Básicos pero infalibles para buscar empleo en tus redes

tema 31

La tercera actividad más realizada por los internautas mexicanos es: entrar en sus redes sociales, una actividad que no sólo se ha afianzado en los internautas, también en los reclutadores. Hoy en día no basta con enviar un CV, hoy las redes sociales son el lugar perfecto para conocer a los candidatos y conocerlos mejor que en una entrevista de trabajo. Ni modo, aquella barrera entre lo público y lo privado a partir de tus redes, se ha borrado.

Éstas son una gran herramienta para conocer a nuestros prospectos como reclutadores: es rápido y muy eficiente (…) todo está en nuestros perfiles, desde la experiencia laboral, nuestra imagen y cómo es nuestra personalidad profesional, en las redes sociales encontramos lo que necesitamos saber de un prospecto.

Esto por el lado de los buscadores de talento, pero ¿qué hay de quienes están buscando un empleo?

Te presentamos los puntos infalibles para conseguir trabajo a través de tus redes sociales:

1. Mantén tu perfil “impecable”

Si eres de los que utilizan las redes sociales para quejarte del mundo, hablar mal de tu jefe y de tus compañeros de trabajo o para subir las fotos de la última fiesta, haz un alto porque ya empezamos mal. Es cierto, seguro que Mark Zuckerberg lo inventó para hacer amigos y saber de ellos sin tener que encontrarse, pero los tiempos cambian y evolucionan, ahora no sólo sirven para fraternizar, hoy son tu tarjeta de presentación, el ejemplo de tu branding personal.

  1. Cuida tu fotografía

Es muy importante, pues recuerda que es tu carta de presentación con los reclutadores o con aquellos con quien quieres trabajar. Los reclutadores necesitan ver tu foto de perfil, para ellos es importante conocer de quién se trata el candidato. Si no la pones, la mayoría de las veces se piensa que el personaje es inseguro de sí mismo y esto no ayuda cuando hablamos de reclutar personal.

La recomendación es poner una foto a color, la foto debe ser de tu persona – nada de salir con amigos o en la fiesta- y la experta recomienda que sea de tu cara y no de cuerpo completo.

  1. Usa las redes de manera responsable

Facebook y Twitter son las más delicadas, asegúrate que tu perfil no sólo tenga fotos y comentarios del día a día, pon enlaces de interés profesional, realiza comentarios sobre sucesos importantes en tu carrera o empresa.

En el caso de Twitter, no envíes tuits cada cinco minutos, esto no es bien visto por los reclutadores, pues piensan que no pones atención a tu trabajo actual y denota irresponsabilidad. LinkedIn, la red social del empleo

No pierdas de vista la parte de la experiencia

Es bueno llenar todos los campos – en todas las redes sociales-, pero cuando hablamos de LinkedIn es muy importante cuidar tu encabezado y la experiencia.

  • Utiliza un nombre profesional, evita sobrenombres o apodos. Tu nombre y apellidos es lo que necesitas. • Describe el cargo que tienes y las actividades que haces.
  • No se te olvide tu carrera, especialidades, maestrías y doctorados. “Los reclutadores buscan por categoría, es por ello que necesitas colocar estos factores, así será mucho más fácil que te encuentren”. • Estas opciones también vienen en redes sociales como Facebook y Twitter, así que no olvides corregirlas o verificar que sean profesionales.
  • Cuida que tus logros y metas realizados en tus trabajos anteriores estén especificados en esta parte de tu perfil en LinkedIn. Es lo que más llama la atención en un CV, si colocas tus logros y esto lo fortaleces con números, seguro tendrás una mejor oportunidad.

Referencias y recomendaciones

Esta opción es muy importante para un reclutador o para cualquiera que vea tu perfil profesional, si no cuentas con ella, lo mejor es que la solicites. Cuidado de no poner como referencia a familiares o amigos que no has visto en años, es importante que tus referencias dejen testimonios o comentarios de cómo ha sido tu desempeño en otros lugares donde has trabajado. Te recomendamos incluir a personas con las que has trabajado y a ex jefes.

