Mexicanos, con menos vacaciones y más estrés

tema 13

México es el país número 1 en estrés laboral, con menos días de vacaciones y con profesionistas que si vacacionan, trabajan. ¿Cómo liberar el estrés?

Todos necesitamos un rato de desestrés, sobre todo cuando nuestra vida profesional demanda gran compromiso y tiempo.

México es el país número 1 en estrés laboral a nivel mundial, según la OCDE y uno de los países con menos días de vacaciones al año. Mientras los mexicanos contamos con 6 días en un año laboral, Brasil, Francia, Finlandia, Alemania y Suecia tienen 30 días de vacaciones al año (aunque  sólo el 54% dijo que toma todos sus días); en tanto que Chile, Colombia, Venezuela y Guatemala disponen de 15 días vacacionales.

Un estudio realizado indica que el mexicano no aprovecha sus vacaciones porque: 

• 37% las reserva para un viaje futuro.

• 32% no logra coordinarse con su pareja, amigos o familia.

• 10% teme que se tomen decisiones importantes en su ausencia.

• 8% considera que el trabajo es su vida.

• 6% siente que será mal visto por su jefe.

Y por si esto no fuera suficientemente catastrófico, de aquellos que sí toman vacaciones el 40% asegura estar al pendiente de sus correos y teléfono, así como asuntos de la oficina. Es decir, según este estudio, un 7% de los vacacionistas nunca se relaja en el viaje. Esta dinámica que nada tiene de sana, es un problema no sólo para las personas, también para las organizaciones.

Consecuencias profesionales del estrés

Un estudio realizado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), asegura que el estrés supone pérdidas de entre 0.5 y 3.5% del PIB en los países. En México, el estrés laboral podría causar pérdidas aproximadas de entre 5 mil y 40 mil millones de dólares anuales (0.3 billones de pesos), señala.

Una de las principales consecuencias del agotamiento físico y mental extremo es el “Síndrome del Burnout”, que no sólo afecta tu productividad, puede ser el enemigo público de tu salud y es preciso detectarlo antes de sufrir una de sus peores consecuencias: la depresión crónica.

Si no sabes que lo padeces… ¡Detéctalo!

¿Cuáles son los síntomas?

  • Agotamiento físico y mental: Cansancio y falta de ganas para realizar tus actividades.
  • Falta de concentración: Se convierte en un problema para tomar decisiones y trabajar.
  • Problemas de salud: El estrés puede causar enfermedades gastrointestinales y baja en las defensas de tu cuerpo.
  • Falta de motivación: No tienes ganas de ir a trabajar o de hacer alguna actividad.
  • Falta de productividad: La calidad de tu desempeño en la empresa se ve afectado.
  • Irritabilidad: Eres susceptible a cualquier comentario o crítica.
  • Escasa vida social: El estrés absorbe tu vida personal y profesional.

Si mucho de esto te está ocurriendo y eres parte de la estadística de quienes no vacacionan o trabajan durante su descanso, ¡tranquilo! Existen medios ‘caseros’ que puedes implementar para quitarte el estrés de encima y comenzar una vida mejor, aún sin salir de vacaciones.

Elsa Ortiz, especialista de la Clínica de Atención Psicológica Integral (CAPI), recomienda lo siguiente:

1. Respeta tu sueño

Sabemos que es una solicitud casi imposible, así que las 4 o 6 horas que dediques a dormir, hazlo con calidad. ¿Cómo? Aléjate de los distractores, especialmente de tus gadgets tecológicos. Sabemos que los celulares se usan como alarmas pero puedes aplicar la moda retro y conseguirte uno que te despierte con tu música preferida. Cualquiera que sea tu despertador, evita que tenga un sonido que te exalte al levantarte.

