes reclutar y contratar a las personas indicadas para construir una gran organización.

Share Button

17 Tácticas para leer el lenguaje corporal

?????????????????

Lo que dices comunica sólo la mitad de lo que la gente escucha. De acuerdo con el profesor Albert Mehrabian, el 55 por ciento del mensaje que mandas viene de tu lenguaje corporal. Desde el siglo pasado, hemos logrado muchos avances al entender los miles de significados del lenguaje no verbal. Aquí hay 17 de los hallazgos más importantes:

1. Encoger los hombros es una señal universal de no saber qué está pasando. Todos hacen esto. “Es un buen ejemplo de un gesto universal que es usado para mostrar que la persona no conoce o entiende lo que dices.

“Es un gesto múltiple que tiene tres partes, las palmas expuestas para mostrar que nada está oculto en sus manos, individuos encorvados para protegerse de un ataque y una ceja levantada, lo cual es un saludo universal.”

2. Las palmas abiertas son una señal antigua de honestidad. ¿Alguna vez te has dado cuenta que en una corte la gente debe poner una mano sobre un texto religioso y levantar la otra con la palma hacia la persona a la que le hablan? Eso es porque una palma abierta se asocia con honestidad, lealtad y sumisión.

3. Apuntar con el dedo con la mano cerrada es un intento de demostrar dominio. Los hermanos Pease escriben que esta acción es usada como símbolo que demuestra que el que habla vence en sentido figurado a los que lo escuchan. Subconscientemente evoca sentimientos negativos en los otros porque involucra un movimiento agresivo, el que usan muchos antes de un ataque físico.

4. Busca la falta de arrugas alrededor de los ojos para detectar una sonrisa falsa. Es casi imposible sonreír cuando se ordena y que ésta se vea auténtica. Es por eso que las fotos familiares se ven tan extrañas. La sonrisa tiene mucho que ver con la gente que está a tu alrededor. Cuando sonríes con ganas tus ojos se arrugan, cuando finges no.

5. Las cejas levantadas muchas veces son señal de incomodidad. De la misma forma que las arrugas demuestran que te estás riendo, la profesora Susan Whitbourne de la Universidad de Massachusetts dice que la preocupación, sorpresa o miedo puede causar que la gente levante sus cejas por incomodidad. Así que si alguien te hace un cumplido respecto a tu peinado y levanta las cejas tal vez no está siendo sincero.

6. Si su tono de voz sube o baja, pueden estar más interesados. Aunque no lo creas, tu tono de voz demuestra tu interés.

7. Si imitan tu lenguaje corporal la conversación puede ir bien. Cuando dos personas se llevan bien, sus posturas y movimientos se parecen a los del otro. Cuando tu mejor amiga cruza la pierna tú también lo harás. Si estás en una cita que va bien los dos harán los mismos gestos.

8. El contacto visual demuestra interés….positivo y negativo. Cuando miras a alguien a los ojos usualmente provocas algún tipo de reacción. “Depende de las partes involucradas, esta emoción es interpretada de diferentes formas”, dice el psicólogo Ronald E. Riggio. “Que un extraño te vea a los ojos puede parecerte como una amenaza y provocarte miedo, pero la mirada de tu novia te puede poner nervioso y se interpreta de forma positiva.”

9. Si te miran durante mucho tiempo pueden estar mintiendo. Para evitar verse falsos, algunos aguantan la mirada a propósito para que sea un poco incómodo. También pueden pararse muy quietos y no parpadear.

10. Realizar una gran pose demuestra poder y un sentido de logro. La forma en la que se gente se comporta es una clave sobre sus sentimientos. La profesora de Harvard, Amy Cuddy, dice que este tipo de poses aumenta la testosterona y confianza.

Si están inclinados hacia atrás y relajados sienten que tienen poder y el control. De igual manera, la investigación demuestra que aunque la gente nazca ciega, levantan sus brazos en forma de “V” cuando ganan una competencia. Por otro lado, una pose de poco poder, por ejemplo los que cruzan los brazos, incrementa la cortisona y la hormona del estrés.

11. Las piernas cruzadas normalmente son señal de resistencia, baja receptividad y son una mala señal de negociación. De dos mil negociaciones grabadas por Gerard I. Nierenberg y Henry H. Calero, autores de “Cómo leer a una persona como un libro” (How to Read a Person Like a Book), en ninguna se llegó a un acuerdo cuando uno de los negociadores había cruzado las piernas.

Psicológicamente hablando, las piernas cruzadas señalan que la persona está cerrada mental, emocional y físicamente, lo cual indica que no va a querer negociar.