Validación de conocimiento

Cuida de resumir todas las aptitudes que tienes, es importante que te describas, el reclutador no sólo verá cómo te percibes, sino la seguridad que existe en ti mismo.

Pertenece  a grupos

Hasta ahora hemos descrito cómo llenar o tener tu perfil en esta red social, sin embargo, el cómo conseguir empleo a través de ella está en este consejo. Los grupos en LinkedIn son muy importantes, no sólo sirven como medio de entretenimiento y aprendizaje, sino son el pizarrón donde puedes darte a conocer y a notar. ¿Cómo? La experiencia o conocimientos no sólo se evalúan con test o resultados, cuando buscas trabajo tu experiencia se ve reflejada en los consejos que brindas, las opiniones que expresas y en los intereses que externas.

Házlo de la manera más profesional, tu interacción es lo primero que sobresale de tu perfil. ¡Ojo! En este tipo de interacciones puedes aprovechar para dar a conocer tu interés de trabajar en otra empresa o con alguien en específico. Existen opciones en las que puedes interactuar con la persona de manera privada, si ya la conseguiste puedes enviar tu CV o preguntar si existe la posibilidad de trabajar con ellos. ¡Si no lo intentas, no vale!

Facebook y Twitter

Seguro que después de encontrarte en LinkedIn pasarán a ver tus perfiles de Facebook y Twitter, pon atención a estas recomendaciones:

  1. Agrega a empresas y a profesionistas de tu interés

No sólo se trata de tener a tu mejor amigo como contacto, asegúrate que tu historial de amigos cuente con empresas y personajes de tu interés, esto te ayudará a estar actualizado sobre sus vacantes o simplemente te harás notar de mejor manera.

En el caso de Twitter es muy importante, pues de esta forma podrías interactuar en sus conversaciones u opiniones, esto te ayudará a que te noten y ten por seguro que será de forma positiva. Asegúrate que las empresas con las que quieres trabajar estén en tu lista.

  1. Puedes buscar empleo a través de Twitter

Para ello están hechos los hashtags, puedes utilizarlos para postularte a una plaza o para dar a conocer que buscas un empleo. No tienen nada de malo, muchas veces los profesionistas creen que estará mal visto si lo hacen, sin embargo, como reclutadores podemos decir que no es así. Refleja interés, habilidades y seguridad.

Puedes utilizar los hashtags siguientes: #empleo, #CV, #contrátame, #atraccióndetalento, #empleo, #buscoempleo, #meinteresatrabajarconustedes #NOMBREDELACOMPAÑÍA, #puestoalquebuscas, entre otros.

Share Button

Conviértete en el candidato ideal para los reclutadores

tema 29

Los reclutadores se han convertido en la primera opción de las empresas a la hora de buscar y conseguir talento, sin embargo, cada uno tiene su propia visión del talento perfecto y cada uno busca habilidades específicas que puedan llenar las altas expectativas de la empresa. No, no estamos hablando de confianza, hablamos de conquistarlos.

Todo parece indicar que la confianza, la preparación, las habilidades o la experiencia han dejado de ser suficiente para diferenciarse de otro candidato igual de calificado:

“PARA CONSEGUIR EL TRABAJO NECESITAS CONVENCER AL ENTREVISTADOR DE CÓMO VAS A APORTAR VALOR Y ÉXITO A SU ORGANIZACIÓN, EL TRABAJO EN EQUIPO Y LA CONCORDANCIA CON LA CULTURA ORGANIZACIONAL TAMBIÉN SON FUNDAMENTALES”

¿Cómo convertirse en el candidato ideal?

Si lo que buscas es ser contratado, debes comenzar a preguntarte: ¿Cómo puedo pasar de ser un buen candidato a ser EL CANDIDATO que ellos están buscando?