2. Desayuna

Es muy sencillo, levántate 15 minutos antes y desayuna, recuerda que es la comida más importante del día. Los desayunos deben cumplir con los tres grupos de alimentos:

  • Frutas y verdura, que aportan micronutrientes.
  • Alimentos de origen animal, los cuales aportan proteínas.
  • Leguminosas, cereales y tubérculos, que aportan fibra y carbohidratos complejos.

Además, el desayuno debe aportar entre el 20% y el 25% de las calorías que se consumen en todo el día. Esto permitirá a cada integrante de la familia obtener la energía y nutrimentos necesarios para iniciar las actividades de su jornada y rendir al máximo en cada una de ellas.

3. Deja los malos vicios

Así es: fumar, alcohol, café o alguna droga. Estas sustancias, en exceso, llegan a alterar el sistema nervioso, dejando como resultado una ola de estrés y enojo. Quizá sientas que te relaja… ¡por unos segundos! Después generan ansiedad.

4. Escucha, medita y camina

Tomar una caminata es una de las mejores opciones cuando el estrés está por llegar al cuello, asegúrate de salir de la oficina y si tienes algún lugar con pasto cerca del trabajo, aprovéchalo.

Si el trabajo es mucho y una salida no es la mejor opción, no te preocupes, puedes escuchar música que te permita relajarte por cinco o diez minutos. Y si eres fan de la meditación, es momento de hacerlo, cierra tu oficina y dedícate a sacar el estrés.

5. Sexo y duchas

La ducha. Tienes que hacerlo todos los días, es obligatorio. Tómate tu tiempo pero cuidado, no se trata de gastar los litros de agua para que un baño sea perfecto. La clave radica en tomarlo con calma, sin presiones, es tu momento para relajarte y generar el ambiente que te permita iniciar el día con una actitud positiva. Cierra la llave mientras te enjabonas o lavas tu cabello. Escucha música y si tienes la posibilidad de hacerlo incluir sales, velas aromáticas y esencias, lograrás crear un efecto de no estrés y mucha energía para comenzar tu día.

El sexo. No sólo ayuda a bajar de peso. La experta asegura que 30 minutos de sexo a la semana es una gran actividad que quema calorías, activa el cuerpo y lo libera del estrés. Además de que mejora el humor y ofrece una sensación de felicidad.

Share Button

16 tips para agradecer a tu equipo

El 67% de los empleados se sienten motivados cuando los managers reconocen su trabajo, mientras que el 78% afirman que trabajarían mejor si sus contribuciones fueran reconocidas.

Entonces, agradecer a las personas no sólo es una cortesía social; sino que puede mejorar tu productividad y clima laboral. Empieza con detalles sencillos y reconoce sus aciertos.

En el clima actual de negocios a pesar de los índices de desempleo, la rotación laboral es alta y cada día es más difícil motivar la lealtad entre los empleados. Y algo tan simple como mostrar agradecimiento puede ayudar a una empresa a conseguirlo, te damos 16 opciones para hacerlo:

1. Pregúntales a tus empleados qué quieren

No todos los trabajadores tienen las mismas metas. Algunos quieren más educación, otra flexibilidad de horarios para poder pasar tiempo con su familia y para otros, los incentivos económicos son lo más importante. Si reconoces a las personas con cosas que no quieren, entonces no funcionará.

2. Cambia tu máquina de café

¿Sigues usando la cafetera antigua que prácticamente nunca sirve? Invierte en una cafetera de calidad para tus empleados. Mejorarás el clima laboral haciendo más agradables los descansos.

3. Regala tiempo

No puedes agregarle más horas al día, pero puedes dar un día extra o una tarde libre a alguien cuyo trabajo haya sido ejemplar. Asegúrate que la carga laboral no sea mucha, como para que el empleado tenga que trabajar durante su tiempo libre.

4. Cede el buen lugar de estacionamiento

Considera ofrecer los mejores espacios para estacionarse a los empleados que han hecho un buen trabajo.

5. Facilítales sus tareas cotidianas

Alivia la presión de las tareas cotidianas. Ofrece un servicio de lavandería, de guardería y de otras actividades que quitan tiempo.