12. Un grupo de gestos muestra una verdadera conexión. La atracción no es comunicada a través de una señal sino de una secuencia. La neuropsicóloga, Marsha Lucas, dice que después de hacer contacto visual, mira hacia abajo un poco, se toca el cabello y luego mira hacia arriba mientras inclina la barbilla.

13. Si se ríen contigo tal vez les importas. Si alguien es receptivo a tu humor posiblemente está interesado. Los psicólogos de evolución dicen que el humor juega un rol importante en el desarrollo humano. Sirve como una forma de señalar el deseo de una relación, ya sea de manera platónica o romántica.

14. Una mandíbula cerrada, cuello tenso o ceño fruncido muestra estrés. Todas estas “respuestas” están asociadas con el sistema límbico en el cerebro. “La emoción, identificar y reaccionar a las amenazas, así como asegurar nuestra supervivencia, son responsabilidades muy importantes del sistema límbico”.

“El autobús se va sin nosotros y apretamos la mandíbula. Nos piden que trabajemos otro fin de semana y las órbitas de nuestros ojos se estrechan mientras bajamos la barbilla”, comenta. La gente ha demostrado estar inconforme haciendo estos gestos desde hace muchos años.

15. Las posturas autoritarias muestran liderazgo. Ya sea innato o aprendido, hay un número de señales y comportamientos que las personas usan cuando sienten que son los lideres o al menos cuando tratan de convencerte que lo son. Incluyen mantener una postura recta, caminar con propósito, hacer gestos con las manos, etcétera.

16. Una pierna que tiembla señala un estado interior inestable. “Cuando mueves tus piernas es difícil no darse cuenta”, dice la profesora Susan Whitbourne. Una pierna en movimiento muestra ansiedad, irritación o ambas.

17. Los brazos cruzados señalan que estás a la defensiva, dependiendo del contexto. Es fácil detectar señales del lenguaje corporal, pero es importante tomar en cuenta el contexto. Aunque los brazos cruzados típicamente indican que alguien no quiere hablar, también muchas veces lo hacen cuando hace frío o cuando su silla no tiene un descansabrazos. Sé consciente del ambiente antes de tomar una decisión o cambiar de estrategia basado en este tipo de comportamientos.

Share Button

Tips para una comunicación efectiva

women said, woman listening to gossipPara aprender a comunicarnos  de manera directa y clara, debemos lograr un equilibrio entre la autenticidad y el respeto. La asertividad nos ayuda a no sentirnos culpables por decir lo que pensamos, lo que sentimos y lo que queremos.

En mucha ocasiones no logramos continuar ascendiendo en un ambiente laboral debido a la falta de habilidades, tanto para comunicarnos, como por la necesidad de mejores relaciones sociales en dicho empleo.

La habilidad de saber comunicarnos está en saber en cada situación:

¿Qué quiero decir, qué mensaje quiero transmitir; a quién se lo quiero transmitir y cuál es el mejor momento para hacerlo, y de qué manera voy a lograr que mi mensaje sea claro y comprendido?

Si logramos conjuntar estos cuatro elementos, hay más probabilidades de que tengamos éxito y logremos una comunicación efectiva en todas nuestras relaciones.

La comunicación efectiva y asertiva da a las personas las herramientas necesarias para poder comunicar e informar de una manera clara y simple, y así, generar mayor productividady satisfacción en las interacciones humanas.

El objetivo de este tipo de capacidad se enfoca en desarrollar habilidades que permitirán mejorar la comunicación personal, incidiendo de manera efectiva en la comunicación social y organizacional, así como en los resultados de personas y equipos de diversos ámbitos.

Como ser un comunicador efectivo y asertivo:

  1. Mira a la persona que está hablando
  2. Haz preguntas. Muestra interés para que captes interés
  3. No interrumpas; reconoce el momento adecuado para intervenir
  4. No cambies el tema de improviso
  5. Muestra empatía por la persona que habla
  6. No controles la conversación. Permite la retroalimentación y diversidad de opiniones
  7. Responde de manera verbal y no verbal
  8. Juzga sólo el contenido y no a los interlocutores
  9. Comunica tus emociones y opiniones
  10. Mide el impacto de lo que comunicas y como lo comunicas

En este sentido, adoptar una conducta asertiva permite a la persona actuar para su interés, afirmar o declarar lo que piensa sin que le cause ansiedad, expresar sus emociones cómodamente y en forma honesta, así como imponer sus derechos, sin negar los derechos de los demás.

Share Button