3 preguntas que un reclutador tiene en mente al momento de buscar al talento ideal y te explica por qué:

1) ¿Me gustaría trabajar con él o ella? 

“El candidato va a tener un papel crucial en mi equipo”, “Trabajaremos muchas horas juntos. Tengo que confiar al 100% en esta persona. A menos que realmente disfrutara trabajar con ellos, y viceversa, ambos podríamos tener un bajo desempeño”.

Según la investigación de Hays, muchas de las fallas de reclutamiento se presentan por una falta de coincidencia cultural entre el individuo y la organización.

El consejo es dar a tu entrevistador suficiente conocimiento de tu carácter para determinar si tienes el humor, la flexibilidad, adaptabilidad, iniciativa, ambición, pasión e integridad para trabajar bien juntos.

2) ¿Trabajarás bien con el equipo?

“En este puesto de trabajo no se quiere un triunfador que trabaje exclusivamente para su propio beneficio. Se requieren personas colaborativas que tienen en mente los mejores resultados para el equipo”.

Al prepararte para una entrevista tienes que pensar en las relaciones eficaces y valiosas de trabajo que has creado. Así que comparte casos en los que has dejado de lado las ambiciones personales en beneficio del equipo en general, seguramente serán bien recibidas y valoradas por el reclutador.

3) ¿Vas a ayudar a que mi empresa tenga éxito?

“En una entrevista, el candidato puede hacer preguntas acerca de un reto que tuvimos que enfrentar en nuestra industria, y en la discusión,  puede desarrollar una solución inteligente. Su desempeño fue impresionante. Del mismo modo, se busca escuchar específicamente lo que ha hecho para resolver problemas y obtener resultados exitosos en sus trabajos anteriores”.

“No se necesitan personas que hagan solamente su trabajo; se necesitan personas que marquen constantemente una diferencia positiva”. 

3 puntos que no debes olvidar al escuchar “entrevista de trabajo”:

Investiga. Sí, una vez más y las que hagan falta. La investigación es fundamental, y muchos la dejan de lado. Asegúrate de investigar a la empresa en la que quieres laborar: su estructura directiva, sus logros, sus áreas de interés y los próximos proyectos.

Estudia el perfil que buscan. Debes saber cuáles son las habilidades que están buscando y si cuentas con ellas, asegúrate de preguntar TODO, desde grado de estudios, cursos, especialidades y principales habilidades; esto te ayudará a la hora de contestar preguntas clave.

Tu imagen. Al haber estudiado la empresa sabrás cómo ir vestido, si bien existen empresas donde el código de vestimenta no existe, también existen empresas sumamente formales, asegúrate de ir adecuadamente. ¡Ojo! Aun cuando la empresa sea informal, ve formal a la entrevista –un pantalón de vestir o falda, camisa y suéter ayudarán–.

Habilidades a mostrar, fundamental para el rol del entrevistado

Las habilidades que demuestres durante la entrevista de trabajo pueden hacer la diferencia entre una decisión positiva y una negativa, cuáles son las más buscadas por los reclutadores:

Comunicación. “Es fundamental para cualquier vacante, necesitan tener grandes habilidades para comunicarse durante la entrevista de trabajo, tienen que desenvolverse de manera natural, dejar a un lado el nerviosismo y penas”. El diálogo debe contener 3 cosas fundamentales: presentación, experiencia y preguntas sobre la empresa.

Liderazgo. Así es, desde el principio está buscando talento que puedan ser los próximos directores de área, necesitan gente capacitada con buen manejo en la toma de decisiones. Cuida tu lenguaje corporal y verbal, esto te ayudará a tener presencia y control de la situación.

Share Button

Cómo hablar de tus defectos en una entrevista laboral

tema 24

La entrevista de trabajo suele tener características específicas: un tiempo de duración no mayor a diez minutos, preguntas clave para identificar las cualidades y fortalezas de la persona, tiempo para determinar la responsabilidad y puntualidad del aspirante, y preguntas que determinarán si es el candidato indicado para el puesto o definitivamente no. Y nuestros defectos no pueden escapar de este interrogatorio.