6. Reconoce seguido

Los empleados que buscan formas de ahorrar dinero o mejorar las operaciones en la empresa son activos valiosos y deben ser reconocidos. Tienes que felicitar a la persona por su trabajo en cuanto haga algo destacable. De otra manera, ésta lo olvidará y pensará que nadie le está prestando atención.

7. Valora el bienestar

Probablemente no puedas ofrecer un gimnasio en tus instalaciones, pero podrías ofrecer pases o membresías a tus empleados en un gimnasio o centro de yoga cercano. También incluye botanas saludables y si brindas servicio de comedor asegúrate que la comida sea balanceada y sana.

8. Hazlo divertido

Después de un lanzamiento importante o cuando concluya un proyecto, planea algo divertido (como un picnic, senderismo, cuatrimotos, etc) para demostrarles a las personas que lograron algo especial. Elige algo que vaya acorde a tu cultura empresarial.

9. Da comida gratis

Una comida o botana gratuita es una buena forma de mostrar tu gratitud.

10. Ofrece comodidad en los cubículos

Mejora tu oficina. Incluye sillas ergonómicas y brinda buena iluminación y equipos funcionales. Inyectar algo divertido a tu modelo de negocio favorece la comunicación y crea un sentido de pertenencia. No necesitas crear un espacio de juegos de un millón de pesos para promover un clima laboral divertido.

11. Escribe una nota

Una nota de agradecimiento escrita a mano es muy significativa.

12. Reconoce el buen trabajo

Da el crédito por los resultados y el esfuerzo. Cuando alguien consigue que un proyecto salga bien, dile a todo el equipo en una reunión o email.

13. Haz que los de arriba lo sepan

Asegúrate que los gerentes, miembros del consejo, inversores y otros conozcan los logros destacables de tu equipo.

14. Presta atención

Si ofreces recompensas tangibles, pregúntales a tus empleados qué les gusta. A una empleada podría encantarle una tarjeta de regalo para un manicure, mientras a otra podría no importarle sus uñas.

 15. Considera el dinero

Nadie se decepcionará si recibe un bono extra al final del año. Si está en tu presupuesto, considera recompensar a tu equipo monetariamente.

16. Sólo dilo

Finalmente, la mejor forma de hacer sentir a las personas apreciadas es hacerte del hábito de agradecerles. Las investigaciones señalan que los clientes compran más y los empleados trabajan mejor si les muestras tu agradecimiento. Una palabra es suficiente: “Gracias”.

Share Button

10 asesinos de la motivación

tema 65Sentarte en tu escritorio y darte cuenta que no estás motivado para cumplir con tu trabajo. El único arreglo a largo plazo es encontrar a los asesinos de la motivación en tu lugar de trabajo y eliminarlos. Ya sea una horrible oficina, un jefe autoritario o falta de claridad en tus metas, llegar a la fuente del problema puede mejorar la productividad de tu equipo entero. Te compartimos los 10 asesinos de la motivación y consejos para eliminarlos:

1. Recompensas inadecuadas

Problema: No pagarles a los miembros de tu equipo lo que valen. El 26% de los empleados comprometidos dejaría su trabajo actual sólo por un aumento de sueldo del 5%.

Solución: Definir un sistema abierto de recompensas.

2. Un horrible espacio de oficina

Problema: No darles a los empleados un ambiente que nutra su productividad. Las oficinas abiertas reportan un 62% menos de personas que llaman para decir que están enfermas.   Solución: Piensa detenidamente cómo reacomodar el espacio de la oficina.

3. No hay desarrollo personal

Problema: No dar la posibilidad de aprender. ¿Sabías que Google da a sus empleados 20% de su tiempo para trabajar en proyectos personales?

Solución: Enviar a tu equipo a un entrenamiento divertido.

4. Colaboración ineficiente

Problema: No dejar que los empleados tengan una opinión. En promedio, un 39% de los trabajadores no siente que su opinión es apreciada.

Solución: Haz una pregunta de vez en cuando.

5. Gente negativa

Problema: No poner atención en la felicidad de tu equipo. Un 24% de los empleados no comprometidos contagia la negatividad a sus compañeros.

Solución: Medir la felicidad de las personas.

6. Miedo al fracaso

Problema: No cultivar una cultura abierta. ¿Sabías que Warren Buffet (considerado uno de los hombres más ricos del mundo) fue rechazado por la Universidad de Harvard?

Solución: No castigues a la gente por sus errores.

7. Falta de claridad en las metas

Problema: No tener tus objetivos definidos y un enfoque. Un 63% de las personas en un estudio dijo no saber cuál es la prioridad en su trabajo.

Solución: Implementa objetivos y resultados clave.

 8. Jefe Microgestor

Problema: No darle suficiente libertad al equipo. Un 38% de las personas prefiere hacer actividades desagradables que sentarse junto a su jefe.

Solución: Usa planes, progresos y problemas para obtener ideas.

9. Juntas sin sentido

Problemas: No tener una agenda o no atenerse a un horario. La gente suele perder 3.8 horas de su tiempo por semana en reuniones improductivas.

Solución: Planea con anticipación las juntas para que comentes sólo los puntos importantes.

10. Perder el tiempo de tu equipo

Problema: Los empleados están dispuestos a trabajar largas horas si sienten que su tiempo no es malgastado. El 96% de las personas siente que reciben e-mails innecesarios.

Solución: Usa diversas herramientas para poder colaborar con ellos.

Share Button

¿Cómo mejorar tu comunicación en el trabajo?

tema 63

La comunicación efectiva es vital para las empresas y los equipos de trabajo. Sin ella la productividad puede verse afectada seriamente.

Ser muy directo es una de las mejores formas de comunicación efectiva en el trabajo.  Los jefes suelen decir: “me podrías entregar el reporte que te pedí, ya lo necesito”. Pero lo que deberían decir es “el reporte que te pedí debe estar en mi correo a las 5 de esta tarde”.

Y no sólo es importante la estructura que le das a tus palabras, también la actitud es de absoluta relevancia. Si cuando hablas metes tus manos a los bolsillos, haces movimientos con los pies, o evitas el contacto visual, estarás dando una imagen negativa y los compañeros creerán que no quieres comunicarte con ello.

También debes aprender que el mundo no gira a tu alrededor; si te abres a las opiniones y perspectivas de tus compañeros y equipo, te será mucho más fácil que los demás entiendan tu mensaje.

Sé muy abierto y directo al momento de hacer preguntas, con el fin de evitar malos entendidos. Si no te queda claro lo que alguien está tratando de comunicarte, puedes decir “no estoy seguro de entender tu punto, ¿me podrías dar un ejemplo?”.

Otra regla de oro para la comunicación en el trabajo es dar personalmente las malas noticias. Parece más fácil comunicar este tipo de información a través de medios indirectos como e-mail, pero no es así. Imagínate cómo te sentirías si te enteraras que tu compañero de trabajo que más aprecias fue despedido, gracias a un correo de la empresa y no a través de él mismo.

Aquí tienes algunos Tips que te ayudarán a tener una comunicación más efectiva en tu lugar de trabajo.

1. Comunícate de manera clara y directa

Estos días en los que todo el mundo tiene poco tiempo, es importante que seas muy puntual con el mensaje que deseas comunicar.

La clave para una comunicación efectiva es la claridad. Expón de la manera más clara posible las ideas y pensamientos que deseas comunicar. Trata de entender el modo en que tus interlocutores piensan y se lo más directo posible.

2. Aprende a escuchar y usa una forma inteligente de pedir ayuda

La comunicación es un acto de dos vías. Escucha con atención a tus compañeros y jefe, así te será más fácil entender sus puntos de vista y llegar a acuerdos que beneficien el flujo de trabajo.