No se trata de preguntas capciosas o trampas establecidas, cuando se trata de una entrevista de trabajo el entrevistador debe analizar tu capacidad de reacción y la percepción que tienes de tu persona, cuando llega este momento es hora de hablar de nuestras áreas de oportunidad y… de nuestros defectos.

Quienes se hayan presentado a una entrevista de trabajo seguramente reconocerán esta pregunta: “¿Cuáles son los defectos que consideras tener?”.

Aquí es donde todo inicia: el malestar estomacal, el sudor en las manos y la desaparición de cualquier idea pertinente que podías decir.

Los expertos aseguran que este estado incómodo es muy natural, pues a todos nos gusta hablar de nuestras virtudes, pero pocos sabemos enfrentar y hablar de nuestros defectos.

“No se busca intimidar o incomodar al entrevistado, es importante analizar su reacción y el control de la situación. En este momento, la mayoría de las personas, suelen ponerse nerviosas bajo la presión en la que se encuentran y aquí es donde el reclutador ve cómo se maneja la persona bajo estas circunstancias.

El experto en temas de RRHH asegura que si bien esta práctica se realiza en la mayoría de las entrevistas.

Ante esto, te damos las siguientes recomendaciones para que tu entrevista deje de ser una mala experiencia y se convierta en una buena oportunidad para externar tu profesionalismo y tus capacidades.

Recomendación #1. Prepárate

Ninguno de los expertos se cansará de decirlo: es importante que tengas conocimiento de la empresa a la que vas, de los objetivos y la cultura que la distinguen y, por supuesto, que te prepares para la realización de una entrevista de trabajo.

El momento va a llegar, así que analiza estas recomendaciones y practica antes de llegar a tu entrevista.

Recomendación #2. No actúes

Los reclutadores se darán cuenta, evita ser falso a la hora de hablar sobre ti mismo. Si bien es cierto que debes demostrar seguridad y un alta autoestima, también es cierto que no debes mentir y exagerar tus cualidades, por muy buenas que sean tus intensiones.

“El mejor consejo es que seas sincero contigo y con la persona que te entrevista. Somos expertos en el área y nos damos cuenta cuando tratan de forzar alguna información. Antes de entrar a una entrevista laboral, te recomendamos tranquilizarte y pensar que platicas con un amigo”.

Recomendación #3. Sé inteligente al contestar

Estas preguntas suelen ser comprometedoras… si no sabes cómo contestar, ya que pueden perjudicar de manera significativa la decisión de contratarte o no. Estas interrogantes suelen aplicarse para ver tu capacidad de reacción y tu inteligencia para resolver los problemas bajo circunstancias de gran presión. Por ello, respira profundo y sé inteligente a la hora de contestar.

Se recomienda hablar sobre nuestras áreas de oportunidad y hablar de manera estratégica, por ejemplo:

– “Tengo muchas áreas de oportunidad, como cualquier persona. Sin embargo, creo que debo mejorar en algunos aspectos. Uno de mis mayores retos es mejorar en la disciplina con mi persona, creo que debo de poner más atención en mi salud física y uno de mis propósitos es ir más seguido al gym”.

– “Como cualquier persona, creo que hay aspectos en los que debo mejorar. Uno de mis grandes propósitos es poner más atención en mi vida personal y en mi preparación. Espero terminar mi meta de leer, mínimo, un libro al mes”.

– “Estoy seguro que uno de los puntos que debo reforzar es cuidar mi alimentación. Necesito poner más atención en mis horarios de comida y en qué cosas ingiero”.

– “Una de mis debilidades es mi disciplina al levantarme. Creo que necesito mejorar mi rutina al dormir para poder levantarme e ir al gimnasio”.