Acercarte a los compañeros para pedir ayuda siempre hablará bien de ti. Pero debes ser cuidadoso de la forma en que lo haces. Si te dan una tarea que no sabes cómo desarrollar considera lo siguiente:

  • Se proactivo y muestra entusiasmo por el proyecto. Puedes decir cosas como “me encanta formar parte de esta iniciativa”.
  • Si se trata de una tarea que nunca has realizado, no dudes en pedir fuentes y ejemplos. Puedes acercarte a tus compañeros con frases como esta: “¿Qué ideas tienes en mente para este proyecto?”, “Nunca he desarrollado un reporte como el que me estás pidiendo, ¿me puedes mostrar un ejemplo?”.
  • Has todo lo posible por tener una reunión con tu jefe o compañeros antes de la fecha de entrega, con el objetivo de revisar avances del proyecto y saber si es el tipo de información y desempeño que estás realizando es el que  se busca para el proyecto.

Saber si el trabajo que estás desarrollando es lo que el proyecto necesita, te ayudará a no desperdiciar el tiempo y a asegurarte de que tú y tu equipo o jefe están en el mismo canal.

3. Comunica tus expectativas y piensa antes de hablar

Asegúrate de especificar el tipo de información que requieres y la fecha en que debe ser entregada.

Tus compañeros y equipo del que estés al mando no podrán llegar a los objetivos que planteas si no eres claro al comunicar el tipo de acciones que deben llevar a cabo para conseguir los objetivos del proyecto.

Si eres el jefe, debes ser muy claro respecto al tipo de resultados que necesitas. Si no lo haces hay altas probabilidades de que no lo obtengas.

Una vez que has escuchado lo que la otra parte tiene que decir, procesa bien lo que están comunicándote y reflexiona sobre tu respuesta.

4. Usa un lenguaje no verbal apropiado y se positivo siempre

Una actitud positiva es clave para ser efectivo al comunicarte, tanto con palabras como con acciones y gestos.

Como bien sabes, la comunicación NO se remite únicamente a las palabras. Está científicamente comprobado que el 93% de la comunicación humana está basada en comportamientos y acciones, contra únicamente el 3% para el lenguaje hablado y escrito.

Por ello, debes tener y proyectar confianza en ti mismo; así tu equipo se sentirá también en confianza de acercarse y hablar al respecto de cualquier situación o contratiempo. Y también es muy importante que al hablar seas amable y tengas una sonrisa discreta.

5. Mantén el interés y se honesto

Otra clave de la comunicación en las empresas y equipos de trabajo es mantener el interés de la contraparte en el camino hacia nuestro objetivo. Puedes lograr esto generando constantemente retroalimentación y discusiones respecto al proyecto.

En lo que concierne a la honestidad, ten claro que es la mejor herramienta que puedes usar al momento de comunicarte. Ser honesto te merecerá el respecto de tus compañeros y jefe y viceversa.

Estos consejos aplican para todas las áreas y niveles.

Share Button

Temperaturas extremas desinflan productividad

tema 55

¿Alguna vez te has preguntado si el frío o el calor extremo afectan tu rendimiento laboral? En efecto, estos factores disminuyen entre 33 y 40% la productividad de los empleados de nuestro país y lo peor es que, ante la llegada de la primavera, cientos de empresas lo ignoran o desatienden tal situación.

Un estudio determinó que el calor o frío excesivos generan desconcentración, estrés, cansancio, dolores de cabeza y articulaciones, además de irritabilidad e intolerancia, lo cual golpea directamente la eficiencia y el cumplimiento de los objetivos de cualquier organización.

Tales afectaciones se potencializan cuando los sistemas de ventilación, aire acondicionado o generadores de clima no funcionan, carecen de mantenimiento o, de plano, son inadecuados para el diseño y distribución de las áreas de trabajo.