Se trata de decir las cosas, pero no de manera tajante.

Puede ser que tengas algunos problemas de disciplina, como todos, pero es importante contestar de manera inteligente.

“Finalmente, el objetivo es evidenciar qué tan honesto, constante y disciplinado es el candidato, el dar un giro a la pregunta, no sólo puede verse original, sino puede llegar a impresionar al entrevistador”.

Recomendación #4. Nunca digas… 

Recuerda que se trata de estrategia, nunca vayas a comprometerte con respuestas erróneas. El experto recomienda no decir lo siguiente:

  • Una de mis mayores debilidades es la puntualidad, tengo que aprender a llegar más temprano a mis citas.
  • Tengo problemas con la entrega de los proyectos.
  • No soy un buen líder.
  • Creo que necesito trabajar en mis tiempos de entrega.
  • No soy disciplinado con mi gente.
  • Tengo problemas para enfrentar a la autoridad.

Recomendación #5. Convierte tu debilidad en algo positivo

Se trata de estrategia. Puedes hablar sobre tu obsesión a la perfección, pero asegurándote que sea beneficioso para la empresa. Por ejemplo:

– “Creo que debo trabajar en mi obsesión en la perfección. Sin embargo, creo que también es una virtud, pues me ha ayudado a conseguir grandes objetivos”.

Busca algunas características que puedas transformar.

Recomendación #6. Toma el control

No te apresures a responder, algunos expertos aseguran que es recomendable hacer una pequeña pausa, esto le hará saber al entrevistador que tienes todo bajo control. Asegúrate de pensar, de manera estratégica, tus respuestas.

Evita utilizar muletillas, tartamudear o frases muy hechas. Esto sólo dejará ver que lo tienes preparado y que no es una respuesta sincera y espontánea.

Recomendación #7. Habla de tu compromiso y dedicación

Sí, tienes que hablar de tus defectos, pero también llegará el momento de hablar de tus virtudes. Así que no pierdas la oportunidad de hablar sobre ello y asegúrate de destacarlas.

Expertos aseguran que las capacidades más valoradas por los reclutadores son:

  • El compromiso.
  • La capacidad de adaptación al cambio.
  • La comunicación.
  • El liderazgo.
Share Button

¿Qué leen los reclutadores en tu CV?

tema 18

Los reclutadores solo pasan un promedio de 6.25 segundos viendo el currículum de algún candidato antes de decidir si encajan o no en el puesto. De esos seis segundos gastan el 80 por ciento (5 segundos) viendo lo  siguiente:

  1. Nombre
  2. Empresa y puesto actual
  3. Empresa y puesto anterior
  4. Fechas (ingreso y terminación)
  5. Educación

TheLadders usó una técnica científica llamada “eye-tracking”, la cual monitorea los movimientos del ojo y analiza dónde y por cuánto tiempo es que una persona se enfoca cuando está procesando la información. Se estudió la conducta de 30 reclutadores por un periodo de 10 semanas para ver cómo leían los currículums.

Los reclutadores pasaron el restante 20 por ciento del escaneo buscando por palabras clave que fueran de acuerdo con los requerimientos del puesto. Pero de acuerdo con el estudio, basan su decisión en los 5 puntos arriba mencionados. Si el C.V. tiene una fotografía, los reclutadores pasan 19 por ciento de esos seis segundos enfocados en la fotografía, en lugar de fijarse en las aptitudes del candidato o en la experiencia.