La temperatura idónea para trabajar es de 25 grados centígrados; más alta o baja tiene efectos contraproducentes en el personal, el clima extremo ocasiona pérdidas de hasta 19% por hora.

Las personas que están en lugares muy calurosos tienden a ser más irritables e inestables y quienes soportan temperaturas frías son percibidos como menos amables y cuidadosos. ¡Los ven fríos

Datos Clave:

• Una temperatura de 17 a 25 ºC. Es recomendable para los  trabajos realizados en oficina.

• Y de 14 a 25 ºC. Resulta ideal para laborar en locales donde se realizan trabajos ligeros.

 Tips para elevar la eficiencia y evitar los estragos del calor excesivo:

1. Tomar recesos de 10 a 15 minutos cada dos horas; camina, mueve las piernas y evita quedarte estático por períodos largos. Descansa, duerme ocho horas y haz ejercicio de forma cotidiana.

2. Aprovechar las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde para realizar labores demandantes, evitando las tareas más pesadas entre 11:00 y 15:00 horas, en caso de calor extremo.

3. Si en tu oficina o lugar de trabajo no existen sistemas de aire acondicionado, puedes recurrir a ventiladores, nebulizadores, persianas o películas de protección solar en las ventanas.

4. Evitar el consumo de cafeína, refrescos y bebidas azucaradas, ya que en lugar de hidratarte favorecen la pérdida de líquidos. Trata de beber, al menos dos litros de agua, diarios.

5. Limitar el consumo de alcohol, tabaco y comidas con exceso de grasa, carbohidratos y harinas. Es importante comer a tus horas e ingerir frutas, verduras, fibra, cereales y proteínas.

6. Apagar las computadoras, impresoras, pantallas, aparatos electrónicos o lámparas que no se usen; ello contribuye a regular el calor excesivo y disminuir el consumo de energía eléctrica.

Share Button

Formas de mejorar tu Clima Laboral

tema 53Bien dicen que la felicidad está en los pequeños detalles. Esta teoría también es aplicable al clima laboral de una empresa, sin importar cuál sea su tamaño o giro. No necesitas instalar una resbaladilla gigante en la entrada, colocar una mesa de billar en un área de juegos ni regalarle a cada empleado una Tablet último modelo.

Afortunadamente, existen estrategias muy simples y de bajo costo que pueden ayudar a mejorar de manera considerable el ambiente en la oficina, así como las relaciones entre todos los miembros del equipo. Toma nota:

1. Instala una cafetera

El consumo del café crece en México (1.7 kilogramos al año) y se ha convertido en la bebida “oficial” de los espacios de trabajo, especialmente por sus propiedades energizantes y su delicioso sabor. Instala una máquina de café (de preferencia que despache gratuitamente) en una parte de tu oficina donde varios miembros se puedan reunir al mismo tiempo. Añade otras opciones como té y jugos, para quienes lo prefieran, así como un filtro con agua fría y caliente.

2. Ofrece un servicio de comedor

La comida es un tema importante en las oficinas. Por lo común los empleados tienen dos opciones: o comer fuera de la oficina en restaurantes y puestos de la calle, lo que significa un gasto considerable y es poco sano, o si tienen más tiempo, ir a su casa, lo que es una pérdida de tiempo y dinero en traslados. Una buena opción es ofrecer un servicio de comedor gratuito o de bajo costo como prestación. Es importante asegurar la calidad, el balance y el aporte nutricional de los alimentos.

Otra idea es dedicar un día a una comida especial. En las oficinas estadounidenses, los jueves son de sushi, mientras que en las de Guadalajara el menú varía de hamburguesas, birria, sushi, pozole u otros, según una encuesta realizada semanalmente a los empleados.

3. Decora el espacio físico

La decoración del espacio de trabajo influye en la productividad y motivación de los empleados. Añade color de oficina; los tonos cálidos, como el rojo y el naranja, dan energía pero pueden ser un poco estresantes, y los tonos fríos, como el verde y el azul relajan. Lo mejor es tener una combinación entre ambos, y adornar las paredes con imágenes creativas e inspiradoras.

Una opción es colgar posters donde se exprese la misión y visión de la empresa de forma divertida. También es recomendable establecer paredes o pizarrones donde los miembros del equipo puedan compartir pensamientos y comentarios, o simplemente relajarse haciendo dibujos.

En cuanto a la disposición del espacio, apuesta por mesas largas de trabajo, sin separaciones, ya que éstas impulsan el trabajo colaborativo y la generación de ideas. Procura que haya un espacio abierto donde los miembros de tu equipo puedan reunirse y tomar un poco de aire fresco, e incluir sofás en las salas de juntas para cambiar la postura y procurar comodidad.

Tip extra: Apuesta por materiales y mobiliario reciclado y por opciones de iluminación naturales, para reducir el gasto energético.

4. Realiza actividades fuera de la oficina

Las actividades recreativas y ajenas al contexto laboral pueden ser ideales para motivar el trabajo en equipo y las relaciones entre sus miembros. Al menos una vez al mes planea una reunión (de preferencia al aire libre) donde convivas con tus colaboradores y se despejen del estrés del trabajo diario. Podrías organizar un partido de futbol, un día de campo o la visita a un recinto cultural o evento artístico.

Recuerda que la integración es fundamental para aumentar la lealtad por la empresa y mejorar el clima laboral.

 5.  Impulsa una actividad social o pro-ambiental

Además de ser una responsabilidad que tienes como empresa y de mejorar tu imagen al interior y al exterior, sumarte a una causa social y/o ambiental puede ser una estrategia efectiva para que tus empleados trabajen como equipo en pos de un objetivo y conozcan una parte más humana de ti y de sus colegas. De acuerdo con el perfil de tus empleados, elige una o varias instituciones a las que apoyar. Una buena forma de hacerlo más efectivo y divertido es realizando competencias sanas entre tus colaboradores. Por ejemplo, para la temporada navideña podrían hacer una colecta de ropa por equipos, y aquel que reúna más prendas obtiene un premio como un día libre o una comida gratis, o algo más simbólico como un ‘trofeo’.

6. Actualiza los programas y equipos continuamente

No hay nada más desesperante que trabajar con herramientas insuficientes y  máquinas obsoletas que no permiten a las personas hacer su trabajo eficientemente. Cada cierto tiempo actualiza el software de tus computadoras y los principales programas. No necesitas gastar una fortuna en adquirir nuevo equipo, puedes arrendarlo por menor precio y esperar a que tengas suficiente liquidez para comprar uno nuevo.

7. No prohíbas que la gente revise sus redes sociales

Si bien las redes sociales podrían significar una pérdida de tiempo, debes tener en cuenta que éstas son parte de la vida de muchas personas y que, de hecho, les son necesarias para comunicarse y mantenerse actualizados.

En especial, si trabajas con millennials, esta prohibición te dará una imagen de empresa anticuada y poco innovadora. Así que si quieres atraer talento joven no sólo no lo prohíbas, sino que motiva su uso e impulsa a tu equipo a escribir y publicar temas positivos sobre su trabajo.

8. Ofrece horarios flexibles

El horario fijo de 9 a 6 está probando ser cada día menos eficiente en las empresas. En primer lugar, porque en ciudades grandes esta clase de horarios genera tráfico excesivo y contaminación; en segundo, porque no todas las personas funcionan a la misma hora; y tercero, porque ofreciendo flexibilidad los empleados tendrán mayor balance con su vida personal, lo cual te agradecerán.

Puedes brindar distintas opciones de horarios y dejar que tus empleados elijan, y permitir que al menos una vez a la semana trabajen desde casa u otro lugar. La ideología detrás de esto es que la gente trabaje más por metas a cumplir que por el reloj.