Mucha gente manda cartas de presentación acompañando el currículum. Si bien hay opiniones encontradas entre los reclutadores que prefieren mucha información del candidato y los que solo leen 6 segundos, nunca está de más poner algo de información extra. Los conceptos clave que deben acompañar tu C.V. (no más de una o dos oraciones por punto) son:

  1. Qué te motivó a aplicar para ese empleo.
  2. Por qué crees que estás calificado para el puesto.
  3. Menciona el nombre de la compañía al menos dos veces. En el caso de cartas de presentación, muchas veces parecen machotes enviados a varias empresas. Nunca utilices la frase “su compañía”, pues muestra poco interés.
  4. Da razones de por qué estás aplicando a un puesto fuera de tu ciudad. De entrada, los reclutadores piensan que estás aplicando para varios trabajos en todo el mundo. (Más opciones, menos posibilidades de que los elijas). Además, los reclutadores piensan dos veces en contratar a alguien foráneo por los gastos que dé traslado, costos de vida, escuelas y mudanza.
Share Button

Pruebas Psicométricas

tema 14

Todos vamos a pasar o hemos pasado por lo mismo. En las oportunidades laborales elaboramos  nuestro CV, buscamos información acerca de la empresa, acudimos puntual a nuestra entrevista, causamos una buena opinión al reclutador y es allí cuando nos dicen “vas a realizar pruebas psicométricas”. ¿Pruebas psicométricas? A menos que hayas estudiado psicología durante la escuela no te preparan para estas pruebas. Y si bien en algunas de ellas no hay respuestas correctas o incorrectas, su evaluación sí puede determinar si consigues el empleo o le sigues buscando.

Pues bien, aquí te mencionamos cuáles son las pruebas psicométricas más comunes que te encontrarás principalmente en tus primeras entrevistas y para qué les sirven a los reclutadores. Los reclutadores utilizan estas herramientas para detectar y determinar quién es el mejor candidato para cubrir la posición vacante. Existen 3 clasificaciones básicas de estas pruebas, test de inteligencia, test de personalidad y los test de aptitudes y habilidades.

1. Dentro de los Tests de inteligencia podemos encontrar el Terman Merrill, aplicable a candidatos con escolaridad de bachillerato en adelante para posiciones administrativas, supervisores, coordinadores, gerenciales de primer nivel, etc. Lo que mide este test es el Coeficiente Intelectual (CI).

2. En Tests de personalidad, Cleaver es el que comúnmente es utilizado en los procesos de reclutamiento, y nos da una visión entre persona-puesto (perfil del puesto-perfil de la persona) aportando criterios de probables reacciones bajo condiciones laborales normales y condiciones con alta presión. Esta prueba es aplicable a candidatos con escolaridad de bachillerato en adelante y se utiliza para posiciones administrativas, supervisores y coordinadores.

3. Dentro de la clasificación de tests de aptitudes y habilidades podemos encontrar el Moss (adaptabilidad social) y el Zavic (honestidad). Moss, puede darnos ideas de los diferentes comportamientos de una persona bajo supervisión  y con personal a su cargo, cuál es habilidad de supervisión y sentido común, toma de decisiones y comportamiento con las relaciones humanas. Zavic, se enfoca en intereses de la persona y valores como: corrupción, legalidad, indiferencia, moral y en intereses de tipo económico, social y político.

Cabe mencionar que hoy en día se ha evolucionado en la aplicación de estas psicometrías, si bien podemos resolver estas pruebas en papel con hoja de preguntas y respuestas, también las pueden realizan por internet desde la comodidad de la casa generando sus resultados de forma inmediata a los reclutadores, la diferencia en muchos de los casos es el cómo nombran a las evaluaciones pero el resultado de estas siempre tiene la misma base solo asegúrate de identificarlas.

Share Button

5 errores más comunes en un CV que debes evitar

tema 1

En enero no solo inicia el año, sino también las oportunidades para conseguir o cambiar un empleo, y esto principalmente en el período que va desde la segunda quincena hasta la última semana de febrero. ¿Por qué? Por las propias dinámicas de las empresas y los supuestos de todas aquellas personas que postergan la búsqueda de trabajo pensando que nadie contrata iniciando el año.

No todo fue fiestas para las empresas durante diciembre, en realidad muchas trabajaron a marchas forzadas para planear y definir sus presupuestos, por lo que el inicio de año marca también la apertura de nuevas plazas. Así que aunque enero parece un mes “paralizado”, en realidad es uno de los momentos más apropiados para acceder a nuevas oportunidades laborales.

¿Necesitas razones? Aquí hay tres: 

  1. Las empresas colocan vacantes porque buscan cubrir los puestos más estratégicos.
  2. Hay menos competencia por quienes deciden tomarse este mes de descanso y suspenden la búsqueda laboral.
  3. Un empleo temporal puede convertirse en permanente, pues si bien las empresas también buscan trabajadores eventuales, una vez obtenida la oportunidad es el interés y el esfuerzo realizado lo que conseguirte una plaza permanente.

En este sentido, tu Curriculum Vitae, u hoja de vida, toma gran relevancia al grado de que puede ser un factor decisivo entre llamar la atención de los reclutadores o simplemente pasar desapercibido.

Los grandes corporativos y las empresas más famosas de todo el mundo reciben miles de currículos cada semana. Sólo por citar un ejemplo: en 2012 Google anunció que incrementaría su plantilla con 6,200 plazas nuevas; a cambio, en siete días obtuvo como respuesta ¡más de 75,000 hojas de vida!

Con tal cantidad de documentos, seguramente han desarrollado algún método para revisar cada uno de ellos de manera rápida y eficaz.

Sabiendo esto (el gran número de interesados que puede haber por una vacante) y que ya hemos hablado anteriormente de este tema, hay una razón para volver a él: se siguen cometiendo los mismos errores.

Por eso, Laszlo Bock, vicepresidente del motor de búsqueda más usado en Internet y con más de 20,000 CV revisados en su carrera, aconseja qué errores debes evitar, y te explica qué hacer en cada uno de ellos para que tu currículo sea un documento impecable.

1.- “Typos” o erratas

Es la falla más común, el 58 % de los CV tiene errores tipográficos.

Podemos verlos como “faltas” de ortografía, aunque no necesariamente nos referimos a acentos o signos de puntuación. Suceden cuando se escribe “expereincia” en vez de “experiencia”, “profresional” en vez de “profesional” o “productvidad” en vez de “productividad”.

Pueden ser invisibles y difíciles de encontrar cuando se ha pasado mucho tiempo modificando un documento.

El tip: lee tu currículum de abajo para arriba. Te ayudará a centrarte en cada frase de forma aislada.

2.- El formato (organización)

Es vital lo que dices pero también la forma en que lo presentas: usa una letra legible, de buen tamaño; ordena bien la información, que se vea pulcritud en la hoja.

3.- Extensión del CV

Una hoja, máximo dos. Además de mostrar tu preparación y aptitudes para un trabajo, en este documento estás revelando tu capacidad de síntesis, tu ingenio para establecer prioridades y la efectividad de tu comunicación para decir lo más importante de ti en pocas líneas.

Sí, a todos nos gustaría contar y contar todo lo que hemos hecho y dar miles de ejemplos de por qué somos los mejores para una vacante, pero ya habrá tiempo para eso en la entrevista.

El tip: de momento, enfócate en captar la atención de los reclutadores con un archivo corto, atractivo y eficiente.

4.- Información confidencial

Regularmente sabemos que hay datos de nuestros empleos anteriores que no debemos comentar. Sin embargo, puede pensarse que, “para ser más interesante” ante los departamentos de Recursos Humanos, no estaría mal brindar uno que otro apunte en nuestra hoja de vida.

Suena atractivo, pero no lo es. De hecho, puede mostrarte como una persona poco confiable, a la que no se le debería de contratar.

El tip:piensa en qué te gustaría que se hiciera público en un blog o periódico y lo vieran tus jefes anteriores, ¿podrías sostener todo lo que dices en tu currículo?

5.- Mentiras

No está bien mentir o inventar, cualidades o aptitudes que no tienes, si quieres evitar problemas futuros y  cerrarte oportunidades de trabajo, te aconsejamos que seas honesto respecto a tu experiencia laboral y profesional.