9. Crea proyectos que no estén relacionados con el trabajo

Otra forma de relajar y hacer más divertido el clima laboral es realizar proyectos ajenos al trabajo diario de los miembros. Podría ser algo en beneficio de la empresa, como decorar de manera original la oficina, desarrollar algún prototipo de un producto aunque no se vaya a lanzar o trabajar en conjunto diseñando una campaña de marketing.

Salir de la rutina les permitirá aumentar su creatividad, abandonar su zona de confort e interactuar con personas con las que normalmente no lo hacen.

  10. Motiva la salud de tu equipo

Pocas cosas harán sentir a tus empleados valorados como mostrar una preocupación genuina por su salud y bienestar. Impulsa en tu oficina el ejercicio y la alimentación sana, entregando, por ejemplo, opciones de frutas y yogurt para desayunar. También puedes instalar una caminadora o acondicionar un pequeño espacio (incluso en el mismo escritorio) donde cada mañana o a medio día hagan ejercicios de yoga y respiración.

Otra idea es crear una oficina bici-amigable, donde puedan estacionar sus bicicletas, e inscribir a tu equipo a carreras o eventos deportivos. Además, cada seis meses o un año realiza check-ups para evaluar el estado de salud de cada miembro.

Share Button

4 básicos para ser un mejor lugar para trabajar

4 básicos para ser un mejor lugar para trabajar

Existen empresas -especialmente las grandes- que han empezado a revolucionar la forma de gestionar su capital humano. El resultado: “los mejores lugares para trabajar, el paraíso de todo trabajador”. ¿Cómo lo han logrado?

En teoría, muchos profesionistas conocemos el término “el mejor lugar para trabajar”, pero para la mayoría es algo inalcanzable, una utopía que jamás conocerá en su vida. La buena noticia es que en la realidad existen muchas empresas que a nivel internacional se están preocupando por estructurar programas de gestión de capital humano y lo llevan como estandarte en sus organizaciones.

Pero… ¿realmente existe un programa ‘integral’ que nos permita obtener beneficios mutuos? ¿Cuáles deberían ser sus características? Al respecto, Alejandra Apiquián Guitart, coordinadora de Psicología Integral de la Facultad de Psicología de la Universidad Anáhuac, asegura que estas empresas ajustan sus necesidades y realizan programas que satisfacen desde la demanda más básica hasta las grandes realidades de las empresas.

Sigue leyendo

Share Button

Eleva la productividad de tus empleados con este escritorio

Moderno Escritorio Productivo

Comodidad y soporte son las cualidades que Andrés Palma, director de Poliedro, empresa dedicada a la post producción de cine, encuentra en el escritorio para trabajar parado que la productora le compró en febrero de 2013.

Empleados del hospital Médica Sur, la aerolínea Volaris, las televisoras Televisa y TV Azteca y el banco HSBC, también utilizan este tipo de escritorios.

“Cada día más directivos lo piden”, dice Adrián Rodríguez-Granada, director comercial de Rom Consultoría, a la revista Expansión.

Sigue leyendo

Share Button

11 consejos para sacarle el mejor provecho a las mañanas

11 consejos para sacarle el mejor provecho a las mañanas

Suena el despertador y la modorra comienza. Te giras de un lado para otro en tu cama, y luego, con los ojos semi abiertos, te levantas para comenzar el día, generalmente apurada porque en las mañanas el tiempo vuela. Y así, día tras día te ocurre lo mismo.

Entonces, te planteas la siguiente pregunta: ¿es necesario cambiar la forma de despertar? Al parecer, es muy conveniente, ya que como la doctora en psicología Sherrie Bourg Carte plantea en un artículo publicado en la revista on line Psychology Today, la forma en que las personas comienzan su día, determinará cómo será el resto de la jornada.

“Si usted comienza su día sintiéndose apresurada, lo más probable es que va a sentir lo mismo cuando vaya al trabajo o al llegar a casa”, afirma.

Sigue leyendo

Share Button