Haz que tu CV destaque al postularte a una vacante.

Share Button

¿Por qué no te dan el empleo?

tema 74

Para todo candidato, la entrevista laboral, es una de las etapas más angustiantes. Por eso, es fundamental preparar todos los aspectos y no dejar nada al azar. Pero aunque estés muy preparado, siempre existirá la incertidumbre acerca de las preguntas que hará el reclutador, en qué aspecto se fijará, cómo poder agradar y causar una buena impresión.

Una de las formas de obtener información enriquecedora de los candidatos, es a través de las preguntas que formulan los reclutadores. Las entrevistas son instancias que sirven para conocer personalmente a los candidatos, sus gestos, postura corporal y su actitud ante las preguntas.

Durante las entrevistas de trabajo, los reclutadores están alertas a muchos detalles más allá de las respuestas.

Si bien la formación académica y experiencia es importante, en la entrevista laboral, existen otros aspectos que serán valorados.

Los 5 principales aspectos evaluados y analizados por los reclutadores.

1. La imagen

Más que la vestimenta formal, son todos los elementos que constituyen la imagen. Los colores usados, el maquillaje, peinado, pero también los olores, limpieza de las manos y cabello, y hasta si los zapatos están perfectamente lustrados. Además de tener una buena presencia, peinado y llevar un estilo acorde al cargo.

2. Claridad en las respuestas

Debes ser capaz de explicar todos los puntos que señalas en tu CV, tales como experiencia, habilidades, competencias y logros. Recuerda repasar aquellas respuestas a preguntas frecuentes de la entrevista laboral: ¿Cuáles son tus mayores defectos? ¿Por qué quieres trabajar en la empresa? ¿Qué te atrae de este cargo?, entre otras. Pero, además, el reclutador te puede sorprender con preguntas poco habituales o que no sean respecto a tu currículum, por eso es necesario que te prepares y no te pongas nervioso.

3. Conocer a la empresa

Es necesario tener conocimiento sobre la historia, cultura, giro, servicios, competencia y prestigio de la empresa. Asegúrate de que tus argumentos se sustenten en esos puntos. Investiga sobre la empresa, ya que en este aspecto será evaluada tu seriedad y responsabilidad profesional, así como tu interés por pertenecer a la compañía.

4. La seguridad

A ningún reclutador le gustará una persona que tambalea en sus respuestas y que demuestra inseguridad en sus capacidades. Mientras más seguro te demuestres y tengas claros tus objetivos, más probabilidades tendrás de quedarte con el empleo. Pero también es importante que esa seguridad se refleje en tu postura, en un buen apretón de manos y en tus gestos.

5. Mostrar entusiasmo e interés

La entrevista no puede terminar sin que aclares todas tus dudas, esto demostrará interés por el puesto de trabajo. No tengas miedo a preguntar. Pero cuidado con las preguntas que haces, no vaya a ser que esto te juegue en tu contra. Por ejemplo, no vayas a preguntar en la primera entrevista cuánto pagan, cuál es el horario, cuánto tiempo dan para comer, etcétera. Esas preguntas se formulan una vez que hayas sido el candidato elegido.

En resumen, las pruebas de selección pueden ser muy variadas, entrevistas personales, test cognitivos, técnicas de simulación, etcétera. La clave es que los candidatos trabajen su imagen, que sus respuestas sean claras, tenga conocimientos de la empresa, demuestre seguridad e interés por el cargo, excelente actitud y disposición y que la empresa detecte no solo lo que hayas estudiado, sino que puedes ser un muy buen aporte que hará ganar en muchos aspectos a la organización.

Los candidatos deben cuidar no caer en errores como llegan con actitud exigente a la entrevista o hablar mal de sus exjefes o empresas anteriores. Esto provoca un auto sabotaje.

Share